Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for 22/09/09|Daily archive page

Represión y respuesta popular en Honduras

In Actualidad on 22 septiembre, 2009 at 19:44

hondurasrepresionCOMUNICADOS DEL FRENTE NACIONAL CONTRA EL GOLPE DE ESTADO


La policía hondureña inició este martes en la mañana las acciones represivas contra las cientos de personas que se mantienen alrededor de la embajada brasileña en Tegucigalpa, donde se encuentra el presidente legítimo de Honduras.

La represión se hace durante un toque de queda decretado por el Gobierno de facto, liderado por Roberto Micheletti, que comenzó a las 16.00 hora local (22.00 GMT) del lunes hasta las 18.00 local (00.00 GMT) de este martes. Se informa de varios muertos a manos de las fuerzas golpistas.

La acción policial se une también al cierre de los cuatro aeropuertos internacionales que tiene Honduras, tras el regreso de Zelaya, con el fin de que el secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, no entre a la nación.

De hecho el jefe del organismo aplazó el viaje que tenía previsto al país centroamericana por esta decisión del gobierno de facto.

Reproducimos los dos últimos comunicados del Frente Nacional contra el Golpe de Estado:


LÍNEAS DE ACCIÓN PARA EL DÍA MARTES 22 Y MIÉRCOLES 23 DE SEPTIEMBRE

La condución del Frente Nacional contra el Golpe de Estado, comunica a los compañeros y compañeras de la Resistencia Nacional:

1. Les invitamos a que realicen manifestaciones de repudio a los golpistas y apoyo al retrMel en sus comunidades, aldeas, pueblos, barrios y colonias, cerca en lo posible de sus casas, para evitar ser reprimidos y apresados.

2. A los manifestantes del interior del país que lograron pasar los retenes militares y llegar hasta Tegucigalpa, les pedimos que se concentren en el SITRAUNAH, en primer portón de entrada detrás de la editorial de la UNAH.

3. A los manifestantes que se alistaban para venir a Tegucigalpa y a quienes se encuentran retenidos en las carreteras, les pedimos que pospongan su viaje para mañana temprano.

4. A toda a resistencia se les convoca a una manifestación pacífica mañana miércoles 23 a las 8.00 a.m. frente a la Universidad Pedagógica Fco Morazán.

Tegucigalpa, martes 22 de septiembre de 2009, 11:00 am

¡Morazán está en las calles!


FUERTE REPRESIÓN CONTRA MANIFESTACIÓN PACÍFICA

A la comunidad nacional e internacional denunciamos que a primeras horas de la mañana un fuerte contigente de policías y militares arremetieron violentamente contra la manifestación pacífica que se realizaba en las inmediaciones de la embajada de Brasil para saludar el regreso del presidente legítimo Manuel Zelaya Rosales.

Los cuerpos represivos hicieron uso de armas de fuego, bombas lacrimógenas, gas pimienta y balas de goma, contra las personas que se encontraban en el lugar, algunas de las cuales todavía dormían. Hay heridos de bala y golpeados de gravedad en el Hospital Escuela. Se desconoce el número exacto de detenidos.

Condenamos estos hechos de barbarie que se hacen al amparo de un estado de sitio que viola derechos humanos fundamentales.

A las organizaciones de derechos humanos y los pueblos y gobiernos de mundo, llamamos a sumarse al repudio contra las acciones brutales del régimen de facto instalado por la oligarquía hondureña.

Al pueblo hondureño lo instamos a mantenerse atento a las nuevas instrucciones que emanen de la conducción de la Resistencia.

¡Morazán está en las calles!

Tegucigalpa. 22 de septiembre de 2009.

La ofensiva popular desafía al régimen golpista de Honduras

In Actualidad on 22 septiembre, 2009 at 10:40

zelayategucigalpaEl pueblo hondureño desafía el Estado de Sitio y Toque de Queda impuesto por los golpistas y permanece en las afuera de la Embajada de Brasil, conscientes que están en un momento histórico y que la victoria está cerca. Decenas de miles de hondureños marcharon anoche hacia Tegucigalpa a rescatar el orden democrático, reinstalar a Manuel Zelaya Rosales en la Presidencia de la República y abrir una nueva situación política en Honduras para convocar a una Asamblea Constituyente.

Pese al Toque de Queda, miles de personas permanecen en las inmediaciones de la embajada de Brasil, donde se han instalado más de 1.500 soldados dispuestos a reprimir a los manifestantes y se ha cortado el servicio eléctrico. Se anuncia para hoy a las 11 horas local, una movilización de los manifestantes a un lugar desconocido aún –no quieren dar a conocer su estrategia-, mientras se espera la llegada del Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, junto a otros cancilleres que deben arribar hoy a Tegucigalpa.

El Presidente Zelaya llamó anoche a los mandos medios de las Fuerzas Armadas para que regresen de esta aventura golpista y recuperen el prestigio ante el pueblo dando vuelta sus fusiles en contra de los enemigos de Honduras y no contra el pueblo. El gobierno de facto decretó un toque de queda hasta hoy a las 6 de la tarde y amenazó con cerrar los aeropuertos para que la delegación de la OEA no pueda llegar.

El presidente de Honduras, Manuel Zelaya, dirigió ayer lunes un mensaje a los cientos de personas que se encuentran en las inmediaciones de la embajada de Brasil, donde expresó que nadie lo volverá a sacar de su país y ratificó que está comprometido con su pueblo.

“A partir de ahora nadie nos vuelve a sacar de aquí, por eso nuestra posición es patria, restitución o muerte”, enfatizó Zelaya ante miles de seguidores que permanecen apostados frente a la embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde el depuesto gobernante arribó desde primeras horas de este lunes tras su regreso a la nación centroamericana.

“Quiero decirles que estoy comprometido con el pueblo hondureño y que no voy a descansar ni un día, ni un minuto, hasta bajar a la dictadura del poder que no le corresponde”, recalcó mientras sus seguidores, algunos subidos en los muros de la embajada de Brasil y de otros edificios y casas vecinos, coreaban consignas a su favor.

“Somos un pueblo unido y un pueblo vencedor”, expresó Zelaya e hizo un llamado a sus seguidores a no preocuparse pues no piensa marcharse de Honduras, aunque “la primera vez -el 28 de junio pasado- me agarraron descuidado, dormido”. Durante el golpe de Estado que lo destituyó del poder, los militares detuvieron a Zelaya en su casa y, en ropa de dormir, lo obligaron a abordar un avión en el que lo llevaron por la fuerza a Costa Rica.

“El mundo apoya a Honduras y Honduras apoya al mundo con la democracia”, recalcó Zelaya, quien asumió el poder el 27 de enero de 2006 para un mandato de cuatro años.

Aseguró que no va a rendirse y recordó que las autoridades del gobierno de facto, creyeron que lo iban a detener en la frontera. “Aquí estoy, vivito y coleando”, dijo.

Indicó que él y sus seguidores no se irán de las calles frente a la embajada de Brasil “hasta que caiga la dictadura y los tiranos estén fuera”.

Manifestó que las autoridades de facto no se han dado cuenta que su movimiento tiene más estrategia y capacidad de organización que cualquiera de los que hoy pretenden instaurarse en el poder a través de la fuerza.

Agregó que desde anoche la resistencia contra los golpistas se comenzará a organizar “en equipos de trabajo”.

Insistió en que quiere que las cosas se hagan sin violencia y que demostrarán “que pacíficamente los hondureños somos capaces de recuperar lo que hemos perdido o lo que nos quieren robar”.

 

Zelaya, un burgués más en la historia (II)

In Actualidad, Opinión on 22 septiembre, 2009 at 10:30

victor1COLABORACIÓN


Víctor J. Rodríguez Calderón

Basado en las informaciones que he venido recopilando desde que ocurrió el golpe de estado en Honduras y en las conversaciones que he sostenido con un colega asilado en México y con personal del alto gobierno del derrocado Presidente Zelaya, asilado en España, hoy estoy plenamente convencido que Zelaya fue cómplice y no victima de esta acción.

No tengo la menor duda que Zelaya se entregó en los brazos de los golpistas como buen burgués y leal liberal. Lo mas trágico de todo esto, es que se llevó por delante a muchos lideres que se identificaban realmente con el cambio revolucionario e incluyendo a mucha gente de su pueblo.

Este burgués nunca estuvo identificado con un proceso de tal magnitud y para mayor demostración quedo grabado en la historia cuando aceptó la propuesta de su homólogo Oscar Arias, a quien la administración estadounidense lo escogió como mediador para iniciar el “jueguito” de que regresara al poder según ciertas condiciones. En realidad ya no importa lo que Zelaya haga y lo que los países democráticos luchen por él, en el libreto que redactó el Pentágono, eso ya estaba trazado y precisamente, eso es lo que los golpistas, Oscar Arias, Zelaya e Imperio querían que los ingenuos pensaran e hicieran.

Se registró una capitulación y eso no fue más que una consecuencia para legitimar el gobierno de facto por parte del imperio, trabajado hábilmente por Arias y aceptado por Zelaya.

La masa que pide y lucha por el cambio en Honduras fue engañada, abandonada por Zelaya, hoy se encuentra sin liderazgo, anarquizada y controlada por el gobierno de facto.

En esta perspectiva nada vale el regreso de este burgués para que tome el mando, las condiciones impuestas por los sediciosos son vergonzosas e inaceptables por lo que Zelaya sabe que no puede volver, pues los países progresistas que luchan y lo respaldan por su regreso nunca aceptaran esas condiciones imposibles.

Pienso que lo único bueno, por una parte se descubre una nueva evidencia de trabajo estratégico en los objetivos del imperio y en la jugada política militar. El objetivo directo y necesario para iniciar una ofensiva contra los procesos de cambio latinoamericano, liderados principalmente por Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua, países que en realidad caminan hacia un cambio social y luchan contra las estructuras capitalistas.

Queda claro el objetivo Yanqui y el de los países peones, ellos combinaran sus fuerzas para desconcertar a estos pueblos. Por otra parte esa victoria táctica del imperio busca desmoralizar a todo cambio social y Zelaya otro peón mas, levantó una seudorevolución donde cayeron incautamente los ingenuos, cerrando las puertas a toda fuerza que luche por una nueva sociedad o que intenten nacer de nuevo.

Pero, tenemos confianza y nunca podrán invadirnos con el desánimo, estas generaciones están firmes para afrontar derrotas y hacer las tareas que se necesitan para formular el nuevo socialismo democrático. Estamos seguros que no permitiremos más colonizaciones. Honduras cayó en la trampa hoy, pero se levantará de nuevo mañana, así vengan mil “Zelayazos” más.


Artículo relacionado:

mundoZelaya, un burgués más en la historia (I)


(*) El venezolano Víctor Rodríguez Calderón es politólogo, periodista, escritor, poeta, director de empresas y experto en Planeación de Organizaciones. Recomendamos su blog El Victoriano.

Empaquetándonos los trenes

In Actualidad, Economía on 22 septiembre, 2009 at 0:01

trenSi el tren del sur de Tenerife tenía un presupuesto inicial de 534.000 euros, ese presupuesto, sin despeinarse, ya va por 1,7 millones de euros. El cálculo que se hace para el tren del norte empieza ya por los 1.000 millones de euros.

En cuanto al tren del sur de Gran Canaria, del que se había dicho que costaba 1.000 millones, ya se estima en 20.000 millones de euros. Los fondos de la Unión Europea y del estado español apenas cubrirán en torno a un 40% del coste. Amén de posteriores incrementos de presupuestos (que ya han aumentado espectacularmente sin mover un tenique), habrá que añadir los costes del mantenimiento de los trenes, cuyas cifras anuales pueden ser incluso superiores.

La operación es un dogal al cuello del pueblo canario, que nos mantendrá asfixiados económicamente de por vida.

La implantación de los trenes supone, además, una ocupación y perdida de suelo, con impactos medioambientales irreversibles. Y tampoco van a reducir el uso de vehículos privados (a pesar de la ocurrencia del Cabildo grancanario de imponer un peaje a los automovilistas que se desplacen al sur).

La razón es sencilla: la inmensa mayoría de las personas que se desplazan a las zonas por las que viajarán los trenes no se van a quedar en el apeadero: de éste tendrán que desplazarse a su destino, bien en guagua, bien en taxi. Encima, las paradas de los trenes son más restringidas que las de las guaguas, que llegan a más sitios con más flexibilidad.

El tren exige la creación de un sistema de transporte complementario y múltiples trasbordos, obligando a desplazar guaguas a los apeaderos, con mayores costes para Titsa y Global.

Los trenes tampoco van a suponer mayor velocidad de desplazamiento. Las siete paradas del tren del sur de Tenerife, o las nueve del de Gran Canaria, impedirán velocidades significativas, obligando a empezar a frenar para la siguiente parada antes de haber alcanzado la velocidad óptima.

Por si fuera poco, los pasajeros van a perder más tiempo esperando en las estaciones de trasbordo o cogiendo transporte suplementario al principio o al final. En esas condiciones, implantar medios de transportes mastadónticos, con costes delirantes, no tiene justificación alguna.

Las ingenuas (o malintencionadas) alusiones al ahorro energético o al uso de “energía limpia” por parte de los trenes, no resiste el más mínimo análisis. Lo que se ahorre en fuel por un lado, se gastará por el otro para generar la enorme cantidad de electricidad necesaria para mover locomotoras de más de 5.000 CV.

Además, los trenes precisan unas infraestructuras (las guaguas ya las tienen: carreteras y autopistas) carísimas, y que además de las vías incluyen sino a cocheras y talleres de reparación específicos. Por cierto, unas reparaciones que nos harán aún más dependientes de las empresas (alemana o francesa) a la que se compren las máquinas.

¿Qué explicación hay, pues, para el empeño en implantar trenes en un territorio insular como el nuestro? A cualquiera con sentido común, solo se le ocurre una: a grandes operaciones, grandes comisiones. La maqueta que el Cabildo de Gran Canaria ha desenvuelto recientemente para exponerla en el Parque San Telmo es toda una metáfora: menudo paquete nos echan encima.

Artículo relacionado:

estrellaverdechica1El despilfarro del trenecito (leré)