Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

El PSOE, GLOBAL y Saavedra

In Actualidad on 16 abril, 2009 at 0:01

guaguaspsoeHace ya mucho tiempo que el PSOE dejó de ser un partido obrero o socialista. En la actualidad, igual que el Partido Popular o la Coalición Canaria, no es más que una corporación político-empresarial que engloba a un conjunto de intereses económicos y financieros, que aseguran y aumentan sus beneficios sobre la base de obtener el control de las instituciones y de los organismos públicos.

Empresarios de todos los sectores de la economía, banqueros, industriales, editores y cadenas de medios de comunicación se encuandran en estas corporaciones en torno a uno de los “grandes partidos” que dominan desde el gobierno del Estado hasta los Ayuntamientos, y que obtienen fácilmente el poder de las instituciones políticas por medio de las grandiosas y carísimas campañas publicitarias electorales pagadas por sus empresas afines y promocionadas por los periódicos, radios y televisiones que controlan.

Todo se decide y se reparte en el seno de la corporación. Todo queda en familia. Los gastos electorales, las subvenciones y las adjudicaciones de obras. Los repartos de sillones de diputados y concejales y los puestos en los consejos de administración de las empresas. Las comisiones y las decisiones políticas favorables a “los nuestros”.

La empresa GLOBAL de transporte interurbano de la Isla de Gran Canaria, era un sociedad laboral, propiedad de los trabajadores. Pero ya no lo es. Ahora es una sociedad anónima, una empresa privada en la que participan inversores particulares que se embolsan sus correspondientes beneficios derivados de la subvenciones públicas que, naturalmente, les garantizan y facilitan los “amigos” de la corporación político-empresarial llamada PSOE, desde las instituciones que dirigen.

En cambio, la Empresa Municipal de Guaguas de Las Palmas es, desde hace más de treinta años que se municipalizó, una empresa pública, propiedad de todo el pueblo. No hay acciones en manos de inversores privados ni, por lo tanto, dividendos ni interés de la corporación político-mafiosa de turno por mantenerla ni por subvencionarla.

Pero cuando la privaticen, tal como pretenden y si el pueblo no lo remedia, entonces sí lloverán las subvenciones para que se las lleven los capitalistas afines al PSOE. Las empresas del pueblo para los capitalistas. Y después, las ayudas públicas que paga el pueblo, también para ellos.

GLOBAL, que transporta menos pasajeros, recibe mucha más subvención pública que Guaguas Municipales, y además intenta por todos los medios aprovechar el paso obligado de sus vehículos hasta el centro de la ciudad de Las Palmas para competir deslealmente, recogiendo y dejando pasajeros en recorridos urbanos -sólo los más rentables por supuesto- contando con la plena tolerancia y la complicidad del Ayuntamiento.

Todas las ventajas para la privada GLOBAL controlada por el PSOE. A la empresa pública Guaguas Municipales se le lleva intencionadamente a la ruina. Y aquí nos aparece el impresentable Saavedra autor, promotor y comisionista de la maniobra, gran prócer y líder histórico del PSOE,  diciendo que “no hay otra solución que privatizar”. ¿Y quién va a comprar las acciones que se van a vender? GLOBAL, por supuesto.

Desde sus puestos de control político-económico los miembros de la corporación PSOE disponen de todas las ventajas para justificar la supuesta inviabilidad de la empresa pública que quieren robar a los ciudadanos. Les basta con reducirle las subvenciones para aumentar las de su empresa privada que le hace la competencia, permitir que opere ilegalmente en el interior de la ciudad restando pasajeros a Guaguas, y obligar a ésta a afrontar los costos sociales que le corresponden en exclusiva al Ayuntamiento por los descuentos en los bonos de jubilados, estudiantes, etc.

Quedarse con Guaguas Municipales tiene grandes ventajas para la corporación del PSOE. Para pagar las comisiones y los premios a Saavedra y su banda, GLOBAL dispondrá de lo que los economistas burgueses llaman las “sinergias”, palabreja ridícula y vergonzante que utilizan los técnicos de los capitalistas cuando se refieren a las ventajas de las fusiones de empresas, para no decir lisa y llanamente disminución de costos y reducción de personal.

Cuando nos quiten la empresa podrán, además de eliminar todas las líneas que no les den un beneficio suficiente (trabajo sucio que la corporación político-empresarial PSOE ya está haciéndoles mandando a los ciudadanos a caminar “que es muy sano”)  liquidar también todo o buena parte de los departamentos de gestión y administración, reparaciones, mantenimiento, etc, que no necesitarán pues ya disponen de ellos en su propia empresa. Y aprovecharán sin ninguna restricción los recorridos de los vehículos propios para explotar las líneas más rentables del interior de la ciudad, con lo que sobrarán guaguas y chóferes.

Perfecta operación empresarial. Grandes beneficios para los inversores privados. Sustanciosas comisiones para Saavedra y sus cómplices. Mayor poder para la corporación político-empresarial del PSOE que, para las próximas elecciones, dispondrá de algo más de dinero para pagar la campaña y, consecuentemente, obtener más presencia e influencia en las instituciones públicas para favorecer a sus capitalistas asociados.

Y todo esto a costa de los trabajadores que, además de sufrir el desempleo y pagar las consecuencias de la crisis económica generada por los capitalistas, tendremos que soportar la degradación de los servicios públicos.

A %d blogueros les gusta esto: