Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for 22/06/09|Daily archive page

El Che y su combate contra la recolonización de las mentes

In Opinión on 22 junio, 2009 at 0:01

victor1COLABORACIÓN


Víctor J. Rodríguez Calderón

Cuando las naciones se levantan contra el imperio y combaten por su liberación nacional y social, no se puede ocultar, ahí está presente el Che. Su obra es imperecedera, él nos dejó todo un caudal de conocimientos ideológicos y prácticos de su experiencia, indispensable para la lucha de hoy y del futuro. Sus profundas convicciones y concepciones enmarcadas en los procesos históricos de nuestros próceres, de Marx y Lenin, han fortalecido las conciencias de nuestros pueblos para que se revelen y construyan el verdadero socialismo democrático, el más sagrado de los deberes para encontrar la libertad, la igualdad y la justicia.

Digan lo que digan, la verdad es una: El pueblo de Cuba no se ha sumido a la servidumbre de los yankees y a pesar de toda la bestialidad deshumanizada descargada por el monstruo, con su bloqueo, es el único pueblo que no se le ha puesto de rodillas. Recordemos la expulsión de Cuba de la OEA en 1962, quedando sola en el mundo y ahora después de 47 años, el imperio le pone condiciones para que regrese al organismo de la comunidad mundial, pero la dignidad y el respeto a su libertad que está por encima de todo, reitera y manifiesta inmediatamente que no ingresará jamás a esa organización pre-imperial. Obama se quedó esperando el abrazo y el libro de Raúl. Cuba nunca solicitó su ingreso y a pesar de ser una victoria contundente, Cuba revolucionaria reivindicó una vez más su dignidad y el pensamiento del Che.

Cada época vulgariza, a nivel de cultura política, ciertos lideres y lo hace con el propósito firme de desvirtuarlos del verdadero proceso histórico, cosa de opacarlos o de elevarlos a los altares para que de verdad mueran, tal es el caso que hoy se quiere hacer con el revolucionario argentino Ernesto Che Guevara, líder indiscutible de la última revolución latinoamericana ocurrida en plena mitad del siglo pasado, en Cuba. Pero como la historia es en esencia continuidad y solidaridad, sin que los hombres puedan evitarlo, estos líderes, pase lo que pase, nunca, jamás morirán.

Al retomar y repensar los temas políticos sociales proyectados por Ernesto Guevara, nos encontramos con un descubrimiento asombroso, el Che es un prototipo de hombre de la corte Neo-Idealista, surgido de la complejidad social política moderna. Sin duda alguna el Che es el político por excelencia latinoamericano del siglo XX, y desde luego, además de político, pensador social y hombre de acción. Nadie como él tactó la enorme complejidad de los actuales problemas humanos y reclamó una posición integral para el hombre latinoamericano y dentro de su pensamiento nos enseñó que el hombre no debe sustraerse de la responsabilidad social y política que incide todos los días en su personalidad.

La comprensión de la historia en nuestra época fue su base principal para razonar, meditar y exponer la necesidad de la construcción del hombre del tercer milenio “Siglo XXI”. La revolución, su profunda temática, es el centro gracias al cual una nueva ética humanista se ofrece: una nueva sociedad emancipada totalmente del asqueroso imperio. En su pensamiento se encuentra una nueva ciencia revolucionaria reflejada en una evolución científica bajo la ética de los principios marxistas, pero con una extensión metódica aplicada al sistema latinoamericano, su método expone una constante renovación, él le dio el impacto vivo a la acción revolucionaria, excluye el empirismo, el dogmatismo, la aventura y por supuesto la traición, en síntesis se encuentra una posición formada plenamente al servicio del hombre.

En consecuencia, su política revolucionaria podríamos definirla como un arte, porque ella fue capaz de alcanzar en la práctica el objetivo final de toda revolución, porque la victoria definitiva no está, como se piensa, en alcanzar victorias en las acciones militares, éstas solo representan un comienzo de toda la tarea, tal y como es la de encaminar todo un pueblo bajo el pensamiento socialista para construir una nueva sociedad que domine y venza a los enemigos más encarnizados. La revolución cubana es un viento a caballo y cuando los gringos sanguinarios la oyen correr no encuentran la forma de matarla.

El Che, no fracasó en Bolivia, fracasó el partido comunista que creído que el momento político estaba dado, se lanzó a la revolución de la lucha armada y luego asustado, dejó solo al Che, a los pocos hombres que acudieron a su llamado. El partido comunista de ese país traicionó, en ese momento, al líder atándolo para que los gringos lo pudieran asesinar.

Nacido un 14 de junio de 1928, vino a un hogar de clase media en Argentina y fue asesinado vilmente el 9 de octubre de 1967. Olvidar al Che, es la consigna de este mundo neoliberalista dominante y es natural, el Che es todo lo contrario a este mundo de hoy, su pensamiento fue núcleo constitutivo de la lucha por la instauración de una real democracia social popular y hoy la profunda necesidad de su exclusividad está en la realidad de las democracias actuales, las cuales violan el sentido ético de las luchas desarrolladas para su alcance, por hombres inclusive, como el Che que dieron su vida por construirlas, el poder del capital, la hegemonía de la ideología del consumismo, el diseño imaginario de un modelo de vida competitivo en el cual el éxito significa posesión del objeto obligado a ser deseado, aniquilan toda protesta y todo sentido de revolución, pero es necesario que hombres latinos como el Che, resurjan de las cenizas para que su pensamiento liberador ayude a emanciparse a esta Latinoamérica sin porvenir por estar sumida por los verdugos de la democracia y los ideólogos de la violencia, hambre, miseria y esclavitud.

Cada pensamiento del Che tiene como destino cambiar el mundo, cada paso es un trueno que retumba para hacer una nueva historia, pocas ideas han resultado tan humanas, tan fascinantes para los hombres que amamos la libertad. ¿Qué lo ha hecho destacar? ¿Qué explica esa electricidad indetenible que corre por las mentes de los hombres del pueblo? Su fórmula infalible política con fuerza y visión para el hombre nuevo del siglo XXI, pero con la conciencia moral; la ética y la ideología socialista, construyendo de verdad partidos revolucionarios y no partidos policlasistas, cuevas de pillos, oportunistas, traidores y corruptos.

El Che y los pueblos son protagonistas activos, porque él es: como Bolívar, Martí, Artigas, Zapata, Sandino, Farabundo Martí y como toda esa gente que hoy viven entre las montañas y cordilleras andinas de nuestra América invocándolo con sus combates contra unas oligarquías peonas del imperio.


(*) El venezolano Víctor Rodríguez Calderón es politólogo, periodista, escritor, poeta, director de empresas y experto en Planeación de Organizaciones. Recomendamos su blog El Victoriano.