Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for 20 20+03:00 julio 20+03:00 2009|Daily archive page

Zelaya, un burgués más en la historia

In Actualidad, Opinión on 20 julio, 2009 at 0:01

victor1COLABORACIÓN


Víctor J. Rodríguez Calderón

En atención a una larga conversación telefónica que sostuve con un colega, hoy asilado en México, de la prensa que defendía el proceso del ex mandatario Hondureño Manuel Zelaya, a quien no voy a identificar por su propia seguridad, me informó sobre algunos puntos desolados del verdadero panorama de lo que ocurrió en el hermano país de Honduras, los cuales creo una necesidad darlos a conocer para que cada quien saque sus conclusiones y haga sus análisis. Lo que si es importante notificar que este colega camarada pertenece al cuerpo de inteligencia de contra-información socialista regada hoy por el mundo.

Me informó el colega: -El único responsable de todo lo que ha ocurrido en mi patria Hondureña ha sido el mismo presidente Zelaya, fue él quien se entregó directamente a los brazos de los golpistas y nunca dudó en hacerlo, no pensó jamás en el pueblo, menos en los que quedábamos, en los que en verdad lo apoyábamos y le habíamos creído su giro hacia la izquierda, nos engaño. Actuó como lo hacen los hombres de derecha, como un cobarde y vulgar oligarca asustado, ese traidor no es más que populista, antisocialista y oportunista, por eso hay que denunciarlo.

-Eso de que estaba seducido, convencido y que se unía a las patrias que en América luchan por su liberación, es falso de todas las falsedades. Zelaya conocía todo el plan y esa noche ya sabia que no era presidente. El doctor Enrique Ortez Colindres, ya canciller del gobierno golpista, negoció su salida y así se lo hizo saber, este señor fue su asesor y habían roto toda relación política debido al acercamiento con la política venezolana, además es su primo hermano y socio de su padre. Este doctor se desempeñó como uno de los ideólogos del golpe y fue a él a quien la alta jerarquía militar le solicitó su intervención para que negociara con el presidente de Costa Rica, Arias, quien es su amigo personal, el cual acepto recibirlo, darle asilo y protegerlo.

P.-Oye, es delicado eso que me estas informando, porque se supone que Zelaya fue sacado en pijamas a tiros y que el Presidente de Costa Rica, desconocía por completo el procedimiento, se enteró cuando ya el avión surcaba el espacio aéreo y se vio obligado a otorgar ese permiso -le repuse.

R.- Eso es falso, por supuesto hermano, ya todo eso estaba conversado, el Presidente Arias dio el visto bueno mucho antes, porque el canciller Ortez le aseguró que la toma del poder era limpia, sin un tiro, que a Zelaya y a su familia la respetarían y saldrían de allí sanos y salvos, el ejército no iba a derramar sangre, que Zelaya estaba consciente de haber roto la constitucionalidad del país y ya todos los poderes, incluyendo su partido, el liberal, le habían volteado la espalda.

P. Entonces todo esa agresividad en la OEA, en el imperio y la solidaridad que ha solicitado internacionalmente Zelaya, ¿cómo la podemos descifrar?

R. Bueno, esa es una fatalidad para todos nosotros, porque a la hora de hacerle frente como un revolucionario, salió corriendo y ahora se comporta como un hombre sollozante pidiendo regresar para defender, lo que no fue capaz y ahora el poco pueblo que lo acompañaba esta solo, sin un arma y lo mas trágico sin un cuadro que lo pueda apoyar.

P. ¿Cómo queda el hilo constitucional de esa nación ante el mundo, porqué eso es un golpe de estado, o no?

R. Mira, Zelaya es un hombre conservador de derecha, latifundista y muy oportunista, él supo manejar los momentos políticos y las ayudas económicas que recibía, de entre ellas, la de tu país. Se jactaba de decir: “no soy socialista pero Venezuela me está dando lo que no me dan los norteamericanos”. Hoy en día no dudo de que todo esto es un complot, una trampa, para desestabilizar las revoluciones que se asientan en Ecuador, Nicaragua, Bolivia y tu patria y creo que el Presidente Chávez cayó en el terreno enemigo, como ellos lo trazaron, me refiero a las manos negras que no se ven.

P. ¿Qué hacían entonces gente como tu apoyándolo?

R. Supo engañarnos, creímos en su lealtad y que sería capaz por lo menos de darle una vuelta a la izquierda a su pequeño movimiento, pero él es un hombre lo que en Honduras llamamos “Riata” (1) a quien solo le interesaba para bien o para mal las “Lempiras” (2) que recibía, en su entorno solo había gente que se estaba enriqueciendo y cuando quiso corregir se convirtió en contradictorio, traidor y violador de la constitución.

P. ¿Es decir que Zelaya ha manejado y maneja doble discurso?

R. Eso es una realidad, en Honduras no tiene masa y los que pudiesen sacar el pecho ya estamos fuera. Desde la televisión y el avión que lo paseo por los aires del país Hondureño continua siendo un arrecho revolucionario, pero su conciencia está en paz con la traición que nos hizo y eso lo tienen que saber todos los camaradas del mundo.

P. ¿Me estas diciendo que ese golpe quedará en la impunidad?

R. Desde que Zelaya tuvo conocimiento que Micheletti había sido ungido como presidente por los golpistas y apoyado por los militares y no luchó adentro, sino que pactó, el golpe se hizo realidad y al contrario de lo que ocurrió en tu nación, ahí no tenemos regreso. Lo demás es película, entretenimiento. El cuento es mas largo y no me voy a cansar de advertirlo, la contrarrevolución trabaja aceleradamente en todos los rincones del mundo y ojala que no ocurra en ninguna nación, lo que nos paso a nosotros por la traición de un burgués.

P. ¿Y cómo quedamos los que nos hemos solidarizado con él?

R. Como verdaderos idiotas… Pero ahora más que nunca la vía es la revolución, a nuestras naciones debe llegar por la vía ideológica y sin traumas, confusiones y con cuadros preparados por nosotros, porque de lo contrario incurrimos en una ingenuidad que subestima al pueblo. Contra la veracidad de las falsedades, decía Ernesto Guevara, al que mucho se nombra, pero al que nadie le sigue: Debemos revelar nuestros errores porque de esa manera podemos fortalecer la revolución, esconderlos es condenar la revolución al fracaso y creo que se habla mucho de revolución pero nadie hace caso de esa posición de un verdadero revolucionario. Fin de la conversación por ahora.

Bueno yo pienso que sólo la historia será Juez de lo que seamos capaces de hacer, pero no nos van a detener, para los bolivarianos socialistas, la sumisión no cuenta y mucho menos es apta para este largo camino.

(1)Riata: Inepto, haragán.

(2) Lempiras: Moneda de Honduras.



(*) El venezolano Víctor Rodríguez Calderón es politólogo, periodista, escritor, poeta, director de empresas y experto en Planeación de Organizaciones. Recomendamos su blog El Victoriano.