Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Lo siguiente: pagar por la sanidad pública

In Actualidad on 29 mayo, 2010 at 0:00

Ya está en marcha el siguiente paso en la ofensiva capitalista contra las trabajadoras y los trabajadores del Estado español. Bajo el eufemismo de “copago sanitario” se pretende que paguemos por acudir al medico del ambulatorio, que aumente el porcentaje que pagamos por las medicinas y buena parte de los costes de hospital si nos vemos obligados a ingresar por una afección o para una operación.

Otras veces se ha hablado de esta fórmula, que ha sido puesta en práctica recientemente, por ejemplo, en países como Rumanía. Pero esta vez la cosa va en serio. La pasada semana la ministra española de Sanidad, Trinidad Jiménez, declaró en TVE que están estudiando la introducción del copago sanitario como una alternativa para «garantizar la sostenibilidad» del Sistema Nacional de Salud. Por su parte, el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, afirmó que el «copago» de los servicios sanitarios por parte de los ciudadanos está sobre la mesa «como posible».

Ocaña reconoció que el copago estuvo a punto de incluirse en el reciente decreto de ajuste de Zapatero, pero que finalmente no se hizo. De hecho, se limitó a fijar reducciones en las dosis de los medicamentos que se distribuyen mediante receta ambulatoria. Medida poco efectiva desde el punto de vista económico, ya que el 90% del gasto farmacéutico es hospitalario. Y aquí lo que funciona son los contratos con las grandes multinacionales farmacéuticas.

Sin embargo, el gobierno metropolitano se ha comprometido ya con los consejeros autonómicos de Sanidad a estudiar esta medida y, paralelamente, en el Congreso de los Diputados hay una ponencia trabajando para implantarla.

El pago de un euro por visita médica, una de las medidas que se incluirían en el “copago”, más que reducir el déficit sanitario, tendría la virtualidad de “moderar” la demanda de servicios sanitarios, haciendo que las personas con menos recursos –parados, pensionistas– se retraigan de acudir al médico aunque lo necesiten.

La medida, sin embargo, cuenta con el apoyo de algunas comunidades autónomas, como Canarias y –¡oh sorpresa!– Cataluña, donde ERC, partido supuestamente “de izquierdas”, defiende su utilidad para “descongestionar” los servicios sanitarios públicos cuya situación se “agrava” debido a los «hábitos» de los ciudadanos, que «sobreutilizan» los servicios gratuitos.

En paralelo, las políticas desarrolladas por PP y PSOE, y también CC, consiste en “externalizar” cada vez más la sanidad pública. Es decir, privatizarla al máximo, especialmente en aquellos ámbitos en que puede ser una mina de oro para las corporaciones sanitarias privadas.


Anuncio publicitario
A %d blogueros les gusta esto: