Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archipiélago baratito

In Actualidad, Economía on 28 diciembre, 2009 at 0:01

Canarias era ya el territorio del Estado español que menos dinero por habitante recibía de las arcas estatales. Estos días se ha conocido que con el nuevo acuerdo de financiación autonómica, suscrito el pasado mes de julio por el gobierno de Paulino Rivero, cada habitante de las Islas recibirá 249 euros menos de financiación estatal, ampliando la diferencia de financiación per cápita con otros territorios del Estado en 62,6 euros más, pasando de 149,2 euros de diferencia con el antiguo modelo a 211,8 euros, y reduciendo el índice de financiación per capita del 94,5% al 92,8%.

Lo cierto es que el gobierno autonómico es incapaz de conseguir que España cumpla con los compromisos actuales del Pacto Colonial histórico, reflejados en la ley del Régimen Económico y Fiscal (REF) de Canarias, en donde se establece que la financiación por habitante debe aproximarse progresivamente a la media estatal (artículos 95 y 96).

Por si fuera poco, la disposición adicional segunda del Proyecto de Ley por la que se regula el sistema de financiación de las Comunidades Autónomas de régimen común, incluye por primera vez los recursos generados por el REF (IGIC, AIEM , Impuesto de Matriculaciones, Impuesto sobre Derivados de Petróleo, recargo del IGIC al tabaco rubio y compensación IGTE) para calcular la financiación per capita de Canarias y el acceso al Fondo de Competitividad. Esto significa menos dinero estatal para Canarias en el futuro.

Este abaratamiento del coste presupuestario del mantenimiento del estatus colonial de Canarias, coincide con el fin de las subvenciones que han llegado a la Comunidad Autónoma Canaria (CAC) procedentes de la Unión Europea (UE), fundamentalmente a través de los Fondos Feder, que desaparecerán del todo en 2013. La fórmula RUP (Región Ultraperiférica), aplicable a las colonias europeas, y en la que puso sus esperanzas la burguesía criolla, también ha resultado ser un chasco. El que se “permita” subvenciones de la UE a las RUP saltándose los requisitos exigidos a los territorios continentales europeos, no supone ningún compromiso para la burocracia de Bruselas.

De hecho, la burguesía criolla se enfrenta al desmoronamiento del Pacto Colonial. Uno de sus ejes centrales en los últimos quince años, la Reserva para Inversiones en Canarias (RIC) contemplada en el REF, está llamada a desaparecer a corto plazo por las exigencias europeas, y ni siquiera es efectiva ante la llegada de la recesión económica imperialista. Y las supuestas ventajas de apuesta por la integración plena en la UE, tomada en su momento en beneficio de los exportadores agrícolas (y en perjuicio del comercio y la industria propia), de disuelven en el aire ante los acuerdos internacionales de la UE en materia de plátanos y tomates.

La repetida estrategia de “amenazar” con el peligro independentista, reavivada últimamente por la burguesía tinerfeña a través de El Día, ya no asusta como antes al gobierno de la metrópoli. Han aprendido que no van en serio. Y, en cualquier caso, tampoco la burguesía criolla tiene claro qué negociar. El que su gobierno autonómico haya suscrito el acuerdo de financiación autonómico español es buena muestra de ello.

No tienen proyecto de futuro para Canarias, pero es que ni siquiera saben echar las cuentas. Porque una cosa es que el gobierno cipayo venda nuestra patria por un plato de lentejas, y otra que sea por cada vez menos lentejas.


Artículos relacionados:

Ser colonia RUP no sale a cuenta

El timo del «Plan Canarias»

A %d blogueros les gusta esto: