Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for 20/11/10|Daily archive page

La policía local del promarroquí Jerónimo Saavedra (PSOE) desaloja violentamente el campamento solidario con el pueblo saharaui de Las Palmas

In Actualidad, Represión on 20 noviembre, 2010 at 1:02

La policía local de Las Palmas de Gran Canaria, a las órdenes de Jerónimo Saavedra (PSOE), uno de los máximos exponentes del lobby partidario de la monarquía fascista marroquí, ha desalojado violentamente a las cuatro de la tarde de este viernes la Acampada Solidaria ante la Delegación del Gobierno español en la Plaza de la Feria, donde estaba desde el martes día 9 de noviembre.

Sin comunicación previa, la policía local procedió de manera violenta al desalojo de la acampada solidaria, con agresiones físicas por parte de la policía contra las personas que ocupaban el campamento de apoyo a la causa saharaui.

Además de las agresiones físicas, la policía local se incautó de los bienes personales (documentación, móviles, enseres, ropa dinero…) de los jóvenes y adultos saharauis. Estos fueron los únicos a los que reclamaron la documentación, y no a otros ciudadanos de nacionalidad española.

Miembros de la organización del campamento solicitó a la policía por escrito la orden de desalojo así como la identificación de los agentes policiales que estaban procediendo de manera contundente y avasalladora y éstos se negaron a mostrar sus números de identificación.

Portavoces de la Asociación Canaria de Solidaridad con el pueblo saharaui y los colectivos de apoyo al pueblo saharaui y los ciudadanos sahrauis allí presentes han anunciado que ante esta barbarie de acción policial se continuará con la protesta en apoyo al pueblo saharaui y se procederá a presentar la oportuna denuncia a la Comisaría de Policía de Las Palmas de Gran Canaria.

La organización contaba con la debida autorización de la Delegación del Gobierno así como una carta de solicitud al ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria que nunca fue respondida.

Avances políticosociales del Sur (III)

In Actualidad on 20 noviembre, 2010 at 0:01

victor1COLABORACIÓN


Víctor J. Rodríguez Calderón

UN ANÁLISIS INTENSO

Sin embargo, en los últimos 25 años aparecen nuevos movimientos sociales que se desarrollaron entre: indígenas, mujeres, ecologistas, afro descendientes. Su característica es precisamente su heterogeneidad y su definición de nuevos objetivos, como la dignidad, las exigencias democráticas y el bienestar.

Los movimientos indígenas valen la pena de ser notados. La celebración del 516 aniversario de la conquista fue una oportunidad para ampliar la conciencia indígena. A partir de este momento, que corresponde a la aceleración neoliberal, asistimos a una salida de la clandestinidad o de la semi-clandestinidad, de las culturas, de las lenguas, de las religiones indígenas. Eso se traduce también por contactos más generalizados entre indígenas del conjunto de América. La primera Asamblea de los pueblos tuvo lugar en 1998 en Santiago de Chile, seguida por la reunión de Quebec en el año 2002.

Los indígenas organizan movimientos de presión, no solamente para la defensa de su identidad, lo que ha sido un combate de más de 516 años, sino también contra la pérdida de sus medios de sobrevivencia. Recordemos que en 1997, hubo en Belo Horizonte en Brasil, una reunión de los pueblos indígenas contra el Consenso de Washington. Pero el hecho más significativo fue el inicio de la acción armada del movimiento Zapatista en Chiapas el 1ro de enero de 1994, correspondiente con la inauguración de ALENA, el Tratado de libre comercio con los Estados Unidos y Canadá. Se trataba de reivindicación de un crecimiento económico y cultural de las poblaciones indígenas empobrecidas en zonas con muchos recursos naturales y también de un deseo de reconstruir por la base el sistema político.

Además, durante las décadas de 1990 y de 2000, hubo un gran número de alianzas y de acciones comunes entre varios movimientos sociales. Podemos señalar por ejemplo la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC), que reunió los movimientos campesinos del continente. En el año 2004, los movimientos indígenas de Centroamérica se encontraron para oponerse al plan Puebla- Panamá. En Quito, antes del Foro de las Américas en 2005, tuvo lugar la Cumbre de los pueblos indígenas. En Centroamérica, se organizó en San Salvador el Foro Centroamericano. Recordemos también los cuatro millones de firmas que recogió la acción contra el ALCA en Brasil y las marchas en 2004 y 2005 en ocasión del Foro Social Mundial de Porto-Alegre, la última reuniendo más de 200 mil personas. Recordemos también que el ALCA tenía una dimensión de “seguridad” significando la lucha contra los movimientos sociales. La resistencia política al proyecto norteamericano se manifestó en Mar del Plata en 2006 cuando cinco países votaron en contra, entre ellos, Argentina, Brasil y Venezuela, apoyándose en la ola de resistencia popular empujada por los movimientos sociales. Finalmente, la organización de los Foros Sociales Mundiales continentales, nacionales y temáticos que tuvieron lugar en el continente latinoamericano, reforzaron la colaboración entre varios sectores de la población resistiendo contra los efectos del neoliberalismo en el continente.

2) Las resistencias culturales

Solamente queremos aludir al aspecto cultural de las resistencias, en particular en el mundo del arte y de la religión.

Evidentemente, no se puede identificar la cultura solamente a estas expresiones. En los medios populares existen un sinnúmero de reacciones culturales que afirman valores propios y formas de resistencia. Sin embargo, no se puede olvidar la producción cultural en tanto que acción específica en el panorama de las resistencias a la destrucción social y ecológica de los pueblos del continente.

América Latina ha sido un lugar de gran exuberancia cultural. En el plan literario, autores como Gabriel García Márquez, Eduardo Galeano, Julio Cortázar, Pablo Neruda, Ernesto Cardenal y muchos otros han jugado un gran papel. La obra del pintor Guayasamín, las canciones de Chico Buarte, de Alì Primera, de Silvio Rodríguez, de Pablo Milanés, de Carlos Mejía Godoy y de centenares de otros cantores y músicos y en el cine, las producciones de Venezuela, Bolivia, Argentina, México, Cuba y Brasil, fueron también canales importantes de concientización social. En el plan religioso, como ya lo hemos señalado, el desarrollo de las Comunidades eclesiales de base y de la Teología de la liberación es bastante conocido y no necesita explicación adicional. A pesar de la represión eclesiástica y política, estas corrientes todavía existen y tienen sus expresiones y su impacto.

Testigos de la fuerza de la cultura, en América latina, un meeting del primero de mayo puede ser acompañado de lecturas de poemas; una reunión política se celebra con canciones populares y un movimiento social es capaz de empezar sus actos con una referencia religiosa.

3) Las “izquierdas” políticas

Es evidentemente imposible hablar de manera general de las “izquierdas” del continente. Cada país tiene sus características específicas. Sin embargo se puede observar tanto algunas tendencias similares como diferencias significativas, que dan lugar a reflexiones interesantes en el ámbito de las ciencias sociales.

Varios regímenes políticos nuevos son el fruto de la convergencia de movimientos sociales. Es el caso del PT en Brasil, del MAS en Bolivia y de la nueva coyuntura política del Ecuador. Está bien claro que existen diferencias frente a la conquista o a la gerencia de los poderes del Estado. En Brasil, Uruguay y Nicaragua, el proceso electoral clásico ha permitido el ejercicio del poder ejecutivo y legislativo según los mecanismos habituales de la democracia representativa.

En países latinoamericanos, como Venezuela, Ecuador y Bolivia, la reforma constitucional ha sido necesaria para cumplir con el proceso de transformación social y exigió medidas excepcionales.

En Venezuela, el proceso electoral permitió ganar las elecciones y organizar un gobierno, pero no de hacer funcionar el Estado, la administración siguiendo de manera significativa en mano de funcionarios adversos al proceso. Por eso se organizó un Estado paralelo, utilizando las varias “misiones” para la alfabetización, la enseñanza, la salud, la economía popular, la reforma agraria, las juntas comunales, parroquiales, la democracia participativa.

Eso llevo al proceso la misma preocupación que presidió la propuesta de unir en un solo partido las fuerzas de izquierda y hoy existe una partido policlasista, donde pulula el corrupto de cuello blanco y el obrero del campo. No crear un partido revolucionario de trabajadores fue craso error del proceso y por eso continuamos en el jueguito como lo quiere la oposición seguida por una gran parte de los medios de comunicación. Es decir, que el proceso perdió el magnifico momento político revolucionario que se le presentó.

Pensamos que aún es tiempo de corregir y de aceptar las criticas que se quieren esconder debajo de la alfombra roja y que revolucionaria. ¡Adelante Camaradas del Mundo!!!

(Continuará…)


Avances políticosociales del Sur (II)

Avances políticosociales del Sur (I)

(*) El venezolano Víctor Rodríguez Calderón es politólogo, periodista, escritor, poeta, director de empresas y experto en Planeación de Organizaciones. Recomendamos su blog El Victoriano.


Una diputada en el parlamento marroquí denuncia que el gobierno de la monarquía engañó a los líderes saharauis del campamento

In Actualidad, África, Represión on 20 noviembre, 2010 at 0:00

El pasado 4 de noviembre, cuatro días antes del asalto al Campamento de Gdem Izik, los líderes de su comité de dirección salían exultantes de la casa del wali (gobernador) de El Aaiún. En la residencia de Mohamed Guelmous, según declaró al diario español Público Gajmoula Ebbi, diputada saharaui en el Parlamento marroquí, “estos jóvenes, ocho chicos y una chica de entre 25 y 30 años” habían mantenido una reunión con el ministro de Interior marroquí, Taïb Cherkaoui, que empezó a las cuatro y media y se prolongó hasta las ocho.

Los nueve jóvenes y el ministro Cherkaoui incluso cenaron juntos después de concluir un acuerdo que debía satisfacer las reinvindicaciones socioeconómicas de los saharauis acampados. Este compromiso quedó sólo pendiente de ser firmado, relataron por teléfono los jóvenes a Ebbi,”muy contentos y sintiendo una gran responsabilidad“.

Hace uno días, el titular marroquí de Interior insinuó, en la rueda de prensa que ofreció en Madrid tras reunirse con su homólogo español Alfredo Pérez Rubalcaba, que los saharauis con cuyos líderes compartió mesa aquella noche tienen vínculos con Al Qaeda. Sobre los jóvenes que el 4 de noviembre cenaron con él en la casa del gobernador, pesa ahora una orden de busca y captura.

¿Por qué se dice ahora que estos chicos son terroristas? ¿Cómo es posible entonces que el ministro los recibiera?“, se pregunta la diputada colaboracionista saharaui. Ebbi, miembro del Consejo Real Consultivo para Asuntos Saharianos (CORCAS), un organismo creado por la monarquía, dice sentirse “engañada y humillada” después de que las autoridades ocupantes le mintieran al asegurarle que no habría ningún tipo de intervención violenta en el campamento.

El acuerdo que Marruecos prometió a quienes ahora da caza consistía en desmantelar el campamento a cambio del compromiso de proporcionar trabajo, vivienda y terrenos a los 20.000 saharauis que participaban en la protesta. “No sólo eso“, prosigue la diputada, “también habían obtenido la promesa de un plan de acción oficial para toda la gente necesitada en el Sáhara, que incluía una especie de salario de integración de 1.600 dirhams [142 euros] mensuales para los saharauis que no tuvieran trabajo ni otros ingresos“.

El acuerdo no llegó a firmarse. “El día 7 [víspera del asalto], las cosas empezaron a cambiar y la policía comenzó a cerrar el paso al campamento“, recuerda Ebbi. “Pese a formar parte de la comisión mediadora entre las autoridades y los líderes de la protesta, nadie me informó de que no se iba a seguir negociando por razones que desconozco“, explica. Es más, un cargo de alto nivel de la administración marroquí aseguró a la diputada desde Rabat, a las 11 de la noche anterior a la mañana del desalojo, que no habría intervención violenta.

A las siete de la mañana sonó el teléfono“. El asalto ya se había producido. Los primeros heridos que esta saharaui atendió fueron dos chicos; “uno tenía la boca reventada“, relata Ebbi.

Aunque su testimonio ya le ha traído problemas -el diario Al Massae, el más vendido de Marruecos, ha pedido su cabeza-, Ebbi no duda en cuestionar la versión de la monarquía marroquí y el vídeomontaje que el ministro Cherkaoui mostró en Madrid para apoyar su versión manipulada de los hechos: “En ese vídeo no se ve lo que hacen las fuerzas de seguridad ni qué armas llevan, sólo a supuestos saharauis“.

Ebbi no quiere hacer cábalas sobre el número de muertos, pero reclama a Rabat una investigación transparente. Sí subraya que hay “muchos desaparecidos” y que la policía “entraba en las casas y se llevaba a todos los varones de más de 12 años“. La cifra de entre 400 y 800 detenidos que maneja el CNI español le parece creíble.

Si se detiene de forma indiscriminada y se revienta a hostias a los jóvenes, no se puede luego hablar de democracia“, subraya la diputada.