Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Malas previsiones

In Actualidad, Economía, Laboral on 3 enero, 2009 at 0:01

davidDavid Delgado

El 2008 sin duda será recordado como el año de la crisis económica. Más de 60.000 trabajadores perdieron su empleo en Canarias y ya son más de 200.000 los que están oficialmente parados. Teniendo en cuenta los datos reales y las previsiones para este año, nos damos cuenta que el 2009 será un año especialmente duro para la clase obrera.

La actividad constructora cayó un 3% en Canarias durante el 2008 y según el informe de la red Hispalink para 2009 se prevé que el descenso de la actividad sea del 4,4%.

La Federación Canaria de Ocio y Servicios (FECAO) alerta así mismo, del cierre de unos 300 establecimientos del sector en 2009, lo que significa que unos 2000 trabajadores perderán su empleo.

De llevarse a cabo los planes privatizadores del gobierno municipal del PSOE para Guaguas Municipales de Las Palmas, algunos puestos de trabajo peligrarán sin ninguna duda, ya que los recortes de líneas y de gastos que se emprenderían incluirían la reducción la plantilla.

Muchos pequeños comerciantes esperan a que pasen las fechas festivas para liquidar sus negocios y echar el cierre.

El sector industrial, con la disminución del consumo, será otro de los castigados por la recesión económica. La probable disminución del turismo afectará a la hostelería y a otros secotres relacionados.

La recesión económica castigó especialmente al sector automovilístico, pues en el 2008 se resgistró la mayor caída de ventas de la historia.

Los pensionistas canarios por su parte, son los más pobres del Estado.

En general, el estado de ánimo de los trabajadores es pesimista. El que no perdió su trabajo tiene un familiar en paro y está atemorizado por ser el próximo en ser despedido.

La promesa del Gobierno de Canarias al comienzo de la legislatura de alcanzar el pleno empleo para el 2011 se convierte ahora en la promesa de detener el crecimiento del paro. Como todas las promesas de la burguesía sólo son pura demagogia.

A esto hay que añadir el aumento generalizado de precios. Suben las tarifas de los transportes públicos, de la electricidad y del agua. Hasta los pisos que en el resto del Estado han disminuido su valor, en Canarias en cambio subieron un 0,6% en el tercer trimestre del año.

Y por si fuera poco, en los próximos meses miles de familias pueden dejar de cobrar las prestaciones sociales que les corresponden.

Los trabajadores seguiremos pagando los desmanes del sector financiero y los estudiantes nos acercaremos a la plena implantación del Plan Bolonia.

Así que éste debe ser un año combativo, de unidad obrera ante la crisis, de protestas y movilizaciones estudiantiles y de oposición de las masas al sistema capitalista colonial.

Un año para pasar de las lamentaciones a la acción y concienciarnos que los problemas generados por la burguesía deben ser resueltos por los trabajadores, pues los burgueses solo aspiran a aumentar sus beneficios, y las acciones y promesas de carácter social que realicen sólo serán burdos intentos de frenar el descontento popular y ganar votos en los diferentes comicios que nos esperan.

A %d blogueros les gusta esto: