Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for 10/07/10|Daily archive page

199 palestinos han perdido la vida por tortura política

In Actualidad, Represión on 10 julio, 2010 at 0:01

Como señala el Centro para la Defensa de los Prisioneros Palestinos, Israel practica sistemáticamente la tortura contra detenidos y prisioneros palestinos. Con ocasión del Día Internacional contra la Tortura, el pasado 26 de junio, el Centro ha vuelto a recordar que Israel es, todavía hoy, uno de los pocos países en el mundo que practica la tortura “de manera sistemática” en cada una de sus 25 prisiones y centros de detención.

Es una burla a las normas de derechos humanos, en primer lugar, la Convención contra la Tortura y Otros Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes (1984) y en la práctica una política de tortura. Se trata de abusos y métodos que gozan de la cobertura de las autoridades del gobierno israelí y que no evitan a ninguno de los prisioneros palestinos.

No solo se concede vía libre sino que se fomenta la tortura por “vías legales” aptas al endurecimiento del trato hacia los prisioneros palestinos: torturas físicas y psicológicas, castigo físico, tortura y abusos psicológicos, golpizas hasta provocar desmayos o para arrancar confesiones (que a veces se obtienen a pesar de la inocencia), aislamientos, privación del sueño, prohibición de acceder a un abogado, de comunicarse son los familiares, traslados clandestinos, negación de la higiene y de una alimentación digna y suficiente.

Igualmente, exponer al prisionero a la obscenidad, insultos y abusos verbales, amenazas dirigidas también a los familiares (de arrestar o de abusar de los familiares, de deportaciones fuera del país, de demoler su vivienda), confinamiento del prisionero en la misma habitación con los colaboradores como potente método de presión psicológica…

Desde que existe una “cuestión palestina” existen también los prisioneros palestinos, punto sensible y en el centro de la protesta política, y objeto para enardecer los Territorios Palestinos Ocupados siempre y cada vez que se vislumbra la posibilidad real de diálogo.

Como han venido informando desde hace ya largo tiempo numerosas organizaciones para los derechos humanos, y a día de hoy, los datos hablan de 80 métodos de tortura diferentes; el 95% de los prisioneros ha sido sometido a estas prácticas. El 88% ha referido haber sido forzado al método del “shabah” (fantasma) que consiste en obligar al prisionero a estar durante horaas en posiciones dolorosas (atados a una silla con la espalda doblada y los brazos atados, de pie sobre vidrios, o colgados del techo). Es una posición que causa heridas y pérdida de la conciencia.

El 70% ha sido puesto en aislamiento, en una celda de 50 cm x 50 cm, a temperaturas incluso bajo cero. 199 prisioneros palestinos han cedido a la tortura y están muertos, en el dato se cuentan también quienes han sido asesinados a sangre fría en prisión.

Además, se practica la negligencia médica deliberada. Actualmente son 1600 los prisioneros palestinos dependientes y/o enfermos  que necesitan con urgencia atención médica. En la mayoría de los casos su estado de salud se ha agravado en las prisiones israelíes, a continuación de los métodos de tortura a los que fueron sometidos o a causa de la falta de atención y tratamiento médico.

Son frecuentes las huelgas de hambre que los prisioneros palestinos organizan para recibir adecuada atención pero Israel no considera humanamente oportuno (ni tampoco un derecho y un deber) abrir las celdas a los inspectores que deberían investigar sobre las muertes.  El último caso de muerte de un detenido palestino ocurrió hace pocos días.

La tortura no hace distinción: hombres, mujeres, ancianos, niños, personas dependientes y enfermos, han sido sufrido un largo historial de abusos y tortura. Las cárceles israelíes han sido vividas también por detenidas palestinas a punto de parir. Alguna ha sido obligada a hacerlo en prisión.

El llamamiento del Centro Palestino de Derechos Humanos (PCHR) es desgarrador, porque es fuerte y enraizada la angustia de todo el pueblo palestino respecto de sus compatriotas recluidos. “Para que sean liberados los prisioneros y para realizar mayores esfuerzos por los casos más graves como los de los numerosos prisioneros enfermos que se encuentran en las prisiones de Israel, para que su estado no se agrave”.

El PCHR se dirige a todos: funcionarios palestinos (en la patria y la diáspora), árabes e internacionales para que trabajen por su liberación, para que lo hagan en todas las lenguas del mundo, para poner fin a la desigualdad y a la injusticia que se consuma al interior de las prisiones de Israel.

A los medios, el PCHR les reconoce un importante rol; el de informar el estado de los prisioneros palestinos y revelar los crímenes de guerra de Israel.