Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

2013: Renegociación del Pacto Colonial y fin del «sueño» europeo

In Actualidad, Economía on 5 noviembre, 2010 at 0:01

David Delgado


Andan en el triunvirato canario (CC-PP-PSOE) muy perdidos porque, tanto la actualización de las relaciones entre Canarias con, por un lado la metrópoli, y, por otro, la Unión Europea, se encuentran en punto muerto.

Con respecto al Estado español, la “modificación en profundidad” del Régimen Económico y Fiscal (REF), para cuyo propósito se fijó de plazo el año 2013, los partidos políticos (y la clase capitalista) no se ponen de acuerdo entre ellos sobre cómo recomponer y actualizar el Pacto Colonial histórico, porque, en realidad, ni siquiera saben cómo hacerlo. Y en cuanto a la Unión Europea, con el temido escenario “post 2013”, las negociaciones también se encuentran empantanadas, como se pudo comprobar en la XVI Conferencia de Presidentes de las colonias europeas, denominadas eufemísticamente Regiones Ultraperiféricas (RUP), celebrada en Santa Cruz de Tenerife.

Ambas cuestiones se entremezclan inevitablemente, porque Canarias, a diferencia de décadas anteriores, ya no es políticamente dependiente del Estado español sino, cada vez más, de la Unión Europea (al igual que el propio Estado español). Y esto se ha podido comprobar recientemente cuando la Dirección General de la Competencia de la Comisión Europea envió un documento al reino de España exigiendo explicaciones -e incluso un plazo de 20 días para responder- porque en el Congreso de los Diputados se hayan tramitado reformas de algunos aspectos de la Zona Especial Canaria (ZEC) sin haber consultado antes a Bruselas. ¿En qué estarían pensando estos falsos nacionalistas y la moribunda socialdemocracia española?

La Comisión Europea se encargó de recordar a las autoridades españolas que todo lo relacionado con el REF debe ser aprobado previamente por esta institucional supranacional. Y es que en Bruselas no entienden como es posible que se inicie en el Congreso español el proceso para reformar el REF tres años antes de lo que marca la agenda europea (2013, fecha de validez del REF), y no se les informe.

Unos, como el economista y socio del despacho de Price Waterhouse and Coopers de Tenerife, José Ramón Barreto, opinan que el cambio de modelo previsto debe optar por bonificaciones para los capitalistas que están asentados e invierten en Canarias, así como compensaciones por las singularidades del Archipiélago. Organismos como la Confederación Canaria de Empresarios (CCE) de la provincia de Las Palmas, con Sebastián Grisaleña a la cabeza, proponen que la Reserva para Inversiones en Canarias (RIC) sea mucho más abierta -y que los partidos no se peleen y lleguen a un acuerdo-. Y otras, como la viceconsejera de Economía y Asuntos Económicos de la UE del Gobierno de Canarias, Matilde Asián, recuerdan que es interesante que se lancen todas las opiniones y formulaciones que se quieran, pero que a Europa hay que mandar un documento con una única propuesta, que los euroholgazanes no quieren cansarse tampoco mucho con las tonterías de estas islas remotas. Total, al final saldrá adelante (sí sale algo) la idea que más convenga al capital extranjero.

De momento, lo que se sabe sobre la estrategia del REF, en palabras de Asián, es que, a corto plazo, se prorrogará el Atributo sobre la Imposición y Entrega de Mercancías (AIEM), que caduca en 2011, y se ampliará el Registro Especial de Buques y la suspensión de los Derechos Arancelarios para los bienes de equipo. Y a medio y largo plazo, se quiere incluir el incentivo fiscal de la deducción por inversiones en la “Ley 19” (1994), modificar la ZEC y la Zona Franca, y aprobar más bonificaciones para que los capitalistas tributen menos por sus actividades en Canarias. Pero, como hemos indicado continuamente, no es el Gobierno de Canarias quien tiene competencia ni capacidad alguna para decidir.

La UE lo que dejó bien claro que, además de que está muy feo eso de que en España y Canarias se trabaje en comisiones especiales para tratar la reforma del REF sin informar ni nada, es que no dejará incentivos fiscales permanentes, ni limitará la contratación de trabajadores europeos (una de las grandes joyas de CC).  Esa fue la sentencia de Johannes Hahn, comisario de Política Regional de la UE, en la XVI Conferencia que citamos al inicio.

Sobre los incentivos fiscales, Hahn afirmó que las exenciones habría que evaluarlas cada 10 años, pero no eternizarlas. Y sobre la reivindicación de CC de restringir la entrada a las islas de trabajadores europeos, espetó que va en contra de la libre circulación de personas y trabajadores entre los estados miembros de la UE.

La ocurrencia de CC, merece un capítulo aparte. Primero, por esa elección arbitraria sobre qué trabajadores deben ser a los que se les prohíba venir a trabajar a Canarias: los europeos, no se sabe bien si de la UE o de toda Europa, excepto los españoles. Segundo, porque se habla de trabajadores, pero nada se dice de los explotadores monopolistas europeos que vienen a enriquecerse a Canarias aprovechando sus ventajas socio-económicas y fiscales, a quienes, por supuesto, no sólo no habría que restringirles la entrada a la colonia, sino que habría, incluso, que fomentarla. Y tercero, porque con esta propuesta, próxima a las “reflexiones” más brutas y ramplonas, CC está defendiendo posiciones discriminatorias y de populismo basto, haciendo creer que el problema del paro en Canarias se solucionará dando prioridad a los trabajadores canarios sobre los trabajadores europeos no españoles. Si el fascismo de la España una, grande y libre defiende la consigna “los españoles primero”, CC hace lo propio con Canarias.

Pero la inexorable realidad lo que revela es que la burguesía criolla y los partidos sucursalistas y colaboracionistas de Canarias, no saben cómo recomponer un Pacto Colonial que ya no sirve en las nuevas condiciones de la UE, y que, al igual que en ediciones anteriores (Ley de Puertos Francos de 1852 y revisada en 1900, y REF de 1972, renovado en 1994), sólo podrá materializarse con la aceptación de la burguesía local de las condiciones que imponga el capital foráneo aunque, a día de hoy, el panorama pinte bastante negro.

No sabemos que pasará de aquí al 2013, cuando se acaben los Fondos Estructurales europeos, pero algunos sectores, fundamentalmente de la burguesía tinerfeña, ante esta coyuntura apuestan por una alternativa “independiente” neocolonialista bajo el paraguas de EEUU. Y parece ser que son los que ven el futuro de una forma más diáfana.

Los comunistas canarios y todas las fuerzas anticapitalistas del archipiélago, por nuestra parte, tenemos que profundizar en el proceso de organización de un Frente Unitario de Resistencia Popular ante la creciente ofensiva capitalista, dotado de un Programa político básico que habrá que discutir y consensuar, que sentará las bases para desarrollar una alternativa propia al modelo improductivo, servicial y dependiente actual que sufrimos, y al que se negociará en los despachos a espaldas del pueblo trabajador para el año 2013.


Anuncio publicitario
A %d blogueros les gusta esto: