Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

El Partido Comunista de Grecia condena las resoluciones antipopulares del gobierno

In Actualidad, Comunicado, Laboral on 19 agosto, 2010 at 0:00

Partido Comunista de Grecia (KKE)


Con el voto de los diputados del PASOK socialdemócrata se aprobó por el Parlamento la enmienda del Ministerio de Empleo que prohíbe incrementos salariales mayores a los indicados en el convenio firmado por la Asociación de Industrias Griegas (SEB) y la mayoría del liderazgo de la Confederación de Sindicatos en el sector privado (GSEE). El contrato prevé la congelación salarial por tres años, mientras que los impuestos directos sobre todos los tipos de productos de consumo público se han incrementado drásticamente y la tasa de inflación ha llegado al 6%. En realidad promueve la reducción del poder adquisitivo de los trabajadores.

El KKE denunció esta enmienda antilaboral que no sólo reduce los salarios, sino también promueve la supresión de los convenios colectivos a nivel de sector o empresa.

MOVILIZACIÓN DE LOS HUELGUISTAS

Mientras tanto, el gobierno procedió a la movilización de los propietarios de camiones de licencia pública que están en huelga. Esta medida que está prevista en caso de guerra o de grandes catástrofes naturales, se utiliza una vez más por el gobierno burgués socialdemócrata en contra del derecho de huelga.

La huelga estaba en contra de un proyecto de ley que acelera la concentración de la industria de transporte en grandes empresas monopolistas, destruyendo económicamente a los propietarios individuales de camiones.

El KKE condenó el incidente desde el parlamento, mientras el Frente Militante de Todos los Trabajadores (PAME) emitió también un comunicado de condena donde menciona:

El PAME llama a la clase obrera de nuestro país y las capas populares a condenar con firmeza la decisión del gobierno de movilización de los propietarios de camiones para imponer realmente a fuego e hierro lo que sirve los intereses de las grandes empresas. (…) El gobierno no moviliza a los propietarios de camiones para proteger los intereses de la mayoría de la gente de un gremio, como dice, sino todo lo contrario. Les moviliza y utiliza todos los mecanismos de represión contra ellos a favor de una pequeña casta de parásitos (capitalistas y multinacionales) que quiere monopolizar el sector de transporte para lograr nuevos superbeneficios. (…)

La respuesta ante esta política y el frente reaccionario que la promociona (gobierno, liderazgo de la ND, LAOS, Unión Europea) es el frente unido de las fuerzas populares, de la clase obrera, los autónomos, los pequeños y medianos artesanos y comerciantes, los pobres y medianos campesinos, de acción conjunta y solidaria contra el enemigo común.


A %d blogueros les gusta esto: