Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for 13/04/09|Daily archive page

¿Cuánto le han ofrecido a Saavedra?

In Actualidad, Laboral on 13 abril, 2009 at 0:01

momoneyA grandes privatizaciones, grandes comisiones. Muy importante debe ser la ganancia que le han prometido para estar dispuesto a caer tan bajo. Para que no le importe perder la poca decencia que le quedaba después de mentir descaradamente y faltar a su palabra y a sus promesas en varias ocasiones.

Muy provechosa tiene que ser la prebenda, para que le dé igual quedar públicamente en evidencia como un farsante ruin y engañador sin escrúpulos y sin honor. Mucho tienen que haberle prometido a Saavedra y a su banda de cómplices privatizadores para que se empeñen contra viento y marea, contra los trabajadores y contra los ciudadanos, contra sus propios compromisos firmados en documentos que todo el mundo conoce y, sobre todo, contra toda lógica y toda experiencia razonable, en entregar a sus amigos capitalistas el servicio público de transportes de Las Palmas para su beneficio y lucro particular.

Muy grandes tienen que ser las comisiones y las remuneraciones ofrecidas por los buitres capitalistas a Saavedra, para que este repelente pijoburgués engreído esté dispuesto incluso a arrastrar a su propio grupo político al descrédito. Y a condenar al municipio de Las Palmas, cuya alcaldía tanto ha ambicionado siempre para pasar a la historia de “su amada ciudad”, a la ruina, el caos circulatorio y la degradación de los servicios públicos.

Pero nada de esto nos coge por sorpresa. Ya conocemos bien al innoble y remilgado personaje que desde hace muchos meses viene diciendo que hay que privatizar “y punto”. Cobarde y reculón, firma y promete lo que sea con tal de que se frenen las movilizaciones de los ciudadanos y se desconvoquen las huelgas de los trabajadores para, poco después, con sus habituales modos de traidor y fariseo, buscando el torpe disimulo del puente vacacional, volver a las andadas privatizadoras.

Sólo pretende ganar tiempo para culminar sus corruptas maniobras y no descansará ni se detendrá ante ninguna indignidad hasta satisfacer los deseos de los que, con su complicidad, quieren quedarse con el patrimonio del pueblo.

Sabemos muy bien que del indecente alcalde no podemos esperar ninguna solución a los problemas de los ciudadanos y de los trabajadores. Ninguna declaración, ningún acuerdo ni firma de esta gente nos podrá garantizar la salvación de la Empresa Municipal de Guaguas. Tendremos que seguir peleando por el mantenimiento del servicio público y contra las privatizaciones hasta que les obliguemos a dimitir de sus inmerecidos cargos.

Cada vez que den un paso hacia la venta del servicio público, tendremos que golpearles con nuestras acciones reivindicativas y con la huelga para pararles los pies. Nuevamente habrá que salir a la calle, movilizando a todos los ciudadanos contra este atropello y exigiendo la dimisión de Saavedra.

Porque hasta que no se vaya no nos podremos quedar tranquilos. Hasta que no dimita y abandone la alcaldía no dejará de aprovecharse del cargo para beneficiar a sus amigos y, de paso, ganarse su agradecimiento y embolsarse la parte correspondiente por sus servicios a los capitalistas.

Tenemos que echarlo de la alcaldía reclamando, a partir de ahora y como primera y principal reivindicación obrera y ciudadana, la dimisión de ese sinvergüenza que desprecia al  pueblo y sólo piensa en lo que va a recibir de los empresarios privados.

Que dimita, que se vaya para su casa y que se haga olvidar. Que, junto a sus queridos amigos burgueses capitalistas, busque otros negocios con los que lucrarse y juegue con otras cosas que no sea la propiedad del pueblo y los servicios que necesitan los ciudadanos.

Y que no tengamos que volver a soportar su desagradable presencia de burguesito relamido, despectivo y aprovechado, en las instituciones públicas.