Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for 15 15+03:00 mayo 15+03:00 2010|Daily archive page

Unidad de acción contra la agresión neoliberal

In Actualidad, Comunicado on 15 mayo, 2010 at 1:06

Asamblea por Tenerife

El gobierno psocialista, con su jefe José Luis Rodríguez Zapatero a la cabeza, ha mostrado su rostro más antipopular al presentar un plan que llaman de estabilidad, con el que se pretende reducir hasta el 3% el déficit público en el año 2013. En realidad, se trata de un plan de austeridad para las capas sociales más débiles y que, según sus propias palabra, aplicará a rajatabla.

Se pretende recortar 15.000 millones, lo que representa tan sólo el 6,81% de los fondos destinados por ese mismo gobierno a la financiación de la banca privada (220.000 millones de euros); pero en lugar de exigirle responsabilidades a estos causantes de la crisis, el ejecutivo psocialista ha decidido cargar el mochuelo a las clases populares, rebajando un 5% los salarios del personal al servicio de las administraciones públicas, congelando las pensiones, eliminando el régimen para la jubilación parcial y las ayudas por nacimiento. En vez de destinar los 2.500 millones del presupuesto del Ministerio de Defensa para la compra de armamento a aminorar el déficit, el gobierno ha decidido dar un brutal tijeretazo a las ayudas al desarrollo o ahorrarse 1.200 millones de euros de las comunidades autónomas y entidades locales, destinados en su mayoría a políticas sociales.

En el Archipiélago, en lugar de reclamar los impuestos no pagados a través de la Reserva de Inversiones de Canarias, Coalición Canaria y Partido Popular, pretenden ir más lejos en su afán privatizador de los servicios públicos, proponiendo el copago en la sanidad, lo que supone una carga más a la población, que se une a su ya importante situación de desventaja (mayores niveles de paro, pensiones y salarios más bajos, nefasta aplicación de la Ley de Dependencia, etc.).

Por todo ello, Asamblea por Tenerife hace un llamamiento al conjunto de los sectores populares, a no aceptar ninguna de las medidas que los poderes constituidos nos quieren imponer para mantener su hegemonía y cuya finalidad no es otra que tratar de hacer pagar la crisis a quienes no tenemos ninguna responsabilidad en ella. Al mismo tiempo que convocamos a sindicatos y partidos de izquierda, así como a todas las organizaciones y movimientos sociales, ecologistas, vecinales, feministas, juveniles… a dar respuestas conjuntas a estas nuevas agresiones. Asamblea por Tenerife se ofrece como el lugar de encuentro necesario para que todas estas organizaciones coordinen sus luchas.


Santa Cruz de Tenerife, a 14 de mayo de 2010


Una de zombis

In Actualidad on 15 mayo, 2010 at 0:01

El capitalismo está movilizando a todos sus esbirros para adobar la ofensiva contra los trabajadores. El pasado lunes, 10 de mayo, Las Palmas vivió una auténtica noche de los muertos vivientes en el Centro de Iniciativas de la Caja de Canarias (CICCA). Surgido de la cripta de oro en la que andaba retirado, el cadáver político de José Carlos Mauricio volvió a escena para terror de la gente sensata y alegría de lo más casposo y lumpen de la burguesía isleña que, en palabras de ese prócer del pelotazo que es Ángel Luis Tadeo, lo considera “la historia viva” de Canarias. Desde luego, de la Canarias que tienen a su nombre en el Registro de la Propiedad.

Explicaba Marx que la historia se repite dos veces: la primera como tragedia y la segunda como farsa. Fue una tragedia que los comunistas sufriéramos durante décadas a un Secretario General que rompió el Partido, chalaneó con la burguesía criolla –a la que, por otra parte, pertenecía– y denigró y persiguió a los comunistas más honrados, para venderse después con armas y bagajes (y muchos hicieron de “bagaje” por un puesto y un sueldo) a la derecha más caciquil y reaccionaria. Claro que a él le fue bien. Millones bien, digamos.

Lo de la otra noche en el CICCA fue, en cambio, una patética farsa. Exhibición de nuevo de su piquito de oro para hacer apología de las posiciones ultras del capitalismo más casposo y agresivo. Porque el señorito exigió que se cumplieran los más tenebrosos planes del FMI y de la UE, abaratando el despido. El espectro de Mauricio alegó que “no hay derecho que los empresarios tengan que pagar 45 días para despedir a un señor que no es competitivo”. Y que, por eso “los patrones se ven obligados a echar a la calle a los más baratos, que son los jóvenes”. ¿Se lo creía? Da igual, él sólo trata de quedar bien ante sus benefactores.

Por si fuera poco, este Rascayú escapado de la fosa tiene la solución para la crisis en Canarias: despedir a 4.000 o 5.000 empleados públicos que “sobran”. Sobre todo maestras y maestros, contra los que tiene un obsesión compulsiva desde que era un vivo. Odio irrefrenable que ha heredado su discípula Milagros Luis Brito.

Especialmente agresivo fue su vómito de veneno contra los interinos y sustitutos. “Usted le dice a un profesor, oiga para trabajar en la administración pública usted tiene que pasar unas oposiciones. Y él le responde que no, que con la experiencia le vale”. Para rematar la faena, el ridículo Nosferatu de la Playa de Las Canteras sentenció que “cuando se es funcionario es porque no se sirve para otra cosa”.

Y para concluir la comedia, unos pasos de baile al estilo de Cabaret: “Gran Canaria debe ser el Singapur del Átlántico Sur”. Donde, claro, él pretende ser el Mandarín, el Comisionista Supremo, el Defensor de los Creyentes (de los creyentes con pasta, claro) y el Iluminador del Capitalismo. Agradecidos tus beneficiados, pues tuya era la RIC, la ZEC, las subvenciones y las desgravaciones, amén.

No es casual la reaparición de este Hombre del Saco justo cuando los comunistas vuelven a unirse y a avanzar como un solo puño. Sólo que esta vez ya no asusta a nadie, ni va a conseguir dividir, ni sus insidias causan otra cosa que desprecio. Su problema es que, pendiente de su propia importancia, sólo se oye a sí mismo y se olvida del pueblo. Ya se sabe: esos don nadie que escriben la historia. Y que, más temprano que tarde, hacen justicia con los traidores.

Pobre –enriquecido– Mauricio. Cambió su responsabilidad histórica por baratijas. Y aún anda por las calles como un aparecido, intentando vender sus baratijas.