Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Ha fallecido el camarada Abraham Serfaty, fundador del Partido Comunista Marroquí

In Actualidad, África on 21 noviembre, 2010 at 0:02

El camarada Abraham Serfaty, fundador del Partido Comunista Marroquí, antisionista y contrario a la anexión del Sáhara, que pasó 17 años en prisión por su activismo comunista y contra el régimen de Hassan II, falleció en Marraquech a los 84 años de edad, tras una vida dedicada a una militancia política castigada con la cárcel y el exilio.

Nacido en 1926 en Casablanca en el seno de una familia judía e ingeniero de minas de profesión, en su juventud luchó por la independencia de Marruecos y fue uno de los fundadores del Partido Comunista Marroquí, por lo que fue encarcelado en varias ocasiones por las autoridades coloniales francesas en la década de los cincuenta.

El camarada Sion Assidon, con quien Serfaty compartió años de prisión, recordó que tras luchar por la liberación de Marruecos, el fallecido “no cesó posteriormente en su combate por la democracia, la igualdad y la justicia social en el seno del Partido Comunista”.

Ya tras la independencia del país, rompió en 1970 con ese partido y contribuyó a la formación de la organización clandestina marxista-leninista Ilal Aman (Adelante).

Este activismo fue la causa de que, tras ser detenido en varias ocasiones, en 1977, cuando llevaba tres años en la cárcel, se le condenara a cadena perpetua por atentar contra “la seguridad interior y exterior del Estado”.

Sin embargo, gracias a la presión de la opinión pública, fue puesto en libertad en 1991 tras cumplir 17 años de condena, lo que le convierte en uno de los presos políticos africanos que más tiempo ha estado en prisión, después del expresidente surafricano Nelson Mandela.

Tras su salida de la cárcel Marruecos le retiró la nacionalidad marroquí, por lo que se exilió en París, donde vivió hasta que en 1999 Mohamed VI, recién coronado, autorizó su regreso.

La principal razón de que se le retirara la nacionalidad fue su oposición a la marroquinidad del Sahara Occidental, territorio para el que defendía el derecho a la autodeterminación.

Otra de sus causas más defendidas fue la del antisionismo, ya que reconocía el Estado de Israel pero exigía la abolición de la ley de retorno (que permite que cualquier persona con al menos un abuelo judío pueda obtener la ciudadanía israelí), y militó por la creación de un Estado palestino.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: