Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Don Cándido Reguera el “autócrata”, emperador de Arrecife

In Actualidad on 24 agosto, 2010 at 0:01

Jonathan G.V.

El ilegitimo alcalde de facto de Arrecife, don Candido Reguera, ese personaje público que hemos denunciado en otras ocasiones por haber llegado a la alcaldía por el rebote de leyes electorales que no representan a la mayoría de los ciudadanos como debiera, sino arbitrariamente según conveniencia de partidos de corte parlamentario.

No sólo sigue el señor “alcalde” de Arrecife con su campaña pre-electoral con fondos públicos, usando el pretexto de que se hacen con intenciones de donar fondos a los Servicios Sociales de Arrecife, cuando lo que se remarca es una clara intención electoralista en sus actos, que mostraré al lector en el desarrollo del artículo.

El derroche es evidente: el espeluznante coste que supone el circo montado alrededor del concierto de Alejandro Sanz el próximo 24 de agosto, que nos ha supuesto la friolera de 275.000 euros, sacados de las arcas municipales. Fondos públicos del pueblo, de los trabajadores y trabajadoras de Arrecife; dinero que no es sentido por los dirigentes de facto del consistorio arrecifeño.

A ellos todo les vale: el pueblo es el que paga. No les importan ni asumen responsabilidades por las consecuencias que supone un gasto desmesurado, de la envergadura de un concierto como el mencionado. No es un secreto las nefastas cuentas del ayuntamiento de Arrecife, ni su situación económica llevada de la mano de muchos dirigentes irresponsables y corruptos: aún tenemos de actualidad el caso Unión y el caso Jable. Pero no son menos irresponsables aquellos “liberales” que obran a su antojo y sus despropósitos, los pocos recursos que quedan al ayuntamiento para glorificarse ante los ciudadanos con sus “políticas” partidistas, llevando al municipio a la quiebra, al impago o el atraso de nóminas y de múltiples facturas en servicios públicos básicos y necesarios como limpieza y seguridad, etc.

El señor Cándido Reguera, alcalde de facto de Arrecife, pretende ahora vender entradas a la desesperada en la isla hermana de Fuerteventura, un viaje improvisado y empujado por la desesperación. Pero su fracaso ya anunciado no solo queda en ese tipo de actos desesperados y ridículos: también focaliza su desespero contra las trabajadoras y trabajadores del departamento de recaudación del ayuntamiento de Arrecife, al exigir horas extras para poder recaudar más, y lo antes posible, fondos económicos que no dejen al descubierto y sin remedio al consistorio. Habla de privatizaciones de servicios públicos, como las guaguas municipales, y de departamentos internos del ayuntamiento. Su actitud desesperada está demostrando su incompetencia y el agotamiento de su gobernanza.


A %d blogueros les gusta esto: