Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for 23 de junio de 2010|Daily archive page

El inconformismo de los vampiros imperialistas

In Actualidad, Economía on 23 junio, 2010 at 0:01

David Delgado


Las instituciones imperialistas como el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Unión Europea (UE) y el Banco Central Europeo (BCE), así como los presidentes de las principales potencias de la Eurozona, han valorado muy positivamente las medidas anti déficit y la contrarreforma laboral impuesta por el Gobierno español. Sin embargo, el aprobado que otorgan al Ejecutivo de Zapatero, no es más que una palmadita en la espalda para señalarle que está yendo por el buen camino, pero que las políticas antiobreras de reducción del gasto público y recorte de los salarios y pensiones deben continuar los próximos años.

Como todos sabemos, todas estas instituciones, junto a los elementos de la burguesía española más influyentes como son los capitalistas que detentan los grandes monopolios, llevaban tiempo presionando al Gobierno socialdemócrata del PSOE para que impulsara políticas de “flexibilización” laboral, ajuste y austeridad, que es como definen básicamente al recorte de salarios, recorte del gasto público social, abaratamiento del despido y financiación pública de las cotizaciones empresariales y de las indemnizaciones a los despedidos, etc. Y ahora vuelven a la carga para analizar y dictaminar si son adecuadas y suficientes todas las acciones tomadas por el Gobierno español encaminadas a satisfacer las exigencias del capital.

Que los gobiernos no son más que una junta que administra los intereses de la burguesía queda más patente que nunca en época de crisis, cuando los capitalistas dejan de estar en la sombra y pasan a primer plano espetando descaradamente a los parlamentos nacionales lo que deben legislar y lo que no. Y los políticos, sean socialdemócratas o ultraliberales, no pueden más que obedecer a los amos que financian sus campañas electorales y sus partidos.

El director gerente del FMI, Dominique Strauss, después de reunirse con Zapatero, indicó que la contrarreforma laboral “va en la dirección correcta, pero puede mejorar en el proceso parlamentario”. Siempre hay un pero para los vampiros del FMI. Que sí, que está todo muy bien, pero se puede mejorar, pero puede desangrarse aún más a la clase obrera, pero puede rebajarse más los salarios y las pensiones, pero puede facilitarse y abaratarse aún más el despido, etc.

Para la Comisión Europea (CE), las medidas de reducción del déficit público adoptadas por el Estado español son “eficaces”. No obstante, el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la UE, Olli Rehn, en la línea del FMI, afirmó que el objetivo presupuestario español “parece” garantizar una política fiscal apropiada de la UE, “pero [una vez más] resulta evidente que hay que avanzar de manera más decidida en el programa estructural”.

Lo que esperan ahora en Bruselas es que los Estados español y portugués concreten, en sus presupuestos de 2011, medidas de recorte por un importe de hasta un 1,75% y un 1,50% del PIB respectivamente. De más está recalcar qué partidas presupuestarias serán las que tocarán el gobierno español y el luso.

También Obama y Angela Merkel transmitieron a Zapatero su apoyo a la contrarreforma laboral, y según Bill Burton, portavoz de la Casa Blanca, el presidente estadounidense y el español hablaron de lo importante que era continuar tomando «medidas enérgicas» para lograr una «recuperación duradera» y «reforzar la regulación financiera». En cuanto a la canciller alemana, se comenta que le tiró de las orejas a Mariano Rajoy en Bruselas por su voto negativo al plan de ajuste, en forma de advertencia de que en adelante no obstruya la política reaccionaria del PSOE.

Todo apunta a que los próximos años, las potencias imperialistas como EEUU, Alemania y Francia, así como los Estados capitalistas de segunda y tercera que están firmemente sujetos a las imposiciones de los primeros, agudizarán los problemas derivados de la recesión económica con sus políticas ineficientes y kamikazes, que no conseguirán otra cosa más que prolongar la agonía del sistema capitalista internacional y el sufrimiento de la clase trabajadora.

Es la táctica del “morir matando”, porque esta crisis terminal del paraiso capitalista, tal como se está sobrellevando, es absurdo hasta para la propia lógica del capital, porque como dijo Joseph Stiglitz: “la austeridad conduce al desastre”.

Y el capital financiero, principal responsable de la crisis y paradójicamente el gran beneficiario de la misma, espera a que concluya la reestructuración de las cajas de ahorro para proceder a su asalto. Primero tienen que terminar sus operaciones de fusión y saneamiento (con dinero público, por supuesto), y luego ofrecerse en bandeja de plata a las corporaciones financieras. Esto implica que en los tiempos venideros continuará el trasvase de dinero público a la banca privada, que en el caso del Estado español significó hasta ahora el equivalente al 14% del PIB.

La galopante crisis financiera, económica y comercial, que se traduce en una alarmante crisis social, no puede sino traer una profunda crisis política e ideológica que se está evidenciado cada vez más.

La responsabilidad de los comunistas y de las fuerzas de la izquierda anticapitalista, su grado de organización y unidad, es decir, de su madurez política, posibilitará una resistencia eficaz contra la ofensiva de la patronal, y la configuración de un movimiento alternativo que canalice, oriente y empuje a los trabajadores hacia unos objetivos revolucionarios más ambiciosos. Es hora de organizar las filas del ejército del proletariado para resistir y contraatacar en las mejores condiciones.

Esto en Canarias significa que hay que derribar los restos de los muros artificiales que aún queden en pie, barrer los escombros restantes, y en los nuevos tiempos que estamos viviendo que han transformado radicalmente nuestra realidad, decidir entre servir a la revolución o a la reacción. O lo que es lo mismo: aferrarse en el sectarismo y la división en beneficio de los capitalistas y el tripartido colonialista del PP-PSOE-CC, o dar un paso hacia adelante y demostrar una comprensión sensata sobre lo que está en juego.


Anuncio publicitario