Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for 29/12/08|Daily archive page

Desfilar o movilizar

In Actualidad, Documento on 29 diciembre, 2008 at 0:19

manifestacionYa todo el mundo sabe que 2009 va a ser un año especialmente duro. Que las condiciones de vida y laborales de las trabajadoras y los trabajadores van a empeorar sensiblemente. Y que habrá que movilizarse para hacer frente a las consecuencias de la crisis  y la recesión imperialista,  que están siendo especialmente graves en una economía dependiente y colonial como la canaria.

La realidad, sin embargo, es que las manifestaciones que se producen en nuestro país son cada vez menos numerosas. Lejos están los tiempos en que una manifestación medianamente aceptable era la que reunía diez o doce mil personas. En general, los convocantes apenas arrastran a sus propios militantes y algunos allegados más. Los llamamientos a toque de pito no parece que sean la fórmula ideal si lo que se quiere de verdad es movilizar a nuestra gente y no limitarse a exhibiciones testimoniales o a hacerse la foto.

La “izquierda manifestante” se está quedando aislada del grueso de la población canaria, por muy justas que sean sus consignas. Habrá que recordar el principio de que “la mejor improvisación es la que se prepara concienzudamente”. Porque sin una labor previa de agitación y organización, nos limitaremos a desfiles de escaso impacto y menor trascendencia.

Para de verdad movilizar a los trabajadores y al pueblo canario, y no limitarse a realizar desfiles izquierdistas, hay que realizar con anterioridad multitud de reuniones, asambleas explicativas en centros de trabajo y en barrios, charlas, intervenciones en los medios de comunicación, etc. Y hay que dotarse de un plan de trabajo sistemático y exhaustivo, de forma que la correspondiente manifestación sea una expresión verdaderamente participativa, que cumpla su función de ir elevando el nivel de conciencia popular.

Además, esa planificación debe prever el después de la manifestación, el día siguiente, volviendo a reunirse y debatir con la gente para evaluar y dar continuidad a las luchas. Hay que acabar con la práctica de que, una vez hecha la foto, comienza un largo periodo de vacaciones hasta la próxima ocurrencia.

Somos conscientes de que hay enormes resistencias a vencer, desde el sectarismo hasta la inercia pequeño burguesa de actuar a reflechones, sin continuidad en el trabajo. Pasando por actitudes mafiosas como las de bloquear en la práctica el acceso al debate, no ya a los centros de trabajo, sino a los propios comités de empresa. Quién tiene “amarrado” un sector laboral o la asociación de vecinos de un barrio, no tiene interés en arriesgarse a nuevas formas de trabajo ni a permitir un debate con otros sectores de la izquierda. Tal y como lo ven, no tienen nada que ganar y sí mucho que perder.

Pero estas resistencias deben y pueden ser removidas. Y desarrollar un estilo de trabajo basado en la participación, el debate de ideas entre la población y la organización sistemática (y no de boquilla). Sabemos que no va a ser fácil arrinconar malos hábitos y rutinas, pero esta es la labor revolucionaria que merece la pena, y en la que los comunistas estamos empeñados.