Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for 30 noviembre 2008|Monthly archive page

El colaboracionismo barato de los vendepatrias

In Actualidad on 30 noviembre, 2008 at 1:00

paulinoLo ha explicado el miércoles de esta pasada semana en el parlamento colonial el presidente del gobierno autonómico: “para afianzar la pertenencia de Canarias a España es necesaria una financiación justa para las Islas“. Paulino Rivero remarcó que “para Coalición Canaria cualquier definición del Estado español o la nación española está dentro de la constitución española”.

Rivero se olvida de que esa constitución monárquica metropolitana, que establece en su artículo 2º que “la Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española”, también sentencia en su artículo 8º que “las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional”.

Por lo tanto, solo cabe dentro de la constitución borbónica lo que los poderes centrales del Estado consideren. Y si alguien se desmanda, ahí están “el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire” para meterlo en vereda.

Pero lo que da verdadero asco es ese alma de mercachifle con que se arrastra en pos de cuatro duros de la financiación estatal, ofreciendo  “afianzar la pertenencia de Canarias a España “. Poniendo a nuestra patria en la balanza como vulgar mercadería. “Oigan”, viene a decir, “si quieren que la correa con que atan a la colonia esté bien apretada, suéltenme unos millones”. Y este tahúr se dice presidente de todas las canarias y los canarios. Qué vergüenza.

¿Y que quiere decir “una financiación justa” para Canarias? ¿Acaso que la banca española y las multinacionales europeas van a devolver lo que están saqueando y han saqueado durante siglos? ¿Que el gobierno de la metrópoli va a indemnizarnos por las decenas de miles de canarias y canarios vendidos como esclavos, por las violaciones, por las muertes, por el “impuesto de sangre”? ¿Que van a devolvernos las tierras que nos robaron?

Que nos devuelvan nuestro país, nuestra dignidad, la independencia de nuestra nación, porque es imposible ningún tipo de “financiación justa” entre el amo y el esclavo. Cualquier arreglo que permita a España mantener su presencia en Canarias -el Pacto Colonial histórico- le resulta en verdad barato.

Pero lo que este colaboracionista desvela involuntariamente en su particular oferta –eche quince centavos en la ranura si quiere ver la cadena más prieta– es que Canarias no es España ni de coña: sólo es posible ocuparla o alquilarla. Al menos, alquilar a los vendepatrias que están dispuestos a entregar a su propia madre por treinta monedas de plata. O por menos, ya se sabe: todo es negociable

El deterioro de la Sanidad pública canaria

In Actualidad on 29 noviembre, 2008 at 1:00

urgenciasLa estrategia del gobierno autonómico pasa por reducir al mínimo posible los gastos en la Educación y la Sanidad públicas, y disponer así de más dinero para el gang de capitalistas al servicio de los cuales gobierna, bien sea mediante subvenciones, bien mediante la contratación de obra pública innecesaria.

En lo que se refiere a la Sanidad, el deterioro es cada vez más galopante. las listas de espera reales no bajan, ni para intervenciones quirúrgicas ni para pasar consulta con los especialistas. En muchos casos se da cita para dentro de ocho o nueve meses. Se cierran ambulatorios o se reduce drásticamente su horario y sus servicios. Las citas en atención primaria se retrasan cada vez más. No se sustituyen los médicos enfermos o de vacaciones, sumando los pacientes de uno a otro. Y se sigue con la política de contratar médicos por días.

Los centros hospitalarios siguen presentando graves deficiencias, especialmente en Urgencias. La Consejería de Sanidad presiona a los médicos para que reduzcan el número de recetas por paciente, lo que afecta especialmente a enfermos crónicos y a ancianos. Sin embargo, más del 90 por ciento del gasto en medicamentos se debe al gasto farmacéutico hospitalario.

De la misma forma se presiona a los facultativos para que concedan las menos bajas laborales posibles, lo que se acompaña de una inspección médica que actúa con ensañamiento y despotismo contra las trabajadoras y trabajadores enfermos de media y larga duración.

El “ahorro” consiste fundamentalmente en reducir personal, con lo que no sólo se sobrecarga a médicos y enfermeras de trabajo, sino que se resiente gravemente la calidad de la atención a los pacientes. En cambio, macrohospitales como el Dr. Negrín siguen siendo auténticos agujeros negros presupuestarios. Y claro ejemplo de un modelo desfasado ya hace treinta años, inaugurado apresuradamente en campaña electoral. En el que el mantenimiento anual cuesta lo mismo que hacer otro hospital nuevo.

Ese “ahorro” se convierte en un brutal incremento del dinero público destinado al negocio de la medicina privada, que supera ya el 30% del gasto sanitario en Canarias. Con beneficiarios muy significados, como el grupo Hospitén del capitalista Pedro Luis Cobiella.

Los cientos de reclamaciones diarias sólo sirven para la trituradora de papel de Atención al Paciente. En el momento en que uno está más indefenso, en peores condiciones para protestar y con la angustia de la enfermedad.

Evidentemente, los mandamases de la Sanidad en Canarias no tienen corazón. Ni vergüenza. Pero nosotros sí debemos tener cabeza para luchar por una sanidad digna mientras podamos, antes de acabar triturados en la maquinaria del Servicio Canario de Salud.

Un gesto elemental

In Cultura, Opinión on 28 noviembre, 2008 at 1:01

carlospulido1Carlos Pulido

 
Eso de que la democracia es ‘el poder de, por y para el pueblo’ cada día suena más a ilusión. Afirmar que, en democracia, la voluntad y los intereses (que rara vez coinciden) de la mayoría determinan las decisiones estatales, es puro desvarío. La democracia -tal y como se usa este término hoy- es, sobre todo, un legalismo formal, la adhesión incondicional a un cierto juego de reglas formales que garanticen que los antagonismos quedan absorbidos dentro del juego. Y es que hay palabras que son falsas como monedas de latón, y tampoco es cuestión de confundir la ideología gobernante con la ideología que parece dominar; pues por ese camino uno termina creyéndose la ilusión última de la democracia (precisamente donde las ‘limitaciones’ llegan a ser verdaderamente tangibles), y que no es otra que puede hacer la revolución social, sin dolor, por medios pacíficos, simplemente ganando las elecciones. Podríamos llamarla la ilusión ‘formalista’, ya que se abstrae de la estructura concreta de las relaciones sociales dentro de la cual la ‘forma democrática’ funciona. En fin, que me viene a la memoria una vieja lección marxista: el problema de la democracia no tiene que ver con la democracia, sino el hecho de que una forma de poder estatal implique ciertas relaciones de producción.

Debe ser que este capitalismo global parece el ‘único toro que hay en la plaza’, pues la izquierda realmente existente sigue el doble juego de prometer a los trabajadores el máximo posible de Estado de Bienestar, y a los explotadores el pleno respeto a las reglas del juego (capitalista), y las firmes censuras a las demandas ‘irracionales’ de los trabajadores; y es que ya casi nadie considera seriamente alternativas posibles al capitalismo. Mientras la imaginación popular es acosada por visiones cinematográficas del inminente ‘colapso de la naturaleza’, del cese de toda la vida en el planeta, parece más fácil imaginar el fin del mundo que un cambio más modesto en el modo de producción.

Todo esto es sólo una muestra más del posmoderno desprecio hacia las grandes causas ideológicas y la noción de que en vez de intentar cambiar el mundo, deberíamos renovarnos personalmente mediante la adscripción a nuevas formas de actividad subjetiva, sea esta espiritual, estética, sexual, etc. Ante argumentos de este tipo, uno no puede más que recordar las viejas lecciones de teoría crítica: cuando tratamos de preservar la esfera íntima de la privacidad contra la violencia ‘alienante’ de los asuntos públicos, es la propia privacidad la que se pierde. Retirarse hacia asuntos privados significa hoy adoptar formas publicitadas por la industria cultural contemporánea. Desde tomar clases de enriquecimiento espiritual a apuntarse a un gimnasio ‘body building’. El último capítulo de esta reclusión en la privacidad es la confesión pública de los secretos íntimos en los shows de televisión. Contra este tipo de privacidad, el único modo de saltarse las restricciones de la vida pública ‘alienada’ es inventar una nueva colectividad.

Sin embargo, tengo la impresión que esa nueva sociedad necesita un gesto elemental de politización, discernible en todos los grandes acontecimientos democráticos, desde la Revolución Francesa (en la que el ‘tercer estado’ se proclamó idéntico a la Nación como tal, en contra de la aristocracia y el clero), al fallecimiento del ex-socialismo del este europeo (en que los ‘foros disidentes’ se proclamaron representantes de la sociedad entera en contra de la nomenklatura del Partido). En este sentido es donde política y democracia vuelven a ser sinónimos.

En fin, que necesitamos una lógica diferente de compromiso colectivo, de compromiso ético, con nosotros mismos y con nuestra sociedad. ¿Dónde encontrarla? ¿Cuál es la solución? Me gustaría poder desarrollarlo ahora, pero este texto debe terminar aquí.

Va por ti Agustín

In Actualidad, Opinión on 28 noviembre, 2008 at 0:22

agustin2COLABORACIÓN

 

Redacción de LQSomos

Nunca hubiéramos querido escribir esta nota, esta jodida nota, que nos llena de dolor. Todos sabíamos que estabas mal, que estabas enfrascado en una lucha que tú a pesar de las circunstancias siempre definiste con ironía:

“Y es que la cosa ya no depende mi. Depende de los médicos, “ruscas” y demás bichos que se empecinaron en anidar en mi cuerpo. En breve me tengo que someter a otra intervención quirúrgica porque mi cáncer se mostró como Bush, pertinaz e intransigente. Y me sigue declarando la guerra como lo que, a su parecer, soy… un terrorista y debe aniquilarme” (Junio de 2008)

Incombustible luchador, pertenecía a esos “rojos” que nunca tiran la toalla, a esas personas que son, solidaridad y compromiso durante trescientos sesenta y cinco días al año, ciudadano del mundo lleno de internacionalismo.

Republicano de Getafe, que cambio de aires rumbo a Canarias desde donde recibíamos sus colaboraciones cargadas de sentimiento isleño, desde donde sabiamente supo ver que Canarias es un pueblo independiente, aunque no se lo reconozcan:

“Canarias limita al Norte con agua; al Este con agua; al Sur con agua y al Oeste con más agua.España limita al Norte con pesca, agricultura, ganadería e industrias; al Este con más pesca, “Terras Míticas” e islas “Re-aleares”; al Sur con los bancos pesqueros marroquíes y saharianos y turismo macro-mafioso; al Oeste con caciques, terratenientes y planes de empleo rural” (Febrero de 2008)

Sus notas fueron publicadas en diferentes web, donde se hicieron periódicas sus colaboraciones, pasando a ser patrimonio de los llamados “medios alternativos”.

También siguió con sus colaboraciones en una radio comunitaria canaria: Radio Guiniguada en la que tuvo que dejar de participar con su análisis de la realidad social, porque su gran enemigo personal le estaba ganando la batalla, el cáncer le devoraba la lengua, para Agustín el micrófono había terminado.

Pero sus notas nos siguieron llegando, como un grito de libertad y de lucha por una vida a la que se aferró lleno de amor e ideas:

“Nunca, nadie, dijo que después de 100 años de conquista, de los 70.000.000 de indígenas que existían sólo quedaban unos escasos 3.500.000. Nadie habló de los indígenas que fueron sometidos al trabajo esclavo, de la aniquilación de su cultura y creencias ni de los centenares de miles de muertos por enfermedades infecciosas que desconocían” (12 de octubre de 2008, último artículo)

Ideas, ese fue tu gran empaque, tenerlas y defenderlas, no renunciar, continuar, seguir, luchar.

Volvías a Madrid este viernes, pensábamos verte el domingo o el lunes, sabíamos que venias a hacer un sprint en esa batalla que librabas dentro de tu cuerpo.

Ahora te decimos adiós y sigue siendo jodidamente jodido, saber que ya no habrá encuentro, que no habrá plática y que ese “mate” que le debíamos a Mónica, no lo podremos compartir.

Muchas veces hablamos de ese intento de construir la playa de nuestra revolución soñada, con esos pequeños granos de arena fina, que es cada artículo, cada denuncia, cada lucha. En una parte de esa playa ya estas tú para siempre, nosotros seguiremos lanzando grano a grano nuestra utopía de revolución, de ese otro mundo que sabemos que esta aquí. ¡Benditas utopías! compañero del alma… compañero Agustín.

¡Salud y República!

LQSomos. Redacción. Un 27 de noviembre de 2008.

 

P.D. De Mónica Oporto

Hombre

Para Agustín Mora Valle.

Se cuánto peleaste contra ese puto cáncer.

Ese mismo al que muchos “gorilas” vivan cuando silencia a los que luchan.

Y se que no se la hiciste fácil porque no bajaste la guardia.

A quienes te conocimos nos nace un dolor profundo porque se nos fue un compañero de LOQUESOMOS con quien compartimos ideales y luchas.

Sin embargo nos dejaste un ejemplo de lucha: no te silenció, menos te maniató tu dolencia. Y seguiste con tus notas en este espacio de libertad.

Se que donde estés florecerán música, poesía, pasión por la justicia, libertad.

Recibe, de esta “guapetona” -como solías llamarme- algo que tantas veces compartimos, y que te dedico porque te retrata.

¡Hasta siempre Amigo!

De quererte cantar sufro disnea
bastante más allá de los pulmones.
Tu sombra brilla hoy en la pelea
mayor de la conciencia y las razones.
Por ti canto de pecho,
como el sueño en que giro
y leve, como aún respiro.
Por ti adelanto trecho
a lo que falta en tono
y canto lo que no perdono.

Hombre, hombre y amigo,
aún queda para estar contigo.
Hombre, hombre sin templo
desciende a mi ciudad tu ejemplo.

Supiste cabalgar contra quien odia
desde su torre de odio y exterminio,
pero, en mi parecer, te dio más gloria
el alma que tallaste a tu dominio.
La medicina escasa,
la más insuficiente
es la de remediar la mente.
Y la locura pasa
risueña cuando engaña,
cual odio de la propia entraña.

Hombre sin apellido,
un poco de piedad te pido:
hombre, ay, todavía,
que un tanto más allá está el día.
De la melena inculta a la calvicie,
del número inicial a lo incontable,
desde la tumba hasta la superficie,
tras breve veinte tan multiplicable
me llega un canto alado
de fiebres de la infancia,
me brota la invención del ansia
y entero y mutilado,
furiosamente a besos,
te doy mi corazón travieso:

Hombre, hombre sin muerte,
la noche respiró tu suerte,
hombre de buen destino,
y hay luces puestas en camino.

Hombre. De Silvio Rodríguez.

E-mail del compañero Agustín Mora con motivo de la constitución del PRCC

In Actualidad, Documento on 27 noviembre, 2008 at 12:29

agustinteo1De: Agustín Mora <moravalle@gmail.com>
Fecha: 15 de septiembre de 2008 2:51
Asunto: RE: Nace el PRCC
Para: Teodoro Santana <tdr.santana@gmail.com>

Bueno, amigo y compañero. ¿Cómo te van las cosas?

He tardado mucho en responder y te puedo jurar que no es porque se me acumule el trabajo, esté de juerga con las amigas o en el bar jugando a la “zanga”. Qué más quisiera yo, joooeerrr.

Si algo se me acumula desde hace ya bastantes meses, es la desgana, la apatía, la incertidumbre y el cansancio mental que produce esa misma incertidumbre. Y también el sueño; el sueño se me acumula de tal manera que no hay nada capaz de desalojarlo en mi día a día. Han decidido en el hospital que tengo que engancharme a la morfina y en ello estoy. Y es que la opción es muy sencilla ante el dilema: dolor tremendo en la boca o morfina para aliviar (que no quitar del todo) ese dolor. Está clara la opción… morfina por un tubo aunque me tenga adormilado la mayor parte del día.

Gracias, Teo, por esa explicación que me das en cuanto a tu necesidad de estar al pie del cañón en la creación del Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias. Me gusta hasta el nombre con el que lo habéis bautizado, supongo que en alegre ceremonia donde la cerveza era más bendita que el agua, y, sobre todo, me gusta el entusiasmo con el os lanzáis a la batalla de las ideas, los sueños, los proyectos de futuro y la esperanza de que alguna maldita vez llegará ese día en el que el pueblo canario va a tener muy claras las ideas y se dará a luchar por el socialismo auténtico.

Ser comunista no es fácil en los tiempos que corren. Y menos en Canarias donde la labor de zapa de otros partidos, supuestamente democráticos, que amparándose en la falacia de la “reconciliación nacional” y la “transición” a un sistema pleno de libertades (“nacionalistas con tintes independentistas”, primero; “nacionalistas” a secas, después; de “izquierda domada”, más tarde y grupúsculos izquierdosos sin norte, ahora mismo) han despojado de ideología a la mayor parte de las capas sociales, desde clase media hasta las clases más bajas económica, cultural y socialmente (añoro a esos trabajadores y gente sin apenas cultura pero con una conciencia de clase tremenda). Si a ello unimos el oportunismo de aquellos que se llaman socialistas (y que estuvieron 40 años de “vacaciones”) abominando de Carlos Marx o el de los fascistas de toda la vida que aún recordarán a Eufemiano Fuentes con uniforme de falange, el panorama político actual de Canarias se ve muy negro.

Espero que este nuevo partido sea capaz de reconducir, Teo. Es más, que sea capaz de reeducar las conciencias de las personas al menos con un sentido positivo de supervivencia. Porque es denigrante contemplar cómo, por ejemplo, los güagueros, con un Ayuntamiento y Cabildo soziolisto a la cabeza, se las han visto y deseado para cobrar el salario del mes de agosto y que, por cierto, no tienen garantías de poderse comer el turrón en diciembre. Nada que envidiar a los trabajadores del siglo XIX pero ahora… con menos luces.

Admiro tu empeño, compañero del alma, compañero y ojalá seáis caces de inocular entre la ciudadanía ese veneno de la conciencia de clase que tanto jode al sistema capitalista. Los venenos para que no maten a la primera (o se produzca rechazo orgánico-mental) se toman poco a poco, en pequeñas dosis, con paciencia. Y de ahí surge la necesidad de ocupar sin prisas pero sin pausas los espacios que están creados para la defensa de los ciudadanos. Espacios que, por desgracia, se encuentran “tomados” por los oportunistas que te decía antes o por sus correas de transmisión que se autodenominan “independientes”. Me estoy refiriendo al movimiento asociativo ciudadano. Es decir, la base en la que se sustenta cualquier proyecto político creo que debe partir de ahí y, ojalá que el Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias sea capaz de incrustarse en ese tejido social y dar alternativas comunistas a tantísimos problemas originados por el fascismo y el capitalismo camuflado.

Y bueno, compañero. Yo de política no tengo mucha idea y ya estoy viejo y no muy bien de salud como para rememorar mis tiempos más jóvenes. Sólo espero y deseo, a ti y a tus compañeros o camaradas, que este nuevo proyecto político sea de verdad el que ayude a los trabajadores, a la sociedad en general, a salir del marasmo en el que nos han metido estos herederos del franquismo que aún gobiernan bajo logotipos diferentes.

Me alegra que ese ánimo tuyo esté por las nubes porque, además, tienes muy claras tus ideas y eres muy consciente del compromiso que has adquirido. Otra cosa… jajajaaaaa, no sé si somos reencarnación de algún otro tiempo pasado; lo que sí sé, porque mi madre siempre me decía que yo era medio brujo, es que muy pocas veces me equivoco con las personas. Y usted, señor Teodoro Santana, me produjo muy buena impresión nada más saber de usted. Ya después nos hemos conocido algo más y creo que mi madre tenía razón: mi media brujería me ha confirmado mi intuición. La de encontrarme con una persona honesta, comprometida, luchadora, coherente, sencilla y sincera. ¿Qué más se le puede pedir a un amigo cuando ya todo esto es una inmensa fortuna?

Un abrazo doble para ti (por la diferencia corporal) y un ¡¡adelante con el PRCC!!

Agustín

La ignorancia nunca ayuda

In Actualidad, Opinión on 27 noviembre, 2008 at 1:00

teo08bTeodoro Santana

En los comienzos del socialismo moderno existían varias sociedades obreras. Marx y Engels formaban parte de la Liga de los Comunistas, antes llamada Liga de los Justos, que se había originado a partir de la Liga de los Proscritos, fundada en 1826. Uno de sus principales dirigentes era Wilhelm Weitling, un obrero alemán autodidacta, sastre de profesión, al que Marx tenía en alta estima. Marx, a pesar de debatir con él, decía que la burguesía en su decadencia no tenía ningún escritor que pudiera siquiera acercarse a lo que mostraba el proletariado cuando daba sus primeros pasos, a través de la obra de Weitling.

Weitling era un comunista utópico, pero a diferencia de los que sostenían que una sociedad más justa iba a venir “desde arriba”, pensaba que iba a ser producto de la acción revolucionaria de la clase obrera: “nuestro mejor programa -decía- será forjado con sangre”. Esta idea de la acción directa, de la acción propia del proletariado en la lucha revolucionaria era lo que Weitling ponía por delante, a diferencia de otros teóricos comunistas y socialistas de la época. Sin embargo, su punto débil era que desconfiaba o, más bien, se oponía a la idea de que el programa que debía levantar la clase obrera surgiera de un estudio científico de la realidad del capitalismo.

Marx le acogió en su casa en Bruselas con una paciencia casi sobrehumana, pero no logró que se deshiciera de su estilo chapucero. El crítico ruso Pavel Annenkov, que pasó entonces por Bruselas camino de Francia, cuenta que durante una reunión tuvo lugar una violenta discusión entre Marx y Weitling. Este insistía en contar prolijamente los mítines y manifestaciones que había organizado por toda Europa. Tras un largo rato, Marx le pregunta: “¿Y todo eso, para qué?” Desconcertado, Weitling volvió a insistir en contar otra vez sus aventuras. Dando un puñetazo sobre la mesa, Marx le gritó a Weitling: “La ignorancia nunca ha ayudado a nadie y nunca ha tenido ninguna utilidad”.

Según una carta del propio Weitling, en aquella reunión Marx sostuvo que era necesario depurar las filas de los comunistas y criticar las ideologías inconsistentes, así como renunciar a todo socialismo que se apoyara únicamente en la buena voluntad. Como Bakunin, Weitling estaba en contra del trabajo preparatorio de tipo propagandístico, bajo el pretexto de que los pobres siempre estaban dispuestos para la revolución y que, por consiguiente, esta última podía realizarse en cualquier momento mientras hubiera jefes resueltos.

Finalmente, Weitling se distanció de Marx, y luego de la Liga, para terminar cayendo en el misticismo.

Pero lo que en el sastre era una enfermedad infantil del movimiento obrero, sigue persistiendo en la actualidad como degeneración senil de la pequeña burguesía incrustada en los grupos que se dicen de izquierda. Carentes de proyecto político, sustituyen el trabajo metódico de organización y propaganda entre los trabajadores por actuaciones cara a la galería, con la vista puesta en futuras convocatorias electorales. Alérgicos como son al estudio y la planificación, cuando las cosas les van mal (y les suele ir mal continuamente) sólo saben idear “huidas hacia delante”, auténticas ocurrencias cuya utilidad tampoco ellos saben explicar.

Con Marx, hay que insistir en que la improvisación, la ambigüedad ideológica y la ignorancia nunca han ayudado a nadie. Al contrario, son lacras de las que tenemos que deshacernos con urgencia.