Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for 30/04/09|Daily archive page

El Partido Comunista Obrero Húngaro se ratifica en el marxismo-leninismo y abandona el Partido de la Izquierda Europea

In Actualidad, Comunicado on 30 abril, 2009 at 16:00

pcohResolución del Comité Central del Partido Comunista Obrero Húngaro

El Comité Central del Partido Comunista Obrero Húngaro ha decidido, en su sesión del 25 de abril, abandonar el Partido de la Izquierda Europea desde el 1º de mayo de 2009, de acuerdo con los estatutos del PIE (artículo 6).

El Partido Comunista Obrero Húngaro es uno de los fundadores de la Izquierda Europea. Nuestro partido ya tenía desde el principio algunas reservas relativas a la línea general del PIE. No estamos de acuerdo con el análisis sobre el pasado de los países socialistas europeos, incluyendo Hungría, que hace el PIE. Estamos convencidos de que los países socialistas lograron grandes resultados durante las décadas de socialismo en las esferas política, económica y social. Este período es uno de los más exitosos de la historia nacional de los antiguos países socialistas.

No negamos que haya habido errores, fallos, pero nunca permitiremos que se caracterice esos años como puro “Stalinismo” y siempre nos opondremos a todo intento de rechazar esa época. No estamos de acuerdo con la filosofía general del PIE que excluía del mismo a un número importante de partidos fuertes y convertía al PIE en un partido de la Unión Europea. No estamos de acuerdo con la política práctica del PIE que se concentra casi solamente en los problemas de los países europeos occidentales, en los asuntos de la Unión Europea, y no atiende a los verdaderos problemas de los países de Europa central y oriental.

Nos oponemos a la línea política del PIE de invitar a participar en el PIE a partidos que no tienen nada que ver con las ideas comunistas y en algunos casos incluso son enemigos del comunismo. Nos oponemos a la práctica de que la línea política del PIE se decida básicamente por partidos que tienen representación en el Parlamento Europeo. No estamos de acuerdo con la nueva línea política de la Izquierda Europea expresada en las resoluciones del Segundo Congreso del PIE de noviembre de 2007.

Nuestro partido fue el único partido que no votó a favor de los documentos del congreso. Estamos convencidos de que no necesitamos una “nueva cultura política europea” sino una muy consecuente lucha contra el capitalismo, por los derechos de las masas obreras. No sólo hay que criticar al capitalismo, sino organizar la lucha obrera diaria. Queremos acabar con el capitalismo; la Izquierda Europea quiere mejorarlo.

Nosotros tenemos nuestra base en el marxismo-leninismo, la teoría y la práctica de la lucha de clases, los principios del internacionalismo proletario. La Izquierda Europea, desgraciadamente, se basa en el reformismo. La Izquierda Europea lucha contra el capitalismo sólo verbalmente, pero en la práctica ayuda a fortalecer la imagen “democrática” de la Unión Europea, del Parlamento Europeo y del sistema capitalista en general.

Hemos intentado influir y cambiar estos procesos, pero hemos de reconocer que es imposible. La línea política de la mayoría de los partidos miembros del PIE, y del propio PIE, van en una dirección que viola los intereses básicos de la clase obrera, del movimiento comunista internacional. Hemos considerado la posición de otros partidos comunistas. Estamos de acuerdo en que la Izquierda Europea juega un papel negativo en el movimiento de izquierda internacional. Queremos ayudar a otros partidos con nuestra decisión de abandonar el PIE. Queremos dejar claro a todo el mundo lo que es el PIE en realidad.

Pensamos que el revisionismo y el oportunismo son ahora el mayor peligro que amenaza al movimiento comunista. Es malo que seamos pobres, y es malo que no tengamos dinero, pero lo perderemos todo si abandonamos nuestra clara convicción ideológica, si abandonamos el marxismo-leninismo. Seguiremos participando en los encuentros internacionales de partidos comunistas y obreros, y haremos todo lo que podamos por fortalecer el polo comunista del movimiento, en base a los principios del internacionalismo proletario. Fortaleceremos nuestras relaciones bilaterales con los partidos comunistas.

Continuaremos nuestra lucha contra el capitalismo sobre la base del marxismo-leninismo. Nuestra decisión también se basa en la realidad de Hungría. La situación en Hungría está cambiando. El pueblo ya ha vivido 20 años de capitalismo y ha acumulado muchas experiencias concretas. Tras 20 años la mayoría de ellos entienden lo que significan el capitalismo, la explotación, el paro y la injusticia social.

Por otra parte, aprecian que es el Partido Comunista Obrero Húngaro quien siempre ha estado a su lado y luchado por sus intereses. Ese es nuestro capital moral y político, que podemos utilizar en próximas batallas. El gobierno húngaro intenta resolver la crisis actual a costa de las masas trabajadoras. Los salarios y las pensiones se han congelado, el gasto público será reducido. Esta política, en lugar de mejorar la situación de las masas trabajadoras, creará nuevas dificultades. El pueblo está esperando de nosotros, de los comunistas, posiciones claras y lucha consecuente. Eso es lo que haremos.

Budapest, 25 de abril de 2009

Comité Central del
Partido Comunista Obrero Húngaro

banderarojachicaPortal del PCOH

Frente a la recesión imperialista, un Primero de Mayo de unidad y de lucha

In Actualidad, Comunicado, Laboral on 30 abril, 2009 at 0:01

comitecentralDECLARACIÓN DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO REVOLUCIONARIO DE LOS COMUNISTAS DE CANARIAS

Compañeras y compañeros:

Asistimos a los estertores del capitalismo en todo el planeta, a la agonía del sistema imperialista mundial que ha demostrado que está totalmente obsoleto y que su mantenimiento es una certeza de desastre y horror, no solo para la inmensa mayoría de la humanidad, sino para la supervivencia de la propia especie humana. Pero los estertores de este sistema criminal, basado en la explotación de unos seres humanos por otros, pueden durar aún mucho tiempo. Los amos del mundo intentan recomponer la actual recesión con los viejos métodos del capitalismo: pagarnos menos, hacernos trabajar hasta la extenuación, despedirnos más fácilmente y recortar gastos y derechos sociales.

Esas convulsiones del capitalismo agonizante son mucho más brutales en un país colonizado, con una economía totalmente dependiente y centrada en el monocultivo del turismo, y totalmente abierto al saqueo de las grandes corporaciones imperialistas europeas. Ni como canarios ni como trabajadores tenemos derecho a decidir qué futuro queremos para nosotros y para nuestros hijos. Son otros los que deciden, los que trazan planes en consejos de administración, los que juegan con nuestros salarios y con las vidas de nuestras familias.

A través de dinero para las campañas electorales, de comisiones, de corruptelas, de leyes, decretos, universidades, escuelas y medios de comunicación, los imperialistas y sus lacayos en nuestro país ya han hecho y deshecho a su antojo todo lo que han querido. Ya han abusado del esfuerzo, del dolor y del sacrificio de las trabajadoras y de los trabajadores canarios durante demasiado tiempo. Sus intereses no pueden seguir siendo los que prevalezcan. Ha llegado el momento histórico en que deben imponerse los intereses de las asalariadas y de los asalariados, de la inmensa mayoría. Es hora de poner en pie nuestras propias propuestas para hacer más corta la era del sufrimiento.

Hasta ahora los grandes capitalistas y sus lacayos han hablado todo lo que han querido. Han saqueado las arcas públicas para engordar con miles de millones las cajas de caudales de sus bancos y de sus grandes corporaciones. A nosotros solo nos dejan la indefensión, la sobreexplotación y el silencio, convencidos de que nunca habrá otro futuro que el que ellos imponen.

Pero las trabajadoras y los trabajadores de todo el mundo se han puesto en marcha. Las manifestaciones, las huelgas y las luchas recorren de nuevo el planeta. Ha llegado el momento de que nosotros, mujeres y hombres de la clase asalariada canaria, nos sumemos a esa imparable ola, de que hagamos que las puertas del futuro se abran también para Canarias. Ni un día más del necesario soportando las lacras del capitalismo que se resiste a morir. Ahora.

Este Primero de Mayo debe ser la señal de arranque hacia el futuro, hacia nuestra soberanía como pueblo libre en una República Canaria independiente, democrática, antimonopolista y antiimperialista, en el camino al Socialismo. Y también de la propagación de las propuestas de la clase trabajadora para poder sobrevivir, para impedir el castigo despiadado que los capitalistas nos imponen en su particular modo de afrontar la recesión imperialista mundial.

Por eso las asalariadas y los asalariados hemos de exigir la nacionalización inmediata de la banca, en vez de seguir engordando ese saco sin fondo con el dinero arrancado de nuestro trabajo. Por eso hemos de exigir que se imponga una moratoria real en el pago de hipotecas y otros gastos familiares, como agua, luz y teléfono. Por eso hemos de conseguir que las prestaciones por desempleo se prorroguen todo el tiempo que haga falta. Y por eso vamos a conquistar una renta básica de subsistencia para que ningún trabajador ni ninguna persona pobre pase hambre.

¡Ese es el plan de rescate que necesitamos las trabajadoras y los trabajadores! ¡No más cuentos, mentiras y envolvimientos para mantenernos en la resignación, el capitalismo y la miseria! ¡A la calle, a las manifestaciones unitarias, a decir basta, a pelear por lo que es nuestro, a conquistar el porvenir!

¡Viva el Primero de Mayo!
¡Viva la Unidad y la lucha de la clase obrera!
¡Hasta la victoria definitiva del Socialismo!

Comité Central del
Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias
(PRCC)