Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

El Partido Comunista de Venezuela hace un llamamiento a detener la ofensiva guerrerista del imperialismo y luchar por la paz

In Actualidad, Comunicado on 28 julio, 2010 at 0:00

Buró Político del Comité Central del
Partido Comunista de Venezuela (PCV)


ANTE LA PROVOCACIÓN IMPERIALISTA EL PARTIDO COMUNISTA DE VENEZUELA DECLARA:

El Partido Comunista de Venezuela (PCV), ante la ruptura de las relaciones Colombo-venezolanas a causa de la provocación auspiciada por el gobierno estadounidense, a través de la OEA y su secretario general José Miguel Insulza, mediante la cual el embajador neogranadino Luis Alfonso Hoyos (inhabilitado para cargos públicos por la justicia colombiana) presentó ante ese organismo internacional, supuestas pruebas, sin calificación científica alguna, de presencia guerrillera colombiana en territorio venezolano, afirmando temerariamente que están autorizadas por nuestro gobierno.

Que el incidente mencionado, hace parte del plan general de contraofensiva reaccionaria del imperialismo norteamericano, que en su contenido guerrerista, está dirigido a provocar tensiones entre ambos países, propiciar incidentes fronterizos que generen confrontaciones bélicas e intentar instalar y desatar en la población venezolana una “sicosis de guerra”, con el objeto de neutralizar y desmovilizar por la vía del miedo colectivo a franjas importantes del electorado patriótico, y así potenciar la presencia de la derecha fascista de Venezuela en la Asamblea Nacional el próximo 26 de septiembre y, a su vez, crear matrices de opinión que justifiquen la militarización de Latinoamérica, pretextando la posibilidad de acciones directas abiertas y encubiertas contra nuestra integridad territorial.

Que la Venezuela Bolivariana y su gobierno presidido por Hugo Rafael Chávez Frías, son ejemplo de paz y democracia participativa y protagónica que sirve de referente a pueblos y países de este continente y otras latitudes, a la vez que ha emprendido con fuerza iniciativas que promueven la unidad política y a nuevos enfoques en el comercio e intercambio internacionales bajo los principios de la solidaridad, la complementariedad y el mutuo beneficio, además de mitigar el impacto de la actual crisis económica mundial, desarrollando la más amplia solidaridad con los pueblos que sufren las inclemencias de la naturaleza y la pobreza extrema a que los ha conducido el imperialismo.

Que en la actual crisis de relaciones bilaterales, no puede ignorarse que los pueblos de Venezuela y Colombia, desde sus orígenes, han compartido las mismas raíces, han combatido juntos por la independencia, bajo el mando supremo de nuestro Padre común SIMON BOLIVAR y comparten el comercio, el intercambio y la población en la más amplia interrelación fronteriza y que en otras oportunidades, cuando situaciones similares se han presentado, estos pueblos hermanos manifiestan con fuerza su voluntad de luchar por la paz y la armonía y no se han dejado llevar por el canto de sirenas de la guerra, a una confrontación fratricida que sólo beneficia los intereses del imperialismo, especialmente el de EEUU y las oligarquías criollas de ambos lados.

Ante estas circunstancias, el Partido Comunista DECLARA:

1. Rechazar contundentemente el provocador y bochornoso espectáculo de la OEA, que ha terminado por minar la escasa credibilidad de este organismo, demostrando la profundización de su crisis histórica y la necesidad de continuar construyendo alternativas independientes y soberanas que reflejen los intereses de nuestros pueblos y países en el contexto del nuevo clima de cooperación, solidaridad y paz que se abre paso en el continente, a pesar de la contraofensiva guerrerista, divisionista e intervencionista del imperialismo norteamericano.

2. Apoyar la decisión del gobierno del Presidente Hugo Rafael Chávez Frías de romper relaciones con el actual gobierno de Álvaro Uribe Vélez, en defensa de nuestra soberanía, dignidad patrias y por la integridad territorial de la nación, frente a las actuales reales amenazas de intervención foránea.

3. Reiterar nuestro contundente rechazo a la militarización de Latinoamérica y El Caribe, ahora con la presencia de la IV Flota, 46 barcos de guerra en Costa Rica, bases militares en Colombia y Panamá, todas estadounidenses, el envío de portaviones nuclear a las islas Malvinas, y la utilización del componente militar de la OTAN, presente en áreas extracontinentales.

4. Hacer un llamado a los pueblos del mundo, a los pueblos de América Latina y El Caribe y, en particular, a los pueblos de Venezuela y Colombia a unirnos y manifestarnos masivamente contra la provocación guerrerista y contra las amenazas de intervención del imperialismo norteamericano contra nuestros pueblos. Un llamado que, particularmente, en el caso de los pueblos de Venezuela y Colombia, está dirigido a detener la ofensiva guerrerista en marcha, para procurar la normalización de las relaciones entre nuestros países y mantener LA PAZ, como legado histórico de la humanidad, herencia invaluable de nuestros héroes y mártires de las guerras de independencia, recordando en Bolívar que “Para nosotros, la patria es América”.


Caracas, julio 26 de 2010


A %d blogueros les gusta esto: