Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for 27 de enero de 2009|Daily archive page

Comunicado de Annahj Addimocrati (Vía Democrática)

In Actualidad, África, Comunicado on 27 enero, 2009 at 9:47

viademocraticaEl Comité Nacional de Annahj Addimocrati (Vía Democrática) en su reunión ordinaria, celebrada el pasado 11 de enero bajo el lema Solidaridad con el Pueblo palestino en la franja de Gaza, emitió el siguiente comunicado después de haber hecho una lectura analítica de la situación internacional, regional y nacional, así como de las diversas actividades realizadas por la organización:

El 27 de diciembre de 2008 el mundo entero ha sido testigo del genocidio palestino, perpetrado en la franja de Gaza por las fuerzas de ocupación sionista bajo la vil cobertura del Imperialismo, especialmente el norteamericano, y con la manifiesta complicidad de los regimenes reaccionarios árabes. Todo ello, en un contexto marcado por la incapacidad de la comunidad internacional a detener la masacre y por el arrollador apoyo popular en todo el mundo al Pueblo palestino y su heroica resistencia frente a la ocupación.

La persistencia de la crisis financiera y su profundización a nivel planetario, está ya afectando amplios sectores de la producción por todo el mundo, y augura unas consecuencias drásticas cuyas primeras víctimas son los trabajadores y trabajadoras de los pueblos oprimidos (carestía de la vida, aumento de desempleo, flexibilidad en el despido, pobreza, marginación…).

El acrecentamiento de las contradicciones entre las potencias imperialistas, tras la relativa regresión del imperialismo norteamericano y su fracaso político-militar gracias a la resistencia de los pueblos, abre la posibilidad de un mundo multipolar.

En Marruecos, la alianza de clases dominantes está pasando por una profunda y asfixiante crisis global, consecuencia directa de la naturaleza subordinada del régimen existente. Un régimen que se quedó en evidencia ante la falsedad de las consignas (nueva era, democracia, iniciativa nacional para el desarrollo humano, ruptura con los años del plomo, etc.) que fueron destinadas a enmarcar la etapa post Hassan II presentándola como etapa de transición democrática. No obstante, gracias a las cada vez más concienciadas masas populares, esa democracia de escaparate entró en un callejón sin salida. Especialmente, cuando la mayoría de la población marroquí optó por boicotear masivamente las fraudulentas elecciones legislativas de septiembre de 2007.

Atrapado por su política antidemocrática e impopular, el régimen existente reacciona a la desesperada ante las justas reivindicaciones de los ciudadanos frente a la carestía de la vida, la flexibilidad en el despido masivo de los trabajadores, el crecimiento de desempleo y la pobreza extrema, la marginación, la precariedad de los servicios públicos, etc. y recurre, iracundamente, por un lado a medidas coercitivas empleando toda su maquinaria represiva contra la población civil en numerosas ciudades y regiones del país (Sidi Ifni, Sefrou, Bouarfa, Alhucemas, Marrakech, Rabat…) y por el otro a maniobras falsas de diálogo social cuyo único propósito fue la contención de las protestas populares (por ejemplo, la creación de una comisión parlamentaria para investigar la represión de los manifestantes en Sidi Ifni) y el allanamiento del terreno para la implantación de futuras leyes más restrictivas (ej.: proyecto de ley para la regulación del derecho a la huelga y a la sindicalización) a fin de amoldar la vida política al más puro estilo majceniano[1] y de despojar la resistencia popular de sus herramientas de defensa y soterrar para siempre los derechos y logros adquiridos.

En consonancia con lo anterior, el Comité Nacional de Annahj Addimocrati manifiesta lo siguiente:

– Condena enérgicamente el genocidio palestino, perpetrado por la entidad sionista en su desesperado intento de desarmar la resistencia del Pueblo palestino, de poner fin a su lucha de liberación y doblegarlo para su futura capitulación.

– Considera coautores de estos crímenes a la mayoría de los regimenes del Mundo Árabe, todo en cuanto a su colaboración y complicidad a través de sus múltiples relaciones con la entidad sionista y su subordinación a los dictámenes del Imperialismo.

– Saluda altamente las iniciativas y campañas de solidaridad con el Pueblo palestino en todo el mundo, impulsadas por los movimientos anti-guerra y por las fuerzas democráticas, particularmente las de izquierda.

– Acoge con gran satisfacción la valiente decisión del Presidente venezolano, Hugo Chávez, de expulsar de su país al embajador de Israel, lo que muchos países árabes e islámicos no pudieron hacer.

– Hace un llamamiento a todos los ciudadanos y ciudadanas y a las fuerzas democráticas para que se suman, masivamente, a los comités de solidaridad con el Pueblo palestino, el Pueblo iraquí…, y a seguir trabajando en pro de la constitución de una red estatal antiimperialista.

– Insiste en la obligación y urgencia de llevar a cabo en Marruecos una reforma política y constitucional radical, que garantice los derechos políticos, sociales, económicos y culturales de los ciudadanos.

– Condena la política opresora del régimen marroquí y la represión de las legítimas luchas protagonizadas por las distintas capas sociales del pueblo.

– Se solidariza con todas las victimas de la opresión y exige la inmediata puesta en libertad de todos los presos políticos y, con carácter urgente, los estudiantes de Marrakech.

– La necesidad de abrir una investigación independiente acerca del asesinato del estudiante Abderrezak Algadiri en las dependencias policiales tras haber sido detenido a lo largo de la manifestación de solidaridad con el Pueblo palestino en Gaza el 27 de diciembre pasado.

– Su más absoluto rechazo al informe presentado por la Comisión parlamentaria, acerca de la represión del levantamiento popular en Sidi Ifni, que equiparaba vergonzosamente al verdugo con sus víctimas. Exige la inmediata liberación de todos los detenidos y el cumplimiento por parte del Estado de las reivindicaciones de la población.

– Denuncia la nueva subida de precios en este primer periodo de 2009 y llama a los ciudadanos a luchar contra ello a través de las distintas iniciativas impulsadas por las fuerzas democráticas de la izquierda, los sindicatos, las asociaciones y, sobre todo, por las Coordinadoras estatales creadas para este fin.

– La obligación del Estado a intervenir, con carácter urgente, en las regiones afectadas por las intensas nevadas y las torrenciales precipitaciones que dejaron a miles de familias en la más absoluta indigencia. Así como el enjuiciamiento de los responsables por su fraudulenta gestión y la puesta en marcha de un plan para la reconstrucción de las zonas afectadas.

– Condena las desesperadas campañas, tanto las abiertas como las encubiertas, que se están llevando a cabo contra Vía Democrática, y declara su compromiso a seguir luchando por la liberación y la verdadera democracia hacia la construcción del socialismo.

– Insta a todas las fuerzas de la izquierda militante a seguir coordinando y trabajando juntos para plasmar sobre el terreno los objetivos históricos de nuestras organizaciones, especialmente, los encaminados hacia la construcción del partido independiente de la clase obrera y de todo el proletariado.

– Su solidaridad con la lucha de todos los pueblos del Magreb por la liberación y la democracia, y en particular, con la lucha del Pueblo tunecino contra el régimen policial de Ben-Ali. Saluda la intifada de los mineros de Redeyef (provincia de Gafsa, Túnez) y exige la liberación de todos los obreros y compañeros sindicales y activistas detenidos.

– Respecto a la causa saharaui, se reafirma en la necesidad de aplicar el principio de la autodeterminación. Insta a las partes a proseguir con las negociaciones directas en busca de una solución política al conflicto que evite la región las calamidades de la guerra. El cese de la represión, el levantamiento del cerco impuesto sobre el Sahara y la restitución de todos sus derechos al Pueblo saharaui.

Casablanca, a 11 de enero de 2009

 

[1] Relativo al Majcen, término que se usa en Marruecos para referirse al régimen déspota y autoritario que se sostiene en la persona del rey, el ejército y los cortesanos.

Corruptos: les daremos su merecido

In Actualidad on 27 enero, 2009 at 0:01

david

David Delgado

En un territorio tan relativamente pequeño como es el archipiélago canario, la corrupción está tan extendida y generalizada que es prácticamente imposible encontrar un municipio sin causas judiciales abiertas contra los políticos de turno y los capitalistas que se benefician de los favores de estos.

Hemos llegado a un punto en el cual tanto la prensa como las cadenas de televisión frivolizan sobre semejante problema como si se tratase de un mal menor, sin necesidad de ocultarlo, porque se ha convertido en algo tan común que ya no escandaliza a nadie.

La hipocresía de los medios propagandísticos de las grandes corporaciones que ostentan el monopolio de la información, consiste en ofrecer por un lado la imagen de ser informadores veraces de las tropelías más visibles, y por otro estar controlados por los mismos burgueses corruptos que apoyan propagandística y económicamente a los diferentes partidos políticos que acumulan decenas de sentenciados entre sus filas.

Como dijo Unamuno: «no es raro encontrarse con ladrones que predican contra el robo».

La verdadera corrupción es la inherente al capitalismo monopolista y colonial que los medios ignoran para que interpretemos que la irresponsabilidad es de las personas egoístas y rastreras que se aprovechan de sus cargos para obtener beneficios sin más. Quieren que asumamos que la corrupción no es fruto de este sistema podrido que está en decadencia, sino de los seres humanos que por «naturaleza» son corruptos. Y de tanto interiorizar esta falacia muchos acaban creyéndoselo.

En días recientes descubrimos que el gobierno autónomico canario adjudicó a dedo la innecesaria reforma del chalet de Ciudad Jardín -deshabitado desde hace más de un año y medio-, que hace de residencia presidencial autonómica en Gran Canaria, por valor de 285.000 euros. Encima el gobierno para ocultar este capricho despreciable declaró los detalles del destino de ese dinero «secretos» nada más y nada menos que por «razones de seguridad».

Aquí tenemos un claro ejemplo de como en plena crisis, el gabinete presidencial cuyo máximo responsable es Paulino Rivero, se burla públicamente de los canarios que costean este despilfarro y no se depuran responsabilidades.

Pero la lista de casos de corrupción es inabarcable en un artículo. Como mínimo haría falta un libro para detallar las decenas de millones de euros que han terminado en los bolsillos de los capitalistas -inconformes con todas las ventajas económicas y fiscales de nuestro régimen colonial- proveniente de los impuestos pagados por la clase trabajadora canaria.

En Mogán la «Operación Góndola», en Telde el «caso Faycán» y el «caso de la Mareta», en Santa Cruz de Tenerife el de la Playa de las Teresitas, en Güimar irregularidades urbanísticas, el «caso Salmón», la «Operación Paraíso», Tindaya, Tebeto, Veneguera, la macro-cárcel de Juan Grande, las obras del Confital, el «caso Brisán», las torres del Canódromo, el caso «Los Frontones», el puerto de Granadilla y un largo etcétera.

Prevaricación, cohecho, tráfico de influencias, recalificaciones de terreno y malversación de fondos públicos son sólo algunos de los delitos más comunes.

El incumplimiento e interpretación de las leyes a la carta como por ejemplo la Ley de Costas habla por sí solo.

La lista de políticos expulsados de su correspondiente partido y los constructores y demás tiburones corruptos sentenciados ejemplarmente no es tan grande como la montaña de casos de corrupción. De hecho es prácticamente inexistente por la impunidad de la que gozan.

El resultado de esta lacra es la pérdida anual de millones de euros que se le roban a los trabajadores y la destrucción de nuestro territorio y de nuestras tierras productivas. Porque si por algo se caracterizan las obras en Canarias últimamente es porque afectan a terrenos agrícolas, generando conscientemente más condiciones de dependencia.

Todo ese dinero que, acumulado es una cantidad muy importante, bien podría ser empleado para diversificar nuestra economía, incentivar políticas que generen empleo, prestaciones sociales, para el sistema sanitario y educativo, la revitalización industrial y del sector primario, el transporte y obras públicas.

Y debemos de tener en cuenta, que toda esa corrupción que conocemos es solo la punta del iceberg. El principal problema es la corrupción legalizada, la que el Régimen Económico y Fiscal (REF) ampara. La que ocasiona pérdidas millonarias a nuestras arcas mediante la RIC, instrumento legal de evasión de impuestos para los burgueses que lejos de generar empleo está sumiendo en la pobreza y el desempleo a cientos de miles de trabajadores y trabajadoras en Canarias.

Nuestro estatus de archipiélago de Estado en lugar de Estado archipielágico que nos priva del derecho sobre nuestras aguas. Que nos hayamos convertido en un gran lavadero de dinero negro para las mafias internacionales. De esto no se habla.

La Zona Especial Canaria (ZEC), por la cual las empresas tributan en su impuesto de sociedades al tipo reducido del 4% en lugar del habitual que ronda el 25-30%, disfrutan de exensiones y no tributan el IGIC al realizar operaciones de bienes o servicios entre sí.

Las importaciones cuyo destino sea en Zona Franca, mientras así se declaren y ubiquen o posteriormente se efectúe una reexportación a un pais no comunitario, están libre de todo gravamen o impuesto de entrada.

Todos estos mecanismos que favorecen a los capitalistas y nos convierten en paraíso fiscal representan la corrupción más descarada.

Y es que un sistema como el capitalista en su fase imperialista avanzada, lleva consigo la corrupción inevitablemente. Este régimen parasitario mientras dure provocará guerras, hambre, pobreza y destrucción.

Acabar con la corrupción en Canarias implica acabar con este sistema político y económico fracasado. Acabar con la corrupción en Canarias significa acabar con los partidos políticos hegemónicos, los cuerpos represivos de la metrópoli y los capitalistas que no ven en nuestro archipiélago más que una oportunidad para enriquecerse a costa de grandes beneficios y ventajas fiscales.