Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for 20/06/09|Daily archive page

Regalando Guaguas

In Actualidad, Economía, Laboral on 20 junio, 2009 at 0:01

guaguaspsoeEl Ayuntamiento de Las Palmas pone a la venta el 49 por ciento de la Empresa Municipal de Guaguas por el módico precio de siete millones de euros. Pero, en realidad, las condiciones de la oferta estipulan que tras abonar la cifra de un millón setecientos mil, el resto del pago podrá aplazarse cinco años según el pliego de condiciones o, a conveniencia y por decisión del comprador, hasta diez años.

Sin embargo, el patrimonio de la empresa es muy superior al valor asignado a las acciones por la Corporación Municipal. Según sus propios cálculos sólo la cochera del Sebadal está valorada en nueve millones de euros.

Si a esto añadimos los vehículos, talleres, equipamientos, etc., más el valor de los veinticinco años de la concesión, podemos afirmar que la privatización de Guaguas Municipales es, más que una venta de acciones, un auténtico regalo para la empresa que ya, descaradamente, se aprovecha de las líneas y las paradas para las que no tiene licencia, sin abonar ninguna compensación a la concesionaria de estos trayectos.

Todo apunta a un acuerdo entre bastidores por el que el alcalde del PSOE Jerónimo Saavedra y el gerente de GLOBAL Angel Luis Sánchez Bolaños, también del PSOE, han convenido en la absorción de hecho de Guaguas Municipales por la empresa que controla el transporte interurbano en la isla de Gran Canaria.

Auténtico regalo que se materializará con el pago de la irrisoria cantidad de 1’7 millones de euros. El resto del importe de la compra de acciones, hasta completar los siete millones, se financiará fácilmente a lo largo de diez años de la explotación del servicio, subiendo tarifas, reduciendo, como ya está anunciado, hasta el treinta por ciento de la plantilla, y firmando un nuevo convenio colectivo de reducción de salarios y derechos, para sustituir al ya denunciado convenio en vigor.

Y también se aumentarán los beneficios obligando al Ayuntamiento a abonar los descuentos que se aplican a algunos colectivos de usuarios, y que ahora paga la empresa municipal, pues Sánchez Bolaños no va a permitir que la política asistencial de la corporación municipal se cargue a la cuenta de su nuevo negocio.

Por supuesto se eliminarán líneas. Los trayectos menos rentables del Cono Sur y otros barrios desaparecerán, salvo que el Ayuntamiento pague la diferencia hasta la rentabilidad mínima exigida por el gerente de GLOBAL.

Y mientras todo esto ocurre y avanza imparable la maniobra privatizadora para concretarse durante el verano, el Comité de empresa de Feluco, después de ser claramente desautorizado por la Asamblea de los trabajadores de Guaguas Municipales, permanece totalmente inactivo y entregado, sin dignarse siquiera a dimitir en pleno y convocar nuevas elecciones sindicales permitiendo la formación de un nuevo liderazgo menos burocrático, menos llorón y más combativo, que pueda enfrentarse a esta situación y evitar el futuro de despidos, reducción de derechos y deterioro del servicio que se prepara para los trabajadores y para los usuarios.

Fieles a su estilo burocrático y antiasambleario, condicionados por sus espúreos acuerdos históricos con el PSOE, orientados por sus asesores para apoyar electoralmente a los mismos que hoy los privatizan, después de renunciar públicamente a la huelga indefinida, única arma efectiva para pararles los pies al alcalde y sus amigos, Feluco y su Comité decidieron utilizar el método del referendum y del voto secreto para legitimar su política teatral de acciones testimoniales sin ninguna efectividad práctica.

Pero la Asamblea no se dejó engañar tan fácilmente. La mayoría de los trabajadores de Guaguas Municipales comprende que sin una lucha decidida y firme a través de la huelga indefinida y el apoyo de la ciudadanía, no hay posibilidades reales de vencer a Saavedra y a la banda de políticos-empresarios empeñados en quedarse con la empresa municipal.

Derrotados y desautorizados por la Asamblea, han quedado imposibilitados para continuar con su paripé de lamentaciones públicas, amenazas infantiles y acciones espectaculares pero inofensivas para los privatizadores. Haciéndose pasar por radicales “defensores del muro” y culpando a la mayoría de sus compañeros por no dejarse embaucar con su ridículo e inútil teatro de “revolucionarios”, al mismo tiempo que bajo cuerda no paran de asustar y de desmoralizar a los guagüeros recordándoles constantemente los despidos de luchas anteriores dirigidas por ellos mismos.

Y ahora se enfadan mucho y están decididos a “presentar reclamaciones” porque el Consejo de Administración los desprecia olímpicamente y aprueba la privatización sin contar con ellos para nada. Rechazan esta inadmisible “falta de consideración y de respeto” pues consideran que ellos no se merecen este trato dada “la honesta entrega y disponibilidad que han demostrado” y expresan “su más profunda decepción por estas oscuras y solapadas prácticas”.

No entienden, por lo visto, que el respeto, incluso de los enemigos, hay que ganárselo en la lucha. Pero el Comité de Feluco se ha desacreditado ante los trabajadores, ante los ciudadanos y ante los mismos privatizadores con su actitud pusilánime y teatral que ha llevado al colectivo de trabajadores de Guaguas a la derrota.

Y la única salida digna que les queda, a estas alturas, es la dimisión. Seguir por el camino vergonzoso de las quejas y las reclamaciones inútiles no hace sino aumentar la imagen ridícula  de este Comité, porque después del conejo ido, de nada sirve dar palos a la madriguera.