Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for mayo 2010|Monthly archive page

Canarias en la nueva fase de la crisis capitalista

In Actualidad, Economía on 27 mayo, 2010 at 0:01

David Delgado

La actual recesión económica imperialista que se desencadenó en el año 2008, y cuyo epicentro lo encontramos en EEUU, entró, como todos sabemos, en una nueva fase caracterizada por la ofensiva reaccionaria de los grandes capitalistas y sus instituciones, que están imponiendo a los gobiernos nacionales que gestionan sus intereses durísimos recortes contra la clase obrera, aumentos de los impuestos indirectos, disminución del gasto público (en particular el gasto social) y de las inversiones públicas en infraestructuras, además del abaratamiento del despido. Es decir, todo lo contrario de lo que se debería hacer para salir de la crisis.

Todo por el objetivo de reducir el déficit presupuestario y el endeudamiento de los Estados, argumentan los imperialistas. Pero las consecuencias de estas medidas son evidentes: la disminución del poder adquisitivo de la mayoría frenará y reducirá aún más el consumo, lo que provocará que muchas más empresas, sobre todo las pequeñas (que en Canarias emplean a aproximadamente el 90% de los trabajadores), echen el cierre, aumentando aún más el paro. El aumento del paro, obviamente, reducirá aún más la demanda. Y si a esto le sumamos el recorte en inversiones públicas y la inexistencia de proyectos en infraestructuras productivas, resolvemos fácil la ecuación: recortes sociales y salariales + disminución de la inversión pública = más paro, menos consumo, menos PIB y agudización de la crisis.

Canarias, como hemos defendido en multitud de ocasiones, es el eslabón más débil de la Unión Europea y, con el desarrollo de la nueva fase de la crisis capitalista, esta aseveración cobra aún mayor validez.

Si bien la conciencia de clase y revolucionaria de las masas es todavía inmadura, por la corta historia y desarrollo de nuestra clase obrera, además de por el carácter mayoritariamente servicial de nuestra actividad económica, las condiciones objetivas hacen de Canarias una nación extremadamente frágil para el Estado español y la Unión Europea. La soberanía nacional y la construcción del socialismo, independiente del capitalismo colonialista español y del imperialismo de la Unión Europea y otras potencias, es una alternativa que fructificará desde que la mayoría de trabajadores asalariados, fundamentalmente, pero también los trabajadores autónomos, los obreros rurales, los pequeños empresarios e intelectuales más lúcidos, cuenten con un amplio Frente político encabezado por los comunistas, que disponga de su propio programa y proyecto transformador.

Todos los sectores económicos de Canarias están siendo gravemente afectados por la situación crítica de las economías de las que dependemos en extremo. Lo que ha puesto de relieve una vez más en la historia contemporánea, como viene sucediendo desde hace siglos, que la economía monosector que nos viene impuesta desde fuera, con la colaboración de las clases locales dominantes, no tiene ningún futuro. No es más que una permanente marcha suicida hacia la autodestrucción total, ya que con cada nuevo negocio (monocultivo o binomio improductivo) del que se beneficia principalmente la burguesía española y europea, se arroja un saldo negativo en superficie agraria cultivable, en industrialización, diversificación de la productividad, soberanía alimentaria y energética, e independencia política y económica.

La agricultura no está muy lejos de desaparecer. La tendencia es que cada vez se produce menos, se destruye más suelo agrario cultivable para macroproyectos especulativos e improductivos, y se profundiza en la masiva importación primada a través del REA, generando unos fabulosos beneficios para un puñado de capitalistas.

Por si fuera poco, los acuerdos comerciales rubricados por la Unión Europea y seis países centroamericanos para reducir gradualmente durante los próximos 10 años el arancel hasta los 75 euros por tonelada, y el aumento de las exportaciones de los países de África, Caribe y Pacífico, u otros como Colombia o Costa Rica, hacen peligrar seriamente las exportaciones de plátano canario.

Así mismo, el Tratado de Libre Comercio entre la UE y Marruecos para la comercialización del tomate de la dictadura majzeniana, perjudica directamente al sector tomatero canario.

El sector ganadero está igualmente muerto. Más del 94% de la carne y de los productos lácteos que se consumen en Canarias, provienen del extranjero.

En cuanto al mar canario y la pesca, los acuerdos entre España y la UE con Marruecos, que reconocen el derecho a este último país  a una Zona Económica Exclusiva en la que se incluye el mar canario, la paulatina desaparición de las cofradías de pescadores y la pesca artesanal, y una paupérrima industria pesquera, demandan urgentemente la conquista de nuestro mar y el derecho a disponer de nuestra propia ZEE para explotar nuestras riquezas naturales, así como el desarrollo conjunto de la industria del sector para el autoabastecimiento y la exportación.

La crisis capitalista, como no podía suceder de otra manera, con la disminución generalizada del consumo interno y externo, ha mermado aún más la insignificante industria canaria.

Y en cuanto al sector terciario, preponderante en la economía canaria, más de lo mismo. El turismo desciende (los países de donde provienen los turistas están en crisis y cada vez habrá más competencia) y los negocios siguen cerrando por todos lados.

Los tan cacareados fondos europeos se acaban. Las RUP (colonias europeas), las grandes perjudicadas por la crisis, no recibirán nada a partir del 2013.

En general, la nueva fase de la crisis capitalista traerá más paro a Canarias, menos actividad económica, más pobreza, más desindustrialización, y más emergencia social.

La burguesía criolla no tiene alternativas más que obedecer los dictados europeos y mendigar para al final acabar pagando. Esto ya no da más de sí. Lo que toca ahora es organizar la resistencia, y construir una alternativa revolucionaria que se enfrente en condiciones al tripartito (PP-PSOE-CC) para ir a por todas.

Tenemos que empezar a creernos la realidad: esta crisis será definitiva, el empleo destruido en Canarias no se recuperará, y la única alternativa somos los comunistas y las fuerzas de la izquierda anticapitalista aliadas, tanto para resistir como para vencer.


La Revolución cubana es antifranquista y sabe renovarse

In Actualidad, Cultura on 26 mayo, 2010 at 0:01

Enrique Ubieta Gómez

Hacer que todos lo repitan; todos los medios de prensa, los que valen en el conteo: los de tiradas e intereses millonarios. Que todos los políticos del sistema lo repitan, los que compran los colores del frac electoral en el Corte Inglés; los hay negros, azules, rosados, amarillos, verdes. Que todos los artistas que alguna vez compusieron canciones de protesta contra el mercado, pero el mercado las vendió bien, lo repitan. Que todos los intelectuales que arrastran sus resabios, sus historias, sus vergüenzas, los que aspiran a que los nuevos dioses perdonen sus pecados de juventud y los tomen en cuenta, lo repitan.

Que lo repitan: la Revolución cubana está en su fase final. Si todos lo dicen, puede que sea verdad. Puede que esas voces acaben convirtiendo en realidad el conjuro mágico. Los pueblos fueron enseñados a creer. Una imagen verosímil y falsa de CNN no se discute; un razonamiento enjundioso, con ejemplos y estadísticas, sí. Por eso Fidel aclaró en los primeros años de la Revolución: no les pido que crean, les pido que lean. Y hoy el país cuenta con un millón de profesionales en sus calles y campos. Frente a ese “todos” de señoritos y señoritas repetidores, hay otro mucho mayor, que aprendió a pensar. Hay, habrá Revolución cubana para siempre. Una Revolución antifranquista, anticapitalista, que sabe renovarse, y renacer.

Los repetidores que visten de frac rosado siguen las normativas políticamente correctas que –sin ánimo de lucro y con absoluto desinterés–, preparó la derecha para la izquierda. Han aprendido con rapidez esas frases bonitas, deshuesadas, que la derecha recomienda para diálogos de adultos civilizados. En el manual está muy claro: no existe derecha e izquierda, sino democracia burguesa y totalitarismo. Donde no hay democracia burguesa, hay totalitarismo, y viceversa. De repente, es posible hallar en un mismo listado a los representantes y voceros de la ultra derecha, y a los etéreos señores de la “izquierda” burguesa. En Miami desfilan juntos, sin complejos, los circunspectos intelectuales de la contrarrevolución ilustrada, y Posada Carriles, el hombre que preparó el atentado al avión de Cubana de Aviación –y que ocasionó la muerte de 73 personas–, todos vestidos de blanco, como las Damas de la Televisión Española, a las que pagan bochornosas mensualidades.

En la Península se juntan sin reparos, intelectuales orgánicos del imperialismo, como Mario Vargas Llosa –con mucho talento como escritor de obras de ficción, y escasa cultura política–, con directores de cine presuntamente liberales, como Pedro Almodóvar, para condenar a Cuba, el más antiguo reducto occidental de la esperanza. Se juntan los herederos de Franco, y los hijos de los muertos de Franco, para reivindicar una supuesta transición que preparó Franco. Sin saberlo, o sabiéndolo, qué importa, quieren que Cuba transite hacia el franquismo “democrático” que existe en España. Entre los firmantes, habrá algún ingenuo, algún despistado, pero la historia no lo perdonará.

No es la primera vez que firman juntos. Aunque ninguno tuvo el coraje –ni Imanol Arias, ni Rosa Montero–, para debatir sus razones en el panel del programa de televisión “59 Segundos”, de cara a su público y delante de sus oponentes. Y sé que fueron requeridos. En términos literarios, la diferencia entre Moragas y Vargas Llosa es abismal; en términos políticos, no existe. ¿Los que se llaman aún a sí mismos “de izquierda” son capaces de asociarse a Moragas, a Rajoy, a Franco? ¿Pueden coincidir con los más recalcitrantes derechistas en la interpretación burguesa del concepto de democracia? No importa que se adopten posturas liberales o de izquierda en cuestiones periféricas: si usted comparte con la derecha su concepto de que el capitalismo es el único camino posible para la Humanidad, usted es un hombre o una mujer de derechas.

En España se transitó, sí, del franquismo dictatorial, fascista, al franquismo “democrático” –de la misma manera que en Chile el pinochetismo se trasmutó y adoptó nuevas formas de gobierno–, ¿o es que alguien piensa que el franquismo es una cuestión de formas (estructuras de gobierno) y no de esencias económicas? Que se vislumbre la posibilidad real de un triunfo electoral de los comunistas y ya se verá cómo regresa de inmediato el fantasma –mejor dicho, el cuerpo–, de Franco o de Pinochet. Si alguna utilidad tienen esos listados como el que ahora pretende construir una Plataforma a favor del franquismo español en Cuba, es identificar la verdadera ubicación de los firmantes, esos que aprendieron a esconderse tras las palabras. ¿Se unen los intelectuales orgánicos de la derecha? Aprendamos la lección. Sepamos unirnos los intelectuales de izquierda.


Multitudinarias protestas en Rumanía

In Actualidad, Economía on 25 mayo, 2010 at 0:01

El centro de la ciudad de Bucarest estuvo completamente bloqueado el pasado miércoles, 19 de mayo. Fue el día en que los sindicatos organizaron la primera de las manifestaciones que vienen haciendo casi a diario en contra de las medidas del gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI), hasta la huelga general del 31 de mayo, un día antes de la votación en el Parlamento del plan de ajuste.

Ese día no había transporte público en Bucarest, los trenes pararon, los profesores no fueron a la escuela, los hospitales solo atendieron las urgencias, y los funcionarios públicos de todas las administraciones no pasaron por su mesa de trabajo. Aunque en principio la convocatoria es general, se estima que fueron especialmente los empleados públicos los protagonistas de la huelga.

Los  manifestantes corearon consignas como: «Estamos juntos, nos intentan dividir pero lucharemos juntos», «Amenazan nuestro país», «Ladrones, fuera ustedes, no nosotros», «La sentencia del gobierno : vive si puedes»,  o «Policía, a ti también te bajarán el sueldo». Se vieron también muchos obreros llevando el retrato de Ceausescu y coreando la consigna «Con Ceausescu se vivía mejor».

Se ha construido delante del palacio del parlamento un escenario con un par de alimentos básicos , que los sindicatos han llamado «la dieta del pobre», queriendo de esta manera mostrar que es lo que comen los funcionarios (no todos , claro), los profesores, jubilados, etc.

El Gobierno asegura que los severos recortes en las ayudas sociales y en los sueldos del sector público son la única solución viable para el futuro del país. Aunque, en una entrevista para euronews, el representante del FMI para Rumanía Jeffrey Franks ha asegurado que estos recortes en gastos sociales son una decisión gubernamental. “Han sentido que los gastos estaban fuera de control y que la mejor forma de atacar el problema presupuestario es concentrarse en el lado del gasto. Fue su decisión”.

Desde que se anunciaron los recortes hace dos semanas, se han multiplicado las protestas, en un país donde el salario mínimo des de apenas 140 euros y la pensión mínima de 85, en la cola de la Unión Europea.

El FMI, que el año pasado concedió un crédito a Bucarest exige que el déficit de Rumanía no supere el 6,8%. El organismo imperialista asegura que sin recortes podría terminar en el 9%.

Los sindicatos no están de acuerdo con el durísimo ajuste que impone el FMI, y afirman que  hay alternativas a las medidas gubernamentalesde reducción de salarios públicos y derechos sociales, y de despido de empleados de la administración, que es el camino más fácil y más perjudicial para el pueblo rumano.

De hecho, el recorte de gastos de representación, la reducción de Ministerios, y el control y limitación de las adquisiciones públicas y de los programas estrellas de algunos ministros, ahorraría mucho mas dinero que lo que va a conseguirse haciendo que los pensionistas y empleados públicos pasen hambre.

El miércoles anterior, 12 de mayo, los jubilados se manifestaron delante del mismo palacio, y el lunes 17 lo hicieron también numerosas madres, como protesta a la rebaja de la paga mensual por maternidad que el gobierno venia pagando durante los dos años de permiso maternal por cada hijo nacido.

En el colmo de los despropósitos, el gobierno rumano ha abierto una investigación contra las fuerzas de seguridad por no haber actuado con mano dura contra los ancianos que se manifestaban.

El último que apague la luz

In Actualidad, Economía on 24 mayo, 2010 at 0:01

Teodoro Santana


Como cuando nos comunican una grave enfermedad, la primera reacción es la negación. Si además las sirenas nos siguen cantando la fantasía de que no es para tanto, más difícil se hace al común de los mortales aceptar un diagnóstico que no desea afrontar. Ahora pasa lo mismo. Incluso quienes predicaron durante décadas sobre el final del capitalismo, no terminan de creerse que ese final ha llegado. Que esto no es una crisis cíclica de la que, más tarde o más temprano, se va a salir otra vez, hasta la próxima. Que ha llegado ya la “lucha final”, y que nos ha tocado a nosotros, nos guste o no.

Una vieja maldición china dice “¡ojalá vivas tiempos interesantes!”. Y, desgraciadamente, como quienes vivieron en sus carnes la caída del Imperio Romano y el saqueo de Roma, estos son tiempos extremadamente interesantes.

Hace dos años el sistema financiero imperialista colapsó. A toda prisa, sus empleados a sueldo corrieron a saquear las arcas públicas para apuntalar los bancos y las grandes corporaciones financieras y asegurar que pudieran seguir generando sus fabulosos beneficios. Ahora los que están en quiebra técnica son los propios Estados. Y ya no queda otro sitio de dónde sacar dinero que de los propios trabajadores. Salvo que se abandone el sistema capitalista, lo que está fuera del horizonte de sucesos de los amos del mundo y sus lacayos.

De ahí las medidas de “recorte” y de “ajuste” que empiezan a generalizarse. Sean feroces derechistas o simpáticos socialdemócratas de “buen rollito”, no les queda otra. Se acabó la fantasía democrática: los dueños del capital exigen más sangre. Menos salarios, menos pensiones, menos servicios sociales, menos médicos, menos medicinas, menos maestras, menos subsidios por desempleo. Incluso el dinero que los Estados les prestan al 1% a través del Banco Central Europeo, lo utilizan para represtárselo a los Estados al 4%, al 7%, a todo lo que puedan sacar.

Pero esas cantidades ingentes de dinero se sustraen de la economía real, de la producción. Ni por asomo volverá a las pequeñas y medianas empresas, donde está el 90% de los empleos. Empeorando hasta la miseria la vida de la inmensa mayoría, el consumo cae. Se retrae el PIB, se reduce la producción. La crisis crece como una imparable bola de nieve. Para que no miremos al abismo, nos cantan canciones de brotes verdes y futuras recuperaciones.

Pero ya nada volverá a ser igual. Nunca bajará el paro del 20%. Si acaso, irá cada vez a más. Nunca se volverán a construir tantas viviendas como en las décadas pasadas. Ni hay dinero para financiarlas, ni los salarios van a permitir comprarlas. Millones de albañiles jamás volverán a subir a los andamios. Jamás volveremos a la situación de hace dos años.

Cada vez vendrán más recortes, más pérdidas de derechos, más precariedad, más pobreza, más parados eternos, más hambre, más gente dispuesta a todo por unos euros. Cuanta menor sea la resistencia a los “ajustes”, más rápidos y más duros serán estos. El capitalismo quiere sobrevivir, aunque sea bajo la forma agónica y terminal retratada en Blade Runner.

Pero todavía hay quién piensa que todo esto es un mal sueño, del que pronto despertaremos. Que tras el saqueo, Roma volverá a su esplendor y nosotros a la vida de siempre. Declarada la alerta de tsunami, hay quién se niega a mirar al horizonte, no sea que, encima, se vaya a deprimir. Y siguen jugando a la orilla de la playa, de espaldas a lo que se les viene encima.

La izquierda también tiene que enfrentarse a la realidad. Podemos seguir jugando a hacer política, a ser “revolucionarios” con las mismas formas y la misma visión alicorta de siempre, con el mismo sectarismo, con el mismo acomodo, como si nada hubiese cambiado. Hasta que llegue la ola y la barbarie nos barra a nosotros también. O podemos revolucionarnos, cambiar de métodos y de hábitos. Ponernos, por una vez, a la altura de la historia.

Si lo hacemos con total convencimiento, con total determinación, con total generosidad, podremos afrontar los tiempos venideros. De lo contrario, por favor, que el último apague la luz.


Porque luchamos por un mundo mejor, estamos con la revolución cubana

In Actualidad on 23 mayo, 2010 at 23:49

MANIFIESTO


En un tiempo en el que la maquinaria mediática del capitalismo, de forma espacialmente virulenta en el Estado Español y por supuesto en los medios de prensa locales, arrecia su andanada contra el legítimo Gobierno de Cuba, el valor de actos como éste (que ha tenido precedentes en otros lugares del Estado Español y en distintas ciudades europeas) se multiplica, pues evidencia la voluntad real del los pueblos, que una y otra vez salen y salimos a la calle para manifestar nuestro apoyo a Cuba y a su Revolución, a sabiendas de que lo que defendemos no es sólo al heroico pueblo cubano, sino a la Humanidad y a su futuro.

El ejemplo más reciente de esto que decimos lo hemos visto Haití, país donde, aún con las réplicas reiteradas del último terremoto, 60 médicos cubanos aterrizaban en el aeropuerto de Puerto Príncipe, para sumarse a los más de 350 profesionales de la salud que ya estaban trabajando por toda la geografía haitiana y que no dudaron en trasladarse a la capital para enfrentar, en primera línea, las consecuencias de un seísmo que no tuvo compasión con las infraestructuras ni con el pueblo. En una primera fase, se unieron al trabajo 38 jóvenes haitianos que hacían la residencia médica en Santiago de Cuba, y en poco tiempo, éstos recibieron la ayuda de más de cien estudiantes, también haitianos, que cursan el quinto año de medicina en universidades cubanas.

Cuba, bloqueada y revolucionaria, envió a Haití medicamentos, bolsas de suero y plasma, alimentos y avituallamiento de distinto tipo para paliar los efectos del desastre natural.Pero es que antes de que temblara la tierra haitiana, Cuba, bloqueada y revolucionaria, tenía a 45 mil hombres y mujeres trabajando solidariamente en 97 países del mundo (34 mil de ellos médicos o técnicos del sector sanitario).

Cuba, bloqueada y revolucionaria, ha formado gratuitamente, en diferentes disciplinas científicas y sociales, a cerca de 50 mil jóvenes de 126 países del mundo (desde Palestina a Senegal, pasando por el Sáhara y llegando hasta Ecuador, Bolivia, Guatemala o Venezuela). Este año son unos 6 mil, procedentes de 72 países. Cientos de ellos han sido estadounidenses pobres y algunos también acudieron a Haití.

Cuba, bloqueada y revolucionaria, combatió en Playa Girón, en 1961, y venció el feroz ataque del imperialismo yanqui; y en Angola, en 26 años más tarde, combatió y venció al avance del apartheid sudafricano, apoyado por EEUU. Consecuencia directa de ese apoyo a la liberación de los pueblos de África, Namibia consiguió su independencia.

Cuba, bloqueada y revolucionaria es el único país de América Latina donde no existe desnutrición en niños (según informe de la UNICEF) y su tasa de mortalidad infantil es inferior a la de países occidentales incluido EEUU, país donde -conviene señalar-, el capitalismo hace que entre 13 y 17 millones de niños pasen hambre o sufran inseguridad alimentaria (el 22,5% de los hogares con hijos, según los últimos informes de su propio Ministerio de Agricultura -USDA-).

Cinco luchadores, hijos de esa Cuba bloqueada y revolucionaria, llevan 11 años en cárceles estadounidenses por abortar más de 170 atentados criminales, planificados por organizaciones mafiosas ubicadas en EEUU con la anuencia de ese Gobierno.
Cuba, bloqueada y revolucionaria, se entregó a la tarea de atender a las víctimas del accidente nuclear de Chernobil. 20 años después 25 mil personas han recibido asistencia médica en la isla; de ellas, más de 20 mil han sido niños y niñas.

Nada de todo esto se ha publicado en los grandes medios informativos, brazos ocultos del capital y fieles servidores de sus intereses, los cuales están siendo confrontados desde proyectos alternativos cuya importancia resulta hoy vital para contrarrestar el ataque ideológico que el capitalismo, como sistema hegemónico y dominante, pretende imponer a base de mentiras, ocultamientos y manipulaciones.Dichos proyectos de comunicación alternativos son hoy valiosas herramientas que permiten mostrar y ver a Cuba, bloqueada y revolucionaria, en toda su dimensión; como ejemplo de una realidad tan anhelada como posible. Una realidad en la que la miseria de muchos no es condición indispensable para el enriquecimiento de unos pocos; una realidad donde la política, economía, la salud, el deporte, la cultura y la solidaridad existen, se planifican o se ejercen en función de las necesidades de los pueblos y nunca a costa de ellos.Por todo lo anterior, las organizaciones sociales, sindicales y políticas que nos hemos dado cita en esta concentración de hoy afirmamos nuestro rechazo a la política de bloqueo impuesta por EEUU al pueblo cubano con el único fin de vencer por cualquier medio su proyecto revolucionario.

Igualmente, y al tiempo que exigimos al Gobierno estadounidense que ponga fin a esa medida de guerra ilegal contra Cuba, exigimos de Europa el fin de la Posición Común, como fórmula del imperialismo europeo para boicotear la soberanía cubana.

Exigimos a EEUU que libere de forma inmediata a los Cinco revolucionarios cubanos presos en sus cárceles desde 1998 por defender a su país de los crímenes planeados desde organizaciones radicadas en territorio estadounidense.

Exigimos el cierre de la cárcel de torturas que EEUU tiene en Guantánamo, así como la devolución de su suelo a la República de Cuba.Y con la justicia, la moral y la dignidad de nuestro lado reiteramos nuestro apoyo inquebrantable al legítimo Gobierno de Cuba, a su Revolución y a su pueblo, por el ejemplo de ética, de resistencia, y solidaridad que, pese a agresiones y bloqueos, han sabido defender y extender al mundo y que hoy están presentes aquí en las banderas canarias, saharauis y palestinas que ondean juntas. También en la representación de Bolivia y Venezuela como espejos del nuevo rumbo que se han trazado los pueblos de este planeta.Todos juntos, hemos tomado hoy las calles y lo seguiremos haciendo cuantas veces sea necesario para gritar bien alto:CUBA NO ESTÁ SOLA.

¡VIVA LA AMISTAD ENTRE EL PUEBLO CANARIO Y EL PUEBLO CUBANO!
¡VIVA CUBA SOCIALISTA!
¡VIVA LA REVOLUCIÓN!
¡VIVA LA SOLIDARIDAD INTERNACIONALISTA ENTRE LOS PUEBLOS!
VIVA PALESTINA LIBRE!
¡VIVA EL SÁHARA LIBRE, VIVA EL FRENTE POLISARIO
(que conmemora su 37 aniversario)!
¡VIVA CANARIAS LIBRE Y SOCIALISTA!

Las Palmas de Gran Canaria, 22 de mayo de 2010

Plataforma Canaria de Solidaridad con los Pueblos
Partido Comunista del Pueblo Canario (PCPC)
Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias (PRCC)
Intersindical Canaria
Comunidad Saharaui de Canarias (A.I.S.O.C)
Juventudes Comunista de Canarias
Asociación de Jóvenes Saharauis en Canarias (AJOSAC)
Asociación Canaria de Amigos del Pueblo Saharaui
Bases de Paz
Círculo Bolivariano «Alí Primer

Huelga General del 20 de mayo en Grecia: nueva batalla exitosa del PAME

In Actualidad, Laboral on 23 mayo, 2010 at 10:27

Millones de huelguistas y decenas de miles de manifestantes, trabajadores y jóvenes, dieron una nueva firme respuesta a la ofensiva antipopular mediante la condena de las duras medidas antipopulares con su participación en la exitosa novena huelga del Frente Militante de Todos los Trabajadores (PAME) en cinco meses.

Al alba unos cientos de huelguistas de PAME ocuparon el edificio del Ministerio de Trabajo, denunciando la nueva serie de medidas antipopulares del gobierno, la UE y el FMI. Colgaron una pancarta sobre la fachada del edificio con la consigna «Rechazo a las medidas». El río de huelguistas se dirigió al Ministerio de Trabajo, que ha sido el corazón de la lucha de las fuerzas clasistas. Se ocuparon otros edificios públicos en otras ciudades de todo el país.

Nuevamente, a pesar del hecho de que los medios trataron de ocultar las manifestaciones de huelga del PAME, el pueblo trabajador dio la espalda a las direcciones amarillas y pactistas de GSEE y ADEDY (federaciones sindicales de los sectores privado y público) y transformaron las manifestaciones de las fuerzas clasistas en mítines masivos que atrayeron a la mayoría de huelguistas.

En sus discursos, los representantes de las fuerzas clasistas señalaron los recientes anuncios del gobierno socialdemócrata sobre la seguridad social. Las nuevas medidas suponen un negro futuro para el pueblo trabajador, puesto que obligan al pueblo a trabajar durante más de 40 años, retrasan la edad de jubilación, reducen las pensiones y las transforman en prestaciones de miseria de 360 euros mientras, al mismo tiempo, se elimina la lista de ocupaciones peligrosas.

Al mismo tiempo, los comunistas combinaron la huelga con una importante lucha ideológica y política contra la propaganda de las demandas burguesas acerca de que las huelgas supuestamente dañan al turismo y promueven vil propaganda anticomunista y contra el PAME. Las fuerzas clasistas revelaron que cuando el capital habla sobre desarrollo turístico, se refiere al desarrollo de los beneficios de los grupos monopolistas; esto significa «el paraíso turístico griego» donde los trabajadores trabajan como esclavos, mientras el pueblo griego experimenta el acortamiento de la duración de sus vacaciones así como un gran número de trabajadores que no se pueden permitir vacaciones.

La manifestación en Atenas tuvo lugar en la plaza Omonia, en el centro de la ciudad. Representantes del PAME, del Frente Antimonopolista Griego de Autónomos y Pequeños Comerciantes (PASEVE), el Frente Militante de todos los Campesinos (PASY) y el Frente Militante de Estudiantes (MAS), saludaron a la manifestación. Posteriormente, en un ambiente militante, los bloques del PAME se dirigieron al ministerio de trabajo sin dar ocasión a la provocación de los mecanismos del sistema burgués.

Nuestros camaradas griegos subrayan que la ola emocionante de solidaridad expresada por múltiples vías por los partidos comunistas y obreros, sindicatos, organizaciones de masas, trabajadores y jóvenes, sigue creciendo.

El pueblo trabajador, los autónomos y la juventud declararon que la lucha continuará con más fuerza marcando el camino de la alianza popular, de la alianza de la clase obrera y sus aliados.