Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Declaración del Partido Comunista Guadalupeño (PCG)

In Actualidad, Comunicado on 20 febrero, 2009 at 15:43

pcgLa situación socioeconómica que está en el origen  del poderoso movimiento social que paraliza Guadalupe no es fruto del azar, ni de un malentendido, todavía menos de un accidente de la historia.

Se trata de la aceleración brutal de la crisis estructural que mina el país desde hace mucho tiempo, bajo la conjunción de dos fenómenos: la puesta en ejecución de la política capitalista agresiva antisocial y antidemocrática del gobierno francés, de una parte, y la explosión de la crisis del sistema capitalista mundial, por otra parte.

La realidad objetiva de la crisis estructural de la sociedad guadalupeña fue puesta de relieve desde 1958 en las resoluciones del Partido Comunista Guadalupeño. Su evolución constantemente estudiada y popularizada, lo mismo que las vías para salir de ella: la lucha de las masas a plena luz del día y la unidad de las fuerzas anticolonialistas y anticapitalistas.

La declaración del Comité Central del 11 de mayo de 1999: “Guadalupe avanza hacia una deflagración” llamando a paralizar el sistema que, en la época, “tetanizó” las fuerzas políticas y sociales, fue un importante hito en el despertar de las conciencias y contribuyó al nacimiento del movimiento actual.

Diez años más tarde, las diferentes acciones, luchas y discusiones por las fuerzas sociales, asociaciones culturales y de defensa, los partidos políticos, juntos o por separado, el proceso de desarrollo socio-histórico de nuestro país ha llegado a esta etapa: la parálisis del sistema de dominación colonial.

Para salir de esta parálisis anunciada en 1999 y efectiva hoy, tenemos dos nuevas etapas que hay que superar.

La primera es la salida victoriosa de la batalla llevada con determinación por las masas populares bajo la dirección de “Liyannaj Kont Pwofitasyon” [en creole, “Unámonos para luchar la explotación”] contra toda “explotación” y todas las discriminaciones en nuestro país.

Contrariamente a lo que digan el Secretario de Estado y el Presidente de Medef, no somos responsables en absoluto de esta situación de decadencia económica, del alza de los precios, del paro, de la miseria social y moral que golpea a millares de guadalupeños.

Los responsables, que son el Estado colonial francés, los capitalistas parasitarios de Francia, de la Martinica y de Guadalupe, los elegidos guadalupeños asimilacionistas e integracionistas, deben responder sin demora a las reivindicaciones de los asalariados y de los ciudadanos, contenidas en la plataforma del LKP.

El Colectivo LKP, que ya consiguió una gran victoria moral sobre todos estos responsables que se habían habituado a mirar a los trabajadores y al pueblo guadalupeño como menos que nada, tiene el mérito de mostrar al mundo y a los guadalupeños mismos que hay otro Guadalupe de competencia, de coraje, de inteligencia, de solidaridad y de honradez que emerge de la quiebra del sistema.

El segundo es la conquista de un poder político guadalupeño. La incapacidad o la negativa del Estado colonial y los patronos capitalistas, la impotencia de las asambleas locales mayores para aportar respuestas concretas y fiables a las reivindicaciones del pueblo condujeron a la parálisis del sistema. Esto indica claramente que:

· Es la quiebra de la gobernanza política tricéfala basada en la mentira, el vèglaj, la comunicación alienante.

· Es la quiebra del sistema  de economía subvencionada que ha desarrollado un capitalismo parasitario.

· Las contradicciones entre los intereses de los trabajadores y del pueblo guadalupeño de una parte y los capitalistas franceses y martiniqueses y guadalupeños por otra parte , han madurado. Hay que resolverlas a favor del pueblo.

El movimiento iniciado por el “LKP” coloca las fuerzas políticas que luchan contra la dominación colonial y la explotación capitalista frente a sus responsabilidades.

Este movimiento está demostrando que el camino es la unidad de acción, teniendo como base objetivos democráticamente firmes que abren la vía de lo posible.

El Partido Comunista Guadalupeño que, en su XI Congreso del 9 y 10 de febrero de 2008, apeló a la construcción de un Frente Patriótico para un Estado Independiente de Guadalupe, invita a todas las fuerzas políticas, sociales y culturales, a todas las personalidades guadalupeñas, entabladas en el combate para la emancipación de Guadalupe, a continuar el movimiento de “Liyannaj” en el terreno político.

Es la vía para que el combate ejemplar llevado por el pueblo guadalupeño en confrontación directa con el sistema colonialista y capitalista francés, no quede sin porvenir.

Martes, 17 de febrero de 2009

A %d blogueros les gusta esto: