Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for 20 de enero de 2011|Daily archive page

El gobierno español empeñado en entregar 17 refugiados politicos saharauis a la monarquía marroquí

In Actualidad, África, Represión on 20 enero, 2011 at 13:59

Servil a los intereses de la oligarquía española en Marruecos, el gobierno español está empeñado en entregar a la policía de la dictadura monárquica a los 17 de los 22 refugiados políticos saharauis que llegaron en una barquilla el pasado 5 de enero a Fuerteventura. Ni tan siquiera les han admitido a trámite su solicitud de asilo político. ACNUR, entidad encargada de informar todas las solicitudes que se cursan en España, recomendó al Gobierno en su dictamen que admitiera a trámite las peticiones para poder estudiar en profundidad caso por caso.

La explicación que ha dado el ministro del Interior español, Alfredo Pérez Rubalcaba, es que estos refugiados no han acreditado proceder del Sáhara. Esto, en el procedimiento en frontera, supone de facto la denegación de asilo, porque al no haber trámite en curso, los extranjeros, que se encuentran en un Centro de Internamiento, no tienen permiso para residir en España y sobre ellos pesa una orden de expulsión.

Anuncio publicitario

Hablando para la pared (I)

In Cultura, Opinión on 20 enero, 2011 at 0:01

Carlos Pulido

Para Anna K.

Será que me estoy haciendo mayor y los hijos han crecido, y ya son jóvenes que quieren amasar su pan de la vida, que quieren y necesitan saber el sabor de esta cruda realidad nada virtual, y comienzan a hacer nuevas preguntas, o viejas, y a mí, que no tengo todas las respuestas -ni siquiera la mitad-, me da por pensar que debería buscar nuevas respuestas, o quizás también muy viejas, que les ayuden a entender y a pensar por sí mismos todo esto que llamamos mundo. El asunto principia con la más joven preguntando a su madre ¿qué es la política? Y así, mutatis mutandis, me veo escribiendo en este papel algo que en nada se parece a una respuesta.

Verás, lo mejor es que empecemos llamando a las cosas por su nombre, su nombre primero, el que les dieron aquellos que comenzaron a nombrar estas cosas que hacemos los seres humanos que vivimos en sociedad. En la Wikipedia, por ejemplo, nos dice que esa palabra viene viajando desde la antigua Grecia, desde hace miles de años está con nosotros y aún significa lo mismo, todavía la seguimos usando para referirnos a esa ‘actividad humana que tiende a gobernar o dirigir la acción del estado en beneficio de la sociedad‘.

Y fíjate por donde, para esto también hubo una primera vez, y fue -en esa Grecia de la que te hablo-, cuando los pertenecientes al demos (aquellos sin un lugar definido en la jerarquía de la estructura social), no solo exigieron que se oyera su voz frente a los gobernantes, frente a los que ejercían el control social; es decir, no solo protestaron contra las injusticias que padecían exigiendo ser oídos, sino que ellos, los excluidos, los nadie, los que no tenían un lugar en el entramado social, se postularon como los representantes, los portavoces, de la sociedad en su conjunto. Y esa fue la primera vez que la nada que no cuenta en el orden social, fue pueblo, y todos juntos se opusieron a aquellos que solo defienden sus propios intereses y privilegios.

Desde aquel lejano día en el que todos los hombres fueron iguales en cuanto seres dotados de palabra, la verdadera política, la original, trae consigo una tensión y una paradoja, por un lado, la tensión sucede cuando esa parte de la sociedad sin un lugar en ella (o que rechaza el lugar que le ha sido asignado), pretende hacer oír su voz y que esta sea reconocida como la voz de un interlocutor legítimo; esto es, ser escuchados y reconocidos como iguales en la discusión; por otro, la paradoja está en que la verdadera política es la lucha paralela por conseguir hacer oír la propia voz y ser reconocidos como iguales. Sin embargo, cuando la verdadera política hace estas apariciones repentinas que comprometen el orden social preconstituido, en el que cada parte tiene un sitio asignado, la línea de demarcación entre policía y política se difumina.

No lo digo por asustarte, pero este es el gesto elemental de la política, o mejor de la politización, y aparece en todos los grandes acontecimientos democráticos de la historia, desde la Revolución francesa hasta la Revolución china; ¿sabes por qué? Porque aún hay muchos seres humanos y muchos pueblos que seguimos siendo aquello que apareció en la antigua Grecia con el nombre de demos reclamando sus derechos, pero esto son ya palabras de otra historia, o cuando menos, de otra pregunta.


Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Cuba

In Actualidad, Comunicado on 20 enero, 2011 at 0:00

El 14 de enero del 2011, el Gobierno de los Estados Unidos anunció nuevas medidas sobre Cuba. Aunque habrá que esperar por la publicación de las regulaciones para conocer su verdadero significado, de acuerdo con la información preliminar dada a conocer por la Oficina de Prensa de la Casa Blanca, las medidas consisten en:

– Autorizar los viajes de norteamericanos a Cuba con fines académicos, educacionales, culturales y religiosos.

– Permitir a ciudadanos norteamericanos enviar remesas a ciudadanos cubanos en cantidades limitadas.

– Autorizar a los aeropuertos internacionales de EE.UU. a solicitar permiso para operar vuelos charter directos a Cuba bajo determinadas condiciones.

La adopción de estas medidas es el resultado del esfuerzo de amplios sectores de la sociedad norteamericana que durante años han reclamado mayoritariamente el levantamiento del genocida bloqueo contra Cuba y la eliminación de la absurda prohibición de los viajes a nuestro país.

Es expresión también del reconocimiento del fracaso de la política de los Estados Unidos contra Cuba y de que busca nuevas vías para lograr sus objetivos históricos de dominación de nuestro pueblo.

Aunque las medidas son positivas, se quedan muy por debajo de esos justos reclamos, tienen un alcance muy limitado y no modifican la política contra Cuba.

El anuncio de la Casa Blanca se limita, en lo fundamental, a restablecer algunas de las disposiciones que estuvieron en vigor en la década del noventa bajo el gobierno del presidente Clinton y fueron eliminadas por George W. Bush a partir del 2003.

Las medidas solo benefician a determinadas categorías de norteamericanos y no restituyen el derecho a viajar a Cuba de todos los ciudadanos norteamericanos, que seguirán siendo los únicos en todo el mundo que no pueden visitar nuestro país libremente.

Estas medidas confirman que no hay voluntad para cambiar la política de bloqueo y desestabilización contra Cuba. Al anunciarlas, los funcionarios del Gobierno de los Estados Unidos dejaron bien claro que el bloqueo se mantendrá intacto y que se proponen usar las nuevas medidas para fortalecer los instrumentos de subversión e injerencia en los asuntos internos de Cuba. Esto confirma la denuncia expuesta en la declaración del MINREX del 13 de enero pasado.

Cuba siempre ha favorecido los intercambios con el pueblo norteamericano, sus universidades, sus instituciones académicas, científicas y religiosas. Todos los obstáculos que entorpecen las visitas de los estadounidenses a Cuba siempre han estado, y siguen estando hoy, del lado del gobierno de Estados Unidos.

Si existiera un interés real en ampliar y facilitar los contactos entre nuestros pueblos, Estados Unidos debería levantar el bloqueo y eliminar la prohibición que hace de Cuba el único país al que los norteamericanos no pueden viajar.

La Habana, 16 de enero del 2011