Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

ESK Sindikatua llama a la Huelga General el 29 de septiembre

In Actualidad, Comunicado, Economía, Laboral on 28 septiembre, 2010 at 0:00

Ezker Sindikalaren Konbergentzia (ESK)


El 9 de septiembre el Parlamento aprobó el texto definitivo de la Reforma Laboral, con los votos a favor del PSOE y con la colaboración del PNV. Esta reforma, que recoge demandas básicas del mundo empresarial, constituye el mayor ataque de las últimas décadas a los derechos laborales de la clase trabajadora.

Por ello, no sólo ha encontrado el rechazo de los trabajadores y trabajadoras, sino también el de un amplio espectro social. Así se expresó en Hego Euskal Herria el pasado 29 de junio y así ocurre ahora a nivel estatal con el apoyo a la huelga de amplios sectores sociales: jóvenes, mujeres, asociaciones vecinales, artistas, intelectuales, colectivos sindicales, etc.

Ni la Huelga General del 29-J, ni la oposición de todo el movimiento sindical de una amplia mayoría social a la misma han sido suficientes para evitar que fuera aprobada en el Parlamento. Para tumbar estos proyectos antisociales es necesaria una relación de fuerzas aún mayor y más contundente; hasta que la presión de la calle sea superior a la de los mercados, que son quienes dictan su política.

CCOO Y UGT HAN COLABORADO Y QUIEREN SEGUIR COLABORANDO CON LOS GOBIERNOS, AQUÍ Y EN MADRID.

Desde el inicio “oficial” de la crisis económica, el gobierno de Zapatero y los gobiernos de Nafarroa y de la CAPV han impulsado políticas al servicio del capital financiero y de la patronal. Ante esta actitud no había otra solución que aumentar la movilización, alimentar la cólera contra políticas socialmente injustas y económicamente desastrosas e incrementar la presión social; por ello, ESK, junto a ELA, LAB, STEE/EILAS, EHNE e HIRU, convocó las huelgas generales del 21 de mayo de 2009 y del pasado 29 de junio.

CCOO y UGT se opusieron radicalmente a la HG del 21-M porque: era política, no respondía a los intereses de la clase obrera y estábamos en tiempo de diálogo social. Un año después, CCOO de Euskadi secundó la HG del 29-J. Pero no nos engañemos; CCOO y UGT no han renunciado por ahora a volver a las andadas, a recuperar la senda del diálogo y el pacto social. Una senda que como los hechos han demostrado, sólo conduce al desastre: recorta los derechos y la capacidad de respuesta de la gente trabajadora, envalentona a la patronal y facilita que los gobiernos, resguardados por la paz social que el diálogo social les provee, sigan aplicando políticas económicas y sociales de corte neoliberal.

No puede ser que se nos imponga una reforma laboral, y se quiera recortar las pensiones y, mientras tanto, CCOO y UGT mantengan “el buen rollito” con los gobiernos vasco y navarro, y negocien con la patronal una reforma de la negociación colectiva que va a suponer más recortes para los y las trabajadoras.

ABAJO LA REFORMA LABORAL. CONTRA LAS POLÍTICAS ANTISOCIALES DE LOS GOBIERNOS DE ZAPATERO, SANZ Y LÓPEZ.

El 29 de septiembre, en el Estado español van a coincidir dos convocatorias de HG: la de CCOO y UGT, por la retirada de la Reforma Laboral y la defensa del sistema público de pensiones, entre otras reivindicaciones, y la de la CGT “contra el decretazo, el tijeretazo y el pensionazo”. Al mismo tiempo, prácticamente todos los colectivos sindicales, políticos y sociales de izquierda radical, criticando duramente la estrategia sindical de CCOO y UGT, impulsan la movilización.

También para ese día, la Confederación Europea de Sindicatos (CES), ausente durante toda la crisis en la defensa del mundo laboral contra las políticas de la UE, ha lanzado una Jornada de Acción Europea (movilizaciones en diversos países y manifestación europea en Bruselas). Además, la Asamblea de los Movimientos Sociales reunidos en el Foro Social Europeo (FSE) en Estambul hace un llamamiento en los siguientes términos: “En el contexto de la crisis global y frente a la ofensiva de los gobiernos, de la Unión Europea (UE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI) con la voluntad de imponer políticas de austeridad y regresión social (…) llamamos a movilizarnos de forma unitaria en Europa. Frente a esta ofensiva (…) hacemos un llamamiento para impulsar movilizaciones a lo largo y ancho de Europa el 29 de septiembre o en torno a esa fecha”.

En este contexto, ESK, con los mismos criterios que guían nuestra acción sindical cotidiana frente a las agresiones de gobiernos y patronales y con el ánimo de sumar nuestra fuerza a la movilización social, ha decidido hacer una convocatoria propia de Huelga General para el próximo día 29 de septiembre con los mismos objetivos que defendimos el 29-J:

– Derogación de la Ley de Reforma Laboral.

– Alto a cualquier proyecto de reformar las pensiones que persiga su recorte y la pérdida de derechos hoy existentes.

– Cambio radical en las políticas públicas de las instituciones de Hego Euskal Herria. Dichas políticas han de ir enfocadas hacia el mantenimiento y la mejora de los niveles de derechos sociales y bienestar ciudadano y han de huir de todas las orientaciones neoliberales de ajustes y recortes, así como de beneficiar los intereses del gran capital financiero e industrial.

– Garantía de instrumentos de participación y decisión para construir un nuevo modelo económico, medioambiental, social y laboral basado en la justicia social, en el reparto de la riqueza y en el reparto de los trabajos productivos y reproductivos.

– Marco propio de relaciones laborales y protección social, basado en la igualdad entre mujeres y hombres, que nos permita decidir nuestras propias políticas económicas, laborales, medioambientales y sociales y que contemple un marco de negociación colectiva propio.

Los efectos de la crisis económica y ecológica siguen siendo devastadores, fundamentalmente para las personas más desfavorecidas de la sociedad. La derecha, la patronal y el capital financiero buscan un recorte aún mayor de los derechos sociales, laborales y del Estado de Bienestar. Hay que lograr cambiar el rumbo.

Por eso, a pesar de las divergencias con sus orientaciones y la desconfianza profunda que, dada su trayectoria, tenemos hacia las direcciones de CCOO y UGT, consideramos importante estar con la gente trabajadora y con los sectores que se movilicen el 29-S. Buscando que la movilización sea un paso más para avanzar en el rechazo y la deslegitimación social de la Reforma Laboral y del conjunto de las políticas neoliberales del gobierno de Zapatero y hacer que la crisis la paguen sus responsables: la patronal y el capital financiero.

29 de septiembre: HUELGA GENERAL


A %d blogueros les gusta esto: