Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for 23/11/10|Daily archive page

¿Por qué se calla el pacto de Chávez con su mejor amigo Santos?

In Actualidad on 23 noviembre, 2010 at 0:01

victor1COLABORACIÓN


Víctor J. Rodríguez Calderón

Uno, que de verdad, conciencia, principios y conceptos ha pasado por todos los cautiverios de la vida revolucionaria, que ha mantenido la alegría unida al combate político y ha plasmado la cara de militante radical, que no solo lucha sino que trabaja por hacerlo bien en beneficio de la revolución, no se explica como “algunos” que levantan el puño y se hacen llamar revolucionarios, pueden navegar en esa actitud cobarde de la traición al propio proceso y sonreír bajo el dolor de unos camaradas que han sido deportados desde Venezuela.

No es la primera vez que ocurren estas entregas. Ya en años anteriores lo hemos visto, Chávez y su Gobierno entregaron no menos de 17 miembros de la guerrilla colombiana al gobierno de Álvaro Uribe. Ahora, en esta ocasión se trata de un compromiso formal entre Chávez y Santos, producto de los pactos suscritos en reuniones bilaterales en Santa Marta y Caracas.

Son tres los Camaradas que fueron deportados desde Venezuela.

El presidente Santos confirmó, con su sonrisa irónica que el avión que regresaría a los subversivos a Colombia había partido hacia Venezuela con toda la seguridad que ameritaba el caso.

Los guerrilleros que fueron deportados son Nilson Navarro Mojica, del Frente Domingo Laín del ELN, Osvaldo Espinosa Varón, de las FARC,  y Priscila Ayala Mateus, del ELN. Nuestro gobierno revolucionario realiza estas entregas sin que haya mediado un juicio de extradición, tal y como dictan nuestras leyes. Fue más fuerte el pacto estratégico entre Chávez y Santos que los derechos humanos. Bien es cierto aquel celebre proverbio chino -“El secreto de todo poder está en conocer bien la cobardía ajena”- Santos lo aplica y lo maneja excelentemente.

Chávez también se comprometió con el gobierno oligárquico de Colombia a enviar 15 mil soldados a la frontera, para ayudar a combatir a la insurgencia. Chávez ha asegurado recientemente que Santos es su “nuevo y mejor amigo”.

El anuncio se conoció un día después de que el mandatario colombiano confirmara que extraditará a Venezuela al presunto narco-empresario venezolano Walid Makled, un allegado del gobierno venezolano, quien incluso obtuvo de parte del mismo gobierno de Chávez la concesión para administrar el puerto de Puerto Cabello durante varios años.

Ahora bien, informado por la columna que escribe el renegado periodista Miguel Salazar, odiado por supuestos revolucionarios por sus ácidas criticas a la suciedad que pulula en el proceso, con respecto a este ultimo caso afirma:

“La diplomacia colombiana de los espejitos. A propósito del caso Makled, no es aislado el entramado mediático muy bien montado y manejado por Bogotá (no olvidemos el origen de Juan Manuel Santos), sobre todo si este cuenta con el apoyo de los medios en nuestro país. Me gustaría adentrarme en la selva profunda de esta sórdida trama, pero prefiero dejarlo para otra oportunidad antes de pasar por alto la declaración del Santos “ratificando” su compromiso con Chávez, en el sentido de entregar a Walid Makled a nuestra justicia.

Tan pronto se supo lo dicho por Santos se levantaron las voces agoreras en contra de la portada de la semana pasada de Las verdades de Miguel y la noticia anunciando la deportación de Makled a Estados Unidos, en total contraposición con el objeto del neogranadino en su reciente visita.

Nosotros revalidamos nuestra indagación por ser absolutamente cierto que de las más altas esferas colombianas filtraron la información dando cuenta del consenso de la Corte Suprema de Justicia, en torno a una futura decisión de admitir la extradición de WM a Nueva York y no a Venezuela como lo ha prometido Santos. No creemos que sea una coincidencia, pero tan pronto circuló nuestra edición 321 anunciando la deportación de Makled a USA, el propio Santos se apresuró a ratificar su compromiso con Chávez, en el sentido de entregar a WM a la autoridad venezolana.

Pues bien, Santos miente y en el mejor de los casos jugaría a la entrega del presunto narcotraficante siempre y cuando haya logrado sus propósitos; vale decir, el desembolso venezolano para el pago de la deuda con el sector comercio de Colombia. Nos preguntamos: ¿Por qué Makled, en 98% de probabilidades aparece como no extraditable a Caracas y sí a Nueva York? Veamos: sólo en el puro trámite administrativo, USA cuenta con la preferencia por ser la primera nación que tras conocerse su captura solicitó la extradición.

Allá esperan que Makled responda a las acusaciones que lo rotulan como un narcotraficante de marca mayor en Norteamérica. Inexplicablemente, Santos se adelanta a una decisión de los tribunales colombianos y ratifica la deportación a Caracas como una “cuestión de honor”, de “palabra empeñada”. Pues bien, él miente deliberadamente, porque él sabe que su inherencia en la Corte Suprema colombiana es nula.

Yo no digo que ese Poder Judicial no esté comprometido con la élite gobernante; sin embargo, existen antecedentes de independencia en sus decisiones. Por ejemplo, esa misma Corte y no otra, le cerró el paso a un tercer mandato propuesto por Uribe Vélez cuando todos apostaban a su reelección.

No sabemos si influyó el estar buscándola, pero si así fue, sus diligencias resultaron infructuosas cuando finalmente la CSC rechazó su petición. Ello nos da una idea de la cierta autonomía de los poderes en Colombia, por lo que intuimos que no resultará fácil ninguna interferencia para que WM sea enviado a cual o tal país.

Santos no dice la verdad cuando asegura que tan pronto terminen los trámites jurídicos estará enviándolo de vuelta a Venezuela, por una sencilla razón: porque lo que él llama trámite jurídico nos es más que el papeleo y la exposición de motivos que antecede a toda sentencia.

Sostenemos que Santos no sólo engaña al adelantarse al veredicto de la CSC afirmando que será favorable a la solicitud venezolana sino que, además, indirectamente la usa como mecanismo de presión.

Tampoco luce fortuita la opinión del Departamento de Estado, expresada por su vocero Charles Luoma-Overstreet “aceptando” la anticipada extradición de Makled a Venezuela. No es un secreto que para EEUU el presunto capo es una pieza más en su empeño por defenestrar a Chávez.

Tampoco es casual que la prensa bogotana haya puesto a circular una versión atribuida a voceros de Nariño, según la cual el acuerdo de Santos y Chávez lleva explícita la detención en territorio venezolano de cualquier miembro de la guerrilla y su inmediata deportación a Colombia (un mensaje a García).

Ahora bien, nuestra hipótesis puede quedar triturada en ese trapiche que ha sido siempre la política colombiana para Venezuela. No hay un escenario jurídico en el nivel internacional donde a la hora de dirimir diferencias con nuestro país, Colombia no haya salido favorecida. Por ello, Walid Makled no es sino uno de los tantos anzuelos que le tiene Bogotá a Caracas. Bastaría saber cuál es el precio que tenemos que pagar por juzgarlo en nuestro territorio. Por ahora, en el corto plazo hay dos elementos de interés para Colombia, como lo son la guerrilla y el narcotráfico.

Con ellos dos, han logrado empantanarnos en un conflicto que no nos pertenece. El otro objetivo a futuro es lograr los puntos necesarios para obtener una salida satisfactoria a sus intereses en el diferendo colombo-venezolano por el petróleo del golfo de Venezuela.

El día de los santos inocentes está todavía lejos, ojalá que no hayamos caído por anticipado.”

Todas estas cosas tan calladitas dejan entrever la carencia que existe en el policlasista partido PSUV de las criticas tan necesarias para corregir los errores que se hacen en el proceso, esto nos muestra claramente la tendencia simple teoricista de un partido que marcha de espaldas a la actividad practica de lo que es el verdadero trabajo revolucionario.

Este es un partido que no sabe trabajar entre las masas, incapaz de levantar la voz para expresar una critica, lleno de aduladores, corruptos y oportunistas de la vieja guardia, que solo sirven para bajar la cabeza ante estos problemas que si son de la índole revolucionaria. Con una vanguardia así, es imposible lograr el cometido.

Moléstese quien se moleste, es necesario que alguien levante la voz para decir que ese partido trabaja exactamente igual que una organización política de la cuarta República. Este es un partido que tiene el rayo X del adequismo.

En el tomo XXVII de las obras completas de Lenin, pagina 82, se lee, cito:  “No basta con ser revolucionario y partidario del socialismo, o comunista en general (…) Lo necesario es saber encontrar en cada momento el eslabón particular al cual hay que aferrarse con todas las fuerzas para sujetar la cadena y preparar sólidamente el paso al eslabón siguiente…”

Examinemos pues, los conceptos fundamentales, las nociones de revolución, su carácter y por ultimo, el problema revolucionario de Venezuela, ése es el deber de un verdadero socialista.


(*) El venezolano Víctor Rodríguez Calderón es politólogo, periodista, escritor, poeta, director de empresas y experto en Planeación de Organizaciones. Recomendamos su blog El Victoriano.


Acto de presentación del 9º congreso del PCPE

In Actualidad on 23 noviembre, 2010 at 0:00

El pasado día 19 se celebró en Gran Canaria el acto de presentación del IX Congreso del Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE). Convocado por el Comité Insular del Partido Comunista del Pueblo Canario (PCPC), congregó a decenas de camaradas y amigos. El acto, presentado por la Secretaria Insular, Paqui Sánchez, tuvo varias intervenciones.

En primer lugar, Juan Rafael Lorenzo, Secretario Político del Comité Nacional del PCPC y Director de Propuesta Comunista, intervino sobre el significado de la Revolución Rusa de 1917, cuyo 93 aniversario celebramos en estas fechas.

En segundo lugar, Carmelo Suárez, Secretario General del PCPE, repasó los temas centrales que abordará el IX Congreso del PCPE, que tendrá sus sesiones finales los días 4, 5 y 6 de diciembre, en Madrid.

Para finalizar el acto, Luisa de la Torre leyó el poema “Vientos del Pueblo”, de Miguel Hernández, poeta comunista, preso del franquismo, muerto en la cárcel de Alicante en 1942, cuyo cien aniversario de su nacimiento se cumple en este 2010.