Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for 23 de diciembre de 2010|Daily archive page

El papel destructivo de EEUU en el Noreste de Asia

In Actualidad on 23 diciembre, 2010 at 0:01

Editorial de
Diario del Pueblo


El prolongado apoyo de EEUU a una posición revanchista de Corea del Sur ha colocado a la península coreana al borde de la guerra. A ese punto se ha llegado como resultado de la falta de buen tino político y de moderación de ambas partes de la península. Aparte de las baladronadas sin sentido que complacen a los públicos domésticos, ninguna de las partes tiene nada que ganar de una confrontación en la cual millones sufrirían.

En por eso que cabe afirmar que EEUU no está desempeñando un papel responsable. A pesar de haber enviado a su representante especial a Pyongyang para establecer el diálogo, su apoyo a los ejercicios militares surcoreanos no hacen más que poner a Corea del Norte contra la pared.
Si bien afirma que se mantiene alerta para proteger a Corea del Sur, lo cierto es que EEUU será responsable del mayor daño que pueda sufrir aquélla.

La escalada de la crisis coreana es mala noticia tanto para China como para Rusia. Sin embargo, las tensiones en la península proporcionarán a EEUU, el mayor responsable del empeoramiento de las tensiones entre el Sur y el Norte, la excusa perfecta “para volver a Asia.”

Es hora de escudriñar más de cerca el dañino desempeño de Washington en el Noreste de Asia. En este momento crítico en que se define la balanza hacia la guerra o la paz, los países asiáticos necesitan hacer dejación de la mentalidad de guerra fría y poner el énfasis en defender los intereses regionales.

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha ganado un premio Nobel de la Paz. Pero ¿que pasaría con esa aureola de paz que hoy ostenta el mandatario si estallara una segunda guerra coreana durante su segundo mandato -, que sería además una guerra que él no habría tratado de evitar?

No importa lo que hagan China y EEUU, el objetivo más importante es que Corea del Sur mantenga la mente clara. Si estallara la guerra, las mayores pérdidas serían para el Sur. A pesar de la ayuda de EEUU y de Japón, y de la solidaridad de China y de Rusia, nadie más asumiría esas pérdidas de Corea del Sur. Suceda lo que suceda, es imposible que Corea del Sur logre la reunificación coreana por sí sola.

Corea del Norte también debe tener en cuenta que una guerra nunca solucionará las estrecheces que hoy encara el país. Sin importar cuán desagradable le pueda parecer la perspectiva de una negociación y de establecer una aproximación con otros países, el Norte tiene que tomar esta trayectoria.

En cuanto a China, ésta no desea que se produzca ninguna crisis importante en la península coreana. Pero China nunca va a ceder ante cualquier desafío del exterior. Si las aguas turbulentas de la península le mojan los pies a China, habrá otros que se ahogarán con la resaca.


Anuncio publicitario

Crisis, destrucción, esclavitud… (1)

In Actualidad, Cultura on 23 diciembre, 2010 at 0:00

DESDE LA OTRA ORILLA DEL GUINIGUADA


Félix Martín Arencibia

El lienzo de las cumbres y barrancos de nuestro Archipiélago se pincelan con matices de verdes y con trasparencias de aguas. Estos días he dado un paseo al interior y me he quedado admirado contemplando las múltiples cascadas que cuelgan de los riscos animando a que broten los más variados verdes de musgos e hierbas. Ello me ha relajado de los múltiples problemas con que nos acucia la actualidad amplificada por los medios de comunicación. De todas maneras he tenido que volver a la realidad televisada, radiada, imprimida.

Seguimos compañero con lo que llaman “crisis o recesión económica” cuando tiene toda la pinta de ser un ataque frontal al Estado Social que con tantos sacrificios se conseguido en construir. Esto no es nuevo, hace tiempo que se intenta privatizar todo: la educación, la sanidad, el agua… Los lobos codiciosos, con perdón de los lobos, lo quieren todo y su hambre es insaciable. Han provocado esta hecatombe en nuestra sociedad que se ha llamado del bienestar y que no viene a ser más que una sociedad un poco más humanizada. Quieren volvernos a la barbarie del vasallaje. A más de 100 millones de personas las han sumido en la pobreza y el desempleo. Nos quieren hacer volver a la esclavitud, a que se pierdan todas las conquistas ganadas por la clase obrera con la sangre de sus mártires y el sacrificio de tantas personas. Se acabaron las jornadas de ocho horas. “Trabaja diez o las que yo quiera si no te vas a la calle que hay muchos esperando”, nos dicen los explotadores. “Tienes que estar a mi disposición con un sueldo que apenas pueda servirte para comer y poco más”, nos dan a entender. “Es necesario trabajar más y cobrar menos”, nos exhorta el atrevido y flamante presidente de los empresarios españoles, un inepto e incapaz de administrar bien sus empresas.

Todo lo quieren privatizar amigo y muchos de nuestros políticos dóciles se prestan a ello destruyendo o malvendiendo nuestros sectores públicos: educativo, sanitario, aeropuertos, abastecimientos, correos… Lo que podía favorecer a la sociedad y el bien común se convierte en el negocio de unos pocos. Deterioran lo público con conciertos y subvenciones a lo privado para que sirva de provecho solo a algunos. A ello habría que añadir que los mandatarios dejan hundir a las pequeñas y medianas empresas que aportan el 80% de los puestos de trabajos. Entretanto hay cantidades millonarias y billonarias para reflotar bancos, pero no hay apoyo a estos empresarios que verdaderamente si compiten y arriesgan su patrimonio y el porvenir de su familia. No como hacen los oligopolios bancarios amañando los mercados financieros a lo que denominan “libre mercado”. Son solo libres para manejarlos a su antojo mientras los gobiernos lo toleran y lo propician mientras los ciudadanos nos inhibimos. Las entidades financieras que deberían para contribuir al bien común como el BCE y FMI están al servicio de esos oligopolios y les ayudan a poner “la libertad de los mercados” a su servicio. El tema es serio y da para mucho, seguiremos con él en un próximo artículo.

Con asuntos tan serios nos viene bien la frescura de la poesía. Así tenemos unos versos de nuestro poeta Pedro García Cabrera: “No he podido vencer a las palabras / que me llevan y me traen, / que dan en mí y rebotan malheridas…”.


http://doramas1924.blogspot.com