Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for 19/11/09|Daily archive page

¡No pasarán!

In Actualidad on 19 noviembre, 2009 at 0:01

pedrobrenes3Pedro Brenes
 
 

Una vez más, tal como ocurrió en los años setenta del siglo pasado, los comunistas hemos tenido que salir al paso de la ofensiva del fascismo independentista. Ahora, como entonces, ante la pasividad cínica, la complacencia indisimulada y la neutralidad hipócrita de los inevitables oportunistas y conciliadores que, sin embargo, presumen de “izquierda nacional” y de “antifascistas”, hemos tenido que ser nosotros, los comunistas, quienes les paremos los pies a la extrema derecha de los Cubillo, Rodríguez, Zerolo y Concepción.

Y, desde luego, vamos a seguir combatiendo al fascismo, en cualquiera de sus formas, con la máxima intransigencia porque, en este asunto vital para la clase obrera y para todo el pueblo de Canarias, no caben las vacilaciones ni los titubeos. Ninguna concesión frente al fascismo. Ninguna tolerancia. Siguiendo el ejemplo y haciendo nuestra la consigna legendaria de Dolores Ibárruri, que ya es patrimonio de todos los pueblos en lucha del mundo, decimos y diremos siempre: ¡No pasarán!

Pero, en este caso y como es habitual, los “neutrales”, como los “apolíticos”, con su pretendida equidistancia y su socorrido “¡todos son iguales!”, se inclinan siempre hacia la derecha y tienden siempre a caer del mismo lado: del lado de la reacción.

Tanto los socialdemócratas de espíritu menchevique como los que dicen venir de la tradición del socialismo libertario “con algo de materialismo histórico”, empiezan tolerando y disculpando los elogios militaristas y golpistas de El Día, y acaban reivindicando la pertenencia de Canarias a la OTAN. Primero soportan, estoicos e indulgentes, las mentecatadas de Cubillo, considerándolo el “padre de la patria”, y luego, inevitablemente, se tragan toda la bazofia fascista, insularista y racista de José Rodríguez.

Pues todavía, a estas alturas, algunos siguen llamando a la manifestación de La Laguna “la gloriosa”. Y siguen creyendo que fue un hito histórico en el proceso de la liberación nacional de Canarias. Y para eso, deben insistir, contra toda evidencia, en el carácter supuestamente libre, democrático y unitario de aquella demostración.

Pero fue el propio agresor, José Luis Concepción, el que le gritó al sindicalista unitario que aquello no era una manifestación libre. Y es el mismo Cubillo el que deja en evidencia a todos los que desde la “izquierda nacional canaria” han pretendido negar o minimizar la agresión fascista de la que fue víctima el compañero Carlos Suárez, afirmando con toda claridad y contundencia que “se expulsó a un provocador que no respetó las normas de la organización”.

Y también los deja en mal lugar, porque después de haber protestado, con vehemencia y llenos de indignación, contra nuestras afirmaciones de que las “normas de la organización” las habían impuesto el tándem Cubillo-Rodríguez, el “Presidente del Congreso Nacional de Canarias (CNC), brazo político del Movimiento de Liberación Nacional, el MPAIAC” (obsérvese como después de “la gloriosa” hasta el MLNC es él mismo, en persona), se jacta abiertamente de haber ordenado que: “nada de lucha de clases”, “nada de marxismo”. Y de que “se acabó el patiburrillo (sic) de consignas de diferentes tendencias que no vienen a cuento ahora”.

Y cuando los comunistas denuncian y desenmascaran a estos bribones, los conciliadores pusilánimes, en lugar de diferenciarse claramente del fascismo independentista, permiten que se les confunda con ellos desplegando desesperados intentos por salvarlos de la completa bancarrota política y tratando de librarlos del descrédito definitivo ante los trabajadores de las Islas.

¿No es esto dejarse mangonear por el fascismo independentista?

Y ahora, ¿qué van a hacer? Después de ser utilizados por la burguesía chicharrerista más cerril y franquista en la manifestación sectaria y antidemocrática de La Laguna, para meter un poco más de presión chantajista a Madrid y mejorar el precio de su ya planeada traición, ¿seguirán apoyando a los fachas, celebrando sus “éxitos” y respaldando con su silencio y su complicidad las políticas disparatadas y antipopulares de la independencia dictada por la ONU, sin la participación directa y protagonista de los trabajadores de Canarias y sin tener en cuenta la opinión y los intereses de la población del Archipiélago?

Perdidos ideológicamente y desorientados en la acción política, nuestros compañeros de la “izquierda nacional” siguen nadando entre dos aguas, sin organización interna, sin alternativas y sin una política de alianzas clara y definida.

Lamentablemente, continúan todavía hoy, a pesar de los largos años de experiencias fallidas y de intentos fracasados, sin entender que para nada es suficiente con declararse “independentistas” y encerrarse en un guetto, aislado del conjunto de la sociedad, construido por ellos mismos y que, en gran medida, sólo existe en su imaginación.

Porque, además de la exigencia de un Estado propio para Canarias, libre de la dominación imperialista española, un proyecto político serio, con la legítima ambición de ganarse la simpatía y el respeto del pueblo, debe saber proponer para todos los ciudadanos de Canarias, incluyendo a nuestras importantes minorías nacionales (argentinos, ecuatorianos, marroquíes, españoles, etc.) un proyecto razonable, justo y moderno de país democrático y tolerante, multicultural y abierto al mundo, desechando, de una vez por todas, las ideas atrasadas, primitivas y racistas basadas en un ilusorio ADN guanche.

¿Encontrarán algún día nuestros compañeros “de izquierda” el camino, la teoría, el liderazgo y el valor necesarios para constituirse en un partido político serio, de carácter socialista democrático, para competir y para combatir a los partidos colonialistas y colaboracionistas por el apoyo mayoritario de los ciudadanos de Canarias?


Artículos relacionados:

estrellarojachicaLas mentiras de un fascista histriónico

estrellarojachicaLa santa alianza de ATI-El Día-Cubillo-Concepción

estrellarojachica¿A qué espera la “izquierda nacional canaria” para desmarcarse del fascismo independentista?