Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for 25 25+03:00 julio 25+03:00 2009|Daily archive page

El fracaso de la RIC: todo les parece poco

In Actualidad, Economía on 25 julio, 2009 at 0:01

cesRICQuince años después de la puesta en funcionamiento de la Reserva para Inversiones en Canarias (RIC), por fin el Consejo Económico y Social de Canarias (CES) se ha dado cuenta de que esa evasión legalizada de impuestos “no sirve ni para diversificar ni para capitalizar la economía del Archipiélago”. El último informe anual de este órgano consultivo autonómico advierte que las dos principales figuras del REF (RIC y Deducción por Inversiones) «no cuentan con los incentivos adecuados para que las empresas realicen sus inversiones en nuevos sectores productivos» y, además, «no han sido suficientes para acercar el grado de capitalización canario a de la media española».

Sin embargo, la tendencia desde 1994 de estos «dos factores productivos estratégicos» para «mejorar la posición competitiva del Archipiélago en la economía global» ha sido de «pérdida de posiciones respecto a la referencia nacional [estatal]». Además, el CES reconoce que «la figura que estaba especialmente diseñada para contribuir a la diversificación de la estructura productiva», en referencia a la Zona Especial Canaria (ZEC), «no ha logrado cumplir las expectativas planteadas».

Por si fuera poco, ahora el CES afirma que la RIC, «tal y como se encuentra hoy en día configurada, tiene efectos muy limitados en momentos de crisis económica como la actual», puesto que es un instrumento específicamente «condicionado» a la obtención de beneficios empresariales. Según el CES, las dotaciones de las empresas a la RIC serán «en torno a los 1.000 millones de euros o menos» durante 2009. Una tendencia decreciente que ya se veía venir desde 2007, año en que las dotaciones a la RIC descendieron un 50% respecto a las efectuadas el año anterior, cuando aún no se había entrado en la recesión mundial imperialista.

La crisis capitalista ha obligado al CES a reconocer que, al reducirse los beneficios de las empresas y su capacidad para dotar la RIC, se produce un escenario de «ausencia de oportunidades de inversión” y, consecuentemente, de “posibilidades de materializar las dotaciones». Pero el brillante “análisis” del CES asegura que el problema es que las ventajas de la RIC para evadir impuestos eran “insuficientes”. En vez de pedir la eliminación de una exención fiscal que se ha mostrado a todas luces perniciosa para la economía canaria, lo que pretende es que se insista con mayor voracidad en ampliar la RIC. Esto es, como la RIC no funciona, permitamos más RIC aún.

La RIC no es otra cosa que una herramienta para no pagar el 90% del Impuesto de Sociedades sobre aquella parte de los beneficios que se consignen a ella. A cambio, los capitalistas que se acogen a esta fórmula deben “materializar” (invertir) el total de las cantidades consignadas a la RIC en un plazo de cuatro años.

Mientras que algunas pequeñas empresas reinvertían esas cantidades y esos impuestos no pagados en pequeñas mejoras para sus empresas (fundamentalmente la compra de equipos informáticos), el grueso del volumen de miles de millones de euros, manejado por un puñado de grandes capitalistas isleños y grandes corporaciones españolas, tenía fácil esa “materialización”: desde la compra de solares y de inmuebles hasta la adquisición de deuda pública.

Lo que prometía ser la fórmula mágica para capitalizar y diversificar la economía canaria y para crear empleo, manifiesta cada vez más descaradamente su carácter de simple máquina de evasión fiscal legalizada que, en plena vorágine de la recesión imperialista mundial, ya no sirve ni a sus principales beneficiarios.

El REF, con instrumentos como la RIC y el Régimen Específico de Abastecimiento (REA), no son sino la formulación actual del Pacto Colonial histórico entre la metrópoli y la burguesía criolla. Pero ese Pacto ya resulta insatisfactorio, y se pide ahora la reformulación de la RIC para hacerla todavía más permisiva.

EL CES atisba el problema, pero su apuesta por el mismo sistema capitalista les impide plantear cualquier alternativa que no sea más RIC, más capitalismo y más colonialismo.