Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for 15/04/09|Daily archive page

Educación: castigar a los más débiles

In Actualidad, Educación on 15 abril, 2009 at 0:01

milagrosluisEn una entrevista el pasado domingo en Diario de Avisos, la consejera de Educación del gobierno colaboracionista canario, Milagros Luis Brito (CC), respaldaba la decisión del ayuntamiento de Candelaria (PSOE) de multar hasta con mil euros a los padres cuyos hijos falten a clase, mediante controles de la policía local. Y eso que la propia Luis reconoce que “hay una relación causa efecto entre absentismo y marginalidad”.

El absentismo escolar se manifiesta en los sectores más deprimidos de la población, los más pobres, en los que abundan las familias desestructuradas, azotadas por el paro, la pobreza y las drogas. Machacar a esas familias con multas no parece el mejor estímulo para que los niños vayan a clase. Sobre todo porque los padres (o los abuelos al cargo de los menores) no van a poder pagar esa multa. Y si se consigue ejecutarlas mediante embargos, solo sirven para añadir miseria a la miseria y restar de los ingresos familiares el dinero necesario para comer.

Con un sistema educativo canario en franca bancarrota, con más del 39% de nuestras niñas y niños sin acabar el ciclo de estudios obligatorios, con un profesorado reducido, sin medios y desmotivado, con un elevado número de alumnos por aula (lo que impide la atención individualizada), con los colegios en pésimas condiciones, sin medios económicos, es difícil combatir el absentismo escolar. Peor aún cuando no se ponen recursos para la asistencia social y la atención a las familias más pobres y desestructuradas.

En vez de poner en marcha verdaderas soluciones, tanto el ayuntamiento de Candelaria como la inefable Luis Brito optan por la represión, por la criminalización de los más débiles y marginados del sistema capitalista colonial en Canarias. Esta es su pedagogía: en vez de soluciones, palo y tentetieso. Eso sí: cada vez más dinero público a la enseñanza privada. No vamos a ser todos iguales.

Por si fuera poco, Milagros Luis se atreve a afirmar que el número de profesores en Canarias es suficiente. ¿Habrá multas para ella cuando pasan quince días y hasta un mes para que la Consejería mande un profesor sustituto cuando el titular se pone enfermo? ¿Tendrá que seguir un solo orientador atendiendo decenas de colegios? ¿Se verá alguna vez un psicólogo o un logopeda en cada colegio? Es la ley del fonil: leña a los débiles y autocomplacencia para los poderosos.

Para terminar de hacer vomitar al estómago más fuerte, Luis defiende la segregación de los niños y las niñas inmigrantes (de países pobres) en las llamadas “aulas de integración”, auténticos guetos que se pretenden justificar en los problemas con el idioma de los menores, cuando todo el mundo sabe que la mejor manera de conocer un idioma es vivir y convivir entre los hablantes nativos.

Todo un cuadro: represión y racismo. El fascismo es lo que tiene.