Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Sigue la tomadura de pelo de las RUP

In Actualidad on 18 abril, 2009 at 0:01

paulinodanutaAnunciada a bombo y platillo, la reunión de los representantes de las colonias europeas en ultramar, llamadas eufemísticamente Regiones Ultraperíféricas (RUP), con la comisaria europea de Política Regional, Danuta Hübner, ha llegado al deslumbrante acuerdo de “crear un grupo de trabajo” para “estudiar” a “nivel técnico” las “nuevas posibilidades” de ayudas de Bruselas a estos territorios.

En esta reunión, celebrada el pasado jueves, la representación de las RUP estaba encabezada por Paulino Rivero, que explicó a su salida que la “conclusión más importante” es la “necesidad de seguir generando consciencia” en la Comisión Europea de los “problemas específicos” de estas colonias. O sea, nada de nada.

Mientras las huelgas generales y la lucha popular de Guyana francesa, Guadalupe, Martinica o Reunión, han puesto en evidencia la caducidad de la dominación del colonialismo europeo sobre estos países, el presidente del gobierno autonómico canario se deja tomar el pelo y nos lo toma a nosotros con palabras huecas que no responden a ninguna medida en concreto. Pero el personajillo criollo está encantado de que lo reciban en algún despachito de la UE.

Lo cierto es que los principales problemas de las RUP provienen del saqueo a que están sometidas por las grandes corporaciones multinacionales europeas, amparadas en leyes y directivas a su medida y que restringen gravemente la capacidad de estas colonias para diseñar un modelo económico propio autocentrado y menos dependiente. Sobre esto, el señor Rivero ni habla ni quiere hablar, no sea que vaya a molestar a las autoridades imperialistas.

Mientras que en la campaña del referéndum sobre el Tratado Constitucional europeo se nos prometía el oro y el moro con la “fórmula RUP” (en realidad, que íbamos a “poder” recibir determinadas subvenciones), hasta el punto de presentarnos como tragaderas todas las barbaridades ultracapitalistas del ahora fallido texto, la realidad se ha encargado de demostrar palpablemente que todo era pura palabrería para engañar a los colonizados.

El señor Rivero está encantado con que le reconozcan como un “europeo” ultraperiférico. De darse el pisto fotografiándose y dándose importancia en Bruselas. A cambio solo tiene que entonar el “sí bwana”.

Un poco de dignidad, por favor.

A %d blogueros les gusta esto: