Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for 24 de enero de 2010|Daily archive page

El Estado español regala más de 6.000 millones de euros anuales a la secta ICAR

In Actualidad, Economía on 24 enero, 2010 at 0:01

A pesar de la supuesta separación de la Iglesia Católica Apostólica Romana (ICAR) del Estado español, este regala cada año más de seis mil millones de euros a la secta vaticana, de conformidad con el Concordato firmado por el fascismo español y el Vaticano, que no se revisa desde hace más de 30 años. Al gobierno socialdemócrata metropolitano ni se le ocurre tocar estos privilegios.

Por muchos aspavientos y quejas de los jefes de la ICAR española, la jerarquía católica recibe enormes sumas de las distintas administraciones del Estado español, que contrastan con la ausencia de ayudas al resto de religiones. Sólo en centros escolares se le dan más de 3.500 millones, más otros 600 destinados a pagar a los profesores de Religión (adoctrinamiento) u otros docentes en centros concertados.

A ello hay que añadirle los 241 millones que la Conferencia Episcopal obtuvo de la última declaración de la Renta (el 5% del total que recibe la Iglesia del Estado), los que van a parar a las ONG católicas a través de la otra casilla del IRPF, y las exenciones fiscales que aún mantiene la ICAR en contra de la legislación vigente.

Los “laicos” socialdemócratas favorecieron a la ICAR con una sensible mejora de la financiación directa del Estado, a través del IRPF, al lograr un incremento hasta el 0,7%. En un año, se pasó de 150 a 210 millones de euros. Como señalamos, en 2009 la cifra ascendió a los 241 millones de euros.

Por si fuera poco, en los Presupuestos Generales del Estado para 2010 se aprobó, a última hora, la declaración de Bien de Interés Cultural de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) , que en el verano de 2011 llevará al jefe supremo de la secta y antiguo miembro de las Juventudes Hitlerianas, Joseph Alois Ratzinger, alias Benedicto XVI, a Madrid.

Esto supone, entre otras cosas, que las empresas que financien el evento recibirán exenciones fiscales de hasta el 80%. Además, y aunque Ratzinger no va a España como jefe de Estado, las distintas administraciones públicas pagarán la seguridad de todo el evento, así como lo relacionado con la sanidad, limpieza y logística, gastos que ascenderán a unos 25 millones de euros.

La subordinación del Estado a la ICAR se hace palpable en otras actitudes provenientes del fascismo. Por ejemplo, la ceremonia dominical católica, conocida como “misa”, retransmitida por la televisión pública (las privadas no lo hacen) o impuesta protocolariamente en los actos militares.

Pero lo más grave es la persistencia de la penetración de la secta en los colegios públicos, y encima pagada con fondos del Estado (es decir, de afiliados a la secta o no). Y ello en detrimento del horario lectivo del resto de alumnos, que se ven obligados a perder el tiempo en asignaturas paripé (“alternativa”) que, en función de esa sumisión del Estado a la ICAR, no pueden tener contenidos de aprendizaje, para “no discriminar” a los hijos de los católicos que, en vez de recibir su catequesis en el ámbito privado de la secta, tienen el privilegio (o la desgracia) de ser adoctrinados en las escuelas.

Por si fuera poco, declaraciones de jerifaltes de la ICAR haciendo apología de delitos tan graves como la violación, quedan impunes ante la pasividad de fiscales y jueces. Por no hablar de la pederastia sistemática de sacerdotes de la secta o su complicidad en crímenes contra la humanidad (como genocidio, tortura y esclavismo, como hemos sufrido en Canarias) que, según el derecho internacional universalmente aceptado, no han prescrito.



Artículos relacionados:

La violación como castigo (divino)

La responsabilidad criminal de la secta ICAR

Anuncio publicitario