Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for 7 de diciembre de 2010|Daily archive page

Rumanía: deuda externa contra soberanía

In Actualidad, Economía on 7 diciembre, 2010 at 0:01

En marzo de 1989 el Estado rumano acabó de pagar toda su deuda externa. La libertad de movimientos que ofrecia a Rumania esa situación fue descabezada literalmente por el capitalismo, que no podia permitir el ejemplo de un pais sin deudas y soberano al resto de paises en desarrollo.

Después de la instauración del capitalismo y de la destrucción de la industria y la agricultura nacional, y de la conversión del país en una colonia dependiente de la importación y de la creación de millones de desempleados (hasta entonces la mayoría no sabía lo que era eso), el país se fue endeudando de nuevo progresivamente.

En 2004 la deuda externa de Rumanía había ascendido a 21.500 millones de euros, el equivalente al 38% del PIB. Del total, 11.500 millones de euros era deuda pública, mientras que la privada llegaba a 10.000 millones.

En septiembre de 2010 la deuda externa total ha crecido hasta los 89.300 millones de euros, un 75% del PIB, cuyas principales cifras están repartidas de la siguiente manera:

– 17.300 millones de euros es deuda pública, incluido el dinero prestado por el FMI y UE este año (el total de deuda publica es un 70% mayor que en 2004).

– 37.7000 millones de euros es deuda privada, un 380% mas que en 2004. De esta suma, 15.000 millones es la deuda externa del sistema bancario rumano.

– 9.000 millones de euros es el dinero del FMI que ha entrado en las cuentas del Banco Nacional Rumano.

El pueblo rumano no ha estado jamás más endeudado que hoy, con la consiguiente perdida de soberanía nacional que esta representa, especialmente por las imposiciones exigidas por el FMI o la UE a cambio de sus «desinteresadas» ayudas.

Es destacable que, aunque los gurús del capitalismo se quejan siempre de la deuda publica, como principal causa de los problemas de los estados, en realidad es mucho mayor la deuda privada, que después se tiende a solventar con las ayudas públicas, lo que, como en un envenenado y muy interesado circulo vicioso, aumenta la deuda de los estados y hace que los intereses privados se quejen todavía mas de la situación, y aprovechen para exigir recortes sociales y que se destine el dinero ahorrado en la «nacionalización de sus pérdidas».

Es el truco del almendruco del capitalismo, el nuevo chollo institucionalizado con la crisis actual, y que a la vez que vacía las arcas de los estados para repartirlas entre saqueadores diversos, provoca que los servicios públicos se privaticen y, de paso, que los mismos parásitos capitalistas puedan beneficiarse del negocio y seguir endeudándose para hacerlo.

En fin. El panorama de Rumanía es una muestra mas que evidente de lo que ha supuesto el capitalismo para los rumanos: menos soberanía nacional y capacidad de elección (aunque puede que mas libertad, si consideramos a esta únicamente como la capacidad de comprar mas diversidad de cosas si se tiene dinero para ello), menos estado y, por lo tanto, menos bienestar social, mas desempleo y mas emigración forzosa para poder comer -que luego venden como espíritu de superación personal-, y en definitiva menos democracia, que se limita a elegir entre alguno de los dos o tres empresas-partido que simulan como pueden la existencia de pluralidad política pero representan los mismos intereses económicos y el mismo futuro para el país: el que marcan los organismos internacionales y las potencias económico-militares (en especial, EEUU, y a veces la UE).

En fin, el chollo del capitalismo (eso sí, exclusivo para los menos), el sistema que más y mejor ha desarrollado la manipulación propagandística para convertir la dominación de las elites sobre la mayoría en “democracia”, la uniformización informativa en libertad de prensa, la obligación de comprarlo todo, incluso los derechos básicos, como “libre competencia”, la dominación del mercado al servicio de intereses particulares como “mercado libre”, y la dictadura de la oligarquía en “democracia representativa”…

Afinando las enseñanzas del maestro Goebbles, venden como ninguno (al fin y al cabo tienen a su servicio un arsenal mediático incuantificable que minimiza a las omnipresentes pantallas orwellianas de «1984») el traje nuevo del emperador, y al final los súbditos acaban viendo un bonito traje donde solo hay engaño y ambición, y para no parecer de los «tontos» del cuento que por mucho que lo intentan solo ven el cuerpo desnudo del oligarca, se unen al coro mediático y alaban las virtudes del fraudulento espejismo.

En marzo de 1989 los rumanos no tenían deuda externa alguna que les hiciera dependientes de nadie, además de tener una potente industria y una rica agricultura que les había colocado en una posición inmejorable para seguir su propio destino, el que ellos eligieran, sin tener que arrodillarse ante nadie.

Pero por supuesto, ya se encargaron de que agacharan la cabeza y de que se unieran al rebaño sin sacar los pies del tiesto, sin dejar de marcar el paso.



[Extraído de Un vallekano en Rumania]

Anuncio publicitario

Co.bas Canarias condena el estado de alarma decretado por el Gobierno

In Actualidad, Comunicado, Laboral on 7 diciembre, 2010 at 0:00

Sindicato de Comisiones de Base de Canarias (co.bas Canarias)


Comisiones de Base Canaria (co.bas Canarias) condena el estado de alarma decretado por el Gobierno debido al abandono de los controladores aéreos en sus puestos de trabajo el viernes, cayendo en la trampa de un Gobierno que en una muestra más de sumisión a las presiones de los mercados, de los banqueros, de los empresarios, aprueba un nuevo paquete medidas el viernes 3 de diciembre –justo antes del puente más importante del año- que incluye la decisión de privatizar Aena a través de Real Decreto Ley, así como imponer, también por Decreto Ley, condiciones laborales ilegales al colectivo de controladores en contra del derecho a la negociación colectiva y del propio Estatuto de los Trabajadores.

Durante meses ha orquestado el acoso, criminalización social y persecución de los controladores aéreos. El argumento es que son “privilegiados”, término que se está utilizando igualmente para criminalizar a cualquier trabajador que tenga un puesto de trabajo fijo y unas mínimas condiciones de trabajo. Hay que tener poca vergüenza para que un Gobierno que ha puesto el erario público, las privatizaciones y la ley al servicio de la Banca y los especuladores llame “privilegiados” a estos o a cualquier otro tipo de trabajadores que se lo ganan con su trabajo y sus conocimientos. Privilegiados son toda la casta de parásitos que anidan en los consejos de administración del IBEX 35 así como de los políticos que defienden sus intereses y les flanquea las puertas de Moncloas y Zarzuelas.

Los controladores no hicieron huelga el 29-S, insolidarios, esquiroles, se marginaron de la clase obrera colectiva y voluntariamente. Ha funcionado como un colectivo corporativista e insolidario, pero asistimos no a un ataque a los “privilegios de los controladores”, sino un ataque a todos los trabajadores y al patrimonio colectivo.

Aena es una empresa pública, muy rentable y productiva, que no le cuesta un duro al ciudadano, y que resulta muy apetecible para las grandes constructoras, las cuales han venido presionado para conseguir una regulación adecuada a sus intereses. Cuenta con más de 12.000 trabajadores, entre los cuales se encuentran los colectivos de apoyo a pasajeros y compañías, personal de mantenimiento, señaleros, bomberos, personal de operaciones y gestión aeroportuaria, administrativos, médicos, etc. La privatización de Aena supondrá la subrogación de estos empleados a una Sociedad Anónima, perdiendo la condición de empleado público y la garantía en el empleo. Se dará entrada a criterios de beneficio puro y duro empresarial, en contra de los actuales de seguridad, calidad del servicio y defensa del pasajero. El imperio del “bajo coste” eso es lo que está detrás de todo este proceso, y no la defensa de reivindicaciones salariales privilegiadas.

El máximo responsable de esta crisis es un Gobierno que ha decidido legislar a golpe de decreto, hurtando el debate social y parlamentario, y sometiéndose al dictado de los mercados de capitales y de las grandes empresas que se quieren repartir el patrimonio colectivo, en este caso Aena,

Apoyar al gobierno por pasiva o por activa en su política de acoso a los controladores aéreos es poner una cuerda al cuello de todos los trabajadores. Porque eso es apoyar el derecho del gobierno de turno a liquidar los convenios, es apoyar el derecho a que unilateralmente reduzcan salarios, modifiquen jornadas y cambien sustancialmente las condiciones de trabajo.

Canarias a 06 de diciembre de 2010.

¡POR LA DEFENSA DEL EMPLEO Y DE LO PUBLICO!

¡MOVILIZACION Y LUCHA ¡

“Si luchamos, podemos perder, si no luchamos, estamos perdidos”