Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for 27/09/09|Daily archive page

Letonia: capitalismo, represión y crisis

In Actualidad, Economía, Represión on 27 septiembre, 2009 at 0:01

letoniaNo es casual que en Letonia, como en el resto de las repúblicas bálticas, la primera medida de la nueva república independiente fuera la ilegalización de los comunistas, hasta el punto de prohibir la presentación de candidaturas electorales a todas las personas que hayan sido miembros del Partido Comunista de Letonia, que continúa fuera de la ley. Era necesario para convertir al país en el modelo capitalista neoliberal de la Unión Europea (UE), donde la derecha ha campado a sus anchas durante los últimos veinte años. En Letonia todos los asalariados pagan el mismo porcentaje de impuestos (flat-tax del 23%), las empresas prácticamente no pagan impuestos y el despido es libre.

Un reportaje de The Financial Times, del pasado 5 de julio, resumía la liquidación del modelo soviético en los países bálticos de la siguiente forma:

“a) las empresas estatales fueron vendidas a precio de saldo.
b) los puentes se construyeron a precio de oro.
c) y los políticos, pocos y corruptos, se hicieron ricos.

De esta forma, la burbuja crediticia se construyó sobre una abundancia de préstamos del exterior -la banca sueca prodigó sus préstamos y el Swedbank, ahora con dificultades, llegando a obtener el 25 % de su negocio en los países bálticos-, con el endeudamiento ilimitado del Estado, las empresas y los particulares. Y, para mayor garantía de las inversiones de las grandes corporaciones europeas, sus monedas quedaron vinculadas a un cambio fijo con el euro, que ahora les impide una devaluación que paliaría su situación económica.

Pero ahora, en el paraíso capitalista letón, la economía está cayendo al 18% del Producto Interior Bruto (PIB). Lituania y Estonia no le van a la zaga, con caídas en torno al 20% anual. El gobierno letón acaba de cerrar 30 hospitales y, a partir de ahora, los enfermos deberán alquilar la cama en los centros públicos. La cama puede costar hasta 25 lats (35 euros) por noche en un hospital público, a lo que hay que sumar el coste de medicinas y tratamiento. Sólo la cama de un día equivale a la mitad de lo que percibe en todo un mes un parado que lleve más de 120 días sin trabajo.

El gobierno también ha recortado a la mitad el salario de los maestros, bajado el salario mínimo el 20% y reducido las pensiones el 10%. Todo ello a las puertas del invierno y con un 17,4% de paro.

Letonia ha sufrido la mayor caída de precios de vivienda del mundo. Las fachadas de art nouveau y de los nuevos bloques de viviendas en Riga están inundadas por carteles con las palabras “iznoma” (se alquila) y “pardod” (se vende). La masiva entrada de capital financiero europeo en los países bálticos se tradujo en espectaculares burbujas de crédito para construcción y especulación. A pesar de que venía creciendo por encima del 10%, antes de estallar la recesión económica imperialista, Letonia, con 2,3 millones de habitantes, era ya el país de la UE con más población en riesgo de pobreza: el 21% del total, según Eurostat.

Las nuevas y salvajes medidas han sido impuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la UE a cambio de créditos que desde diciembre han inyectado al país 3.000 millones de euros, equivalente al 40% del presupuesto público, para eludir la bancarrota y evitar que se hunda la moneda nacional (lat), porque contagiaría mortalmente a Suecia, cuyos bancos dominan el mercado báltico y lo han sembrado de créditos en euros.

Al no poder devaluar, sólo queda lo que el gobierno letón llama la “devaluación interior”: la reducción draconiana del presupuesto. El plan prevé que en 2011 sea un 30% inferior al aprobado inicialmente para 2009. Los sindicatos legales, absolutamente burocratizados, se han plegado a ese plan porque, alegan, “de lo contrario, el FMI no otorgaba el crédito”.

Ilegalizados y perseguidos los comunistas, los trabajadores letones, desarmados de su vanguardia revolucionaria, comprueban en sus carnes las “ventajas” del capitalismo.