Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for 1/02/11|Daily archive page

El pueblo egipcio se lanza a la calle contra la dictadura

In Actualidad, África on 1 febrero, 2011 at 14:38

Un millón de personas participan en la gran marcha convocada por las fuerzas populares en el centro de El Cairo para exigir la dimisión del presidente egipcio, Hosni Mubarak, y el final de sus 30 años de régimen. Las cámaras de la cadena de televisión Al Yazira siguen en directo el desarrollo de la marcha. Desde las diez de la mañana (hora canaria), la plaza de Tahir (Liberación), epicentro de las protestas populares, es escenario de la multitudinaria manifestación bajo el lema “Abajo Mubarak, todos contra Mubarak”. Otro millón de personas se está manifestando en Alejandría, y alrededor de 250.000 personas en Suez. Toda la oposición acaba de llegar a un acuerdo basado en cuatro puntos: 1) Que Mubarak deje el poder 2) Disolución del Parlamento 3) Nueva Constitución 4) Creación de un Gobierno de transición.

Los eslóganes más repetidos en la concentración son los ya habituales, sobre todo, “¡Abajo Mubarak!” y “Paz, libertad y derechos humanos”. Un portavoz de los Hermanos Musulmanes, la principal fuerza opositora del país, ha declarado que miles de miembros de este grupo islámico llegaron anoche desde distintas provincias del país para participar en la manifestación. Esta organización está oficialmente prohibida en Egipto, pero cuenta con muchos seguidores y podría participar en un nuevo gobierno formado por la oposición, lo que ha suscitado temores en Israel.

Las masas populares egipcias imponen hoy en las calles la ley de la inmensa mayoría, pese a que la televisión estatal ha llamado a la población a permanecer en casa y evitar lo que podrían ser “manifestaciones violentas”. Controlada estrictamente por el gobierno de Mubarak, ha mostrado hasta ahora pocas imágenes de las protestas que desde hace una semana se suceden a diario en las calles de El Cairo.

Además, el Ejército ha cerrado esta mañana los accesos a El Cairo y algunas otras localidades como Alejandría. Un periodista de afp ha confirmado que hay barricadas militares en las entradas de ambos lugares. Los servicios de trenes en todo el territorio también fueron suspendidos.

Pero ni la resistencia del régimen proimperialista, ni el tiempo, ni la represión policial, ni la escasez de alimentos y provisiones parecen ser suficientes para detener una revolución que ahora entra en su segunda semana consecutiva y que, desde el lunes, cuenta con el apoyo explícito del Ejército. Este martes, los egipcios que se concentran en la Plaza, testigo de duras cargas policiales, no tienen ya a nadie enfrente. Los militares se limitan a controlar los bolsos de los manifestantes en los accesos al lugar.

Un helicóptero militar sobrevuela la zona y varios tanques del Ejército permanecen apostados alrededor de los accesos de la plaza, donde no se puede ver a ningún agente de la policía, que fue apartada de Tahrir por Mubarak tras protagonizar la represión de las protestas del pasado viernes.


Pan en los presagios de más hambre

In Actualidad, Economía on 1 febrero, 2011 at 0:01

Katia Monteagudo


La volatilidad extrema de los precios en los mercados agrícolas, sobre todo de los cereales, presagian en el actual año más frecuentes y mayores amenazas a la seguridad alimentaria global. Así lo advierte la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en su más reciente análisis sobre las perspectivas de los alimentos básicos para el 2011.

La organización refiere que los cereales han experimentando un incremento medio cercano al ciento por ciento, desde el inicio de la campaña el pasado mes de junio, ascenso que se ha mantenido durante el actual mes de enero.

También la entidad mexicana Apoyos y Servicios a la Comercialización Agropecuaria (ASERCA), en su seguimiento a los precios internacionales de las materias primas, ha observado que el maíz amarillo alcanzó el mayor nivel en los últimos dos años.

La tonelada de ese cereal se cotiza entre 244,87 y 267,11 dólares, y sus inventarios se colocaron en el nivel más bajo desde 1995.

El de trigo, según ASERCA, cerró recientemente entre 296,89 y 355,50 dólares la tonelada. Igual anda disparada la soya, con una cotización de entre 502,65 y 538,66 dólares por tonelada.

El valor del arroz en el mercado internacional entre enero y diciembre ha tenido variaciones, pero su tonelada oscila entre 495 y 617,29 dólares.

Tal panorama, además de la conocida vulnerabilidad del actual sistema alimentario global, ha puesto en alerta a la FAO, economistas, gobernantes, analistas y a millones de ciudadanos del planeta.

Más porque se sabe que esta situación permanecerá durante el transcurso del 2011. Arroz, trigo, azúcar, cebada y carne -alimentos básicos para la mayoría de la población- continuarán con precios altos e incluso con significativos aumentos.

Lo poco que avanzó el mundo durante el 2010 en la reducción de la cantidad de hambrientos crónicos, Primer Objetivo del Desarrollo del Milenio, podría perderse una vez más. La cifra ascendería a más de mil millones, advierten no pocas voces.

De mantenerse la tendencia, también se estaría sintiendo una nueva réplica de la crisis alimentaria del 2007-2008, alerta Rob Vos, director de políticas de desarrollo y análisis en el Departamento de Economía y Asuntos Sociales de la ONU.

Aunque aún esta crisis no se ha declarado oficialmente, comer hoy resulta más caro que en aquellos días. Desde el pasado mes de agosto los costos de los productos comestibles básicos comenzaron a dispararse.

En la actualidad el índice global de precios de productos agropecuarios de base (cereales, carne, azúcar, oleaginosas, lácteos) se sitúa en el nivel máximo desde que la FAO empezó a elaborarlo hace 20 años.

Este repunte, advierte la entidad, es una seria amenaza para la seguridad alimentaria de los países en desarrollo, donde se concentra la mayoría de la población global, y se gasta en la compra de comida hasta el 70 por ciento de los ingresos per cápita.

Olivier de Schutter, relator especial de Naciones Unidas sobre el derecho a la alimentación, advierte que el mundo vive el comienzo de una crisis alimentaria, la que de inmediato podría traer nefastas consecuencias a 80 países.

Abdolreza Abbassian, economista de la FAO, estima que varias naciones ya están en una situación muy tensa, como Burkina Faso, Mali, Mauritania, Níger, Senegal, Chad y Haití, además de Nicaragua y Honduras.

Los altos precios de las “commodities” agrícolas, refiere Abbassian, harán más frágiles a los países importadores con escasas reservas de divisas como Mozambique, Afganistán, Mongolia o Corea del Norte.

Una mayor hambruna para el Tercer Mundo será uno de los primeros efectos visibles de la nueva carestía a las puertas del planeta, la que también impactará en los bolsillos de familias y trabajadores del Primer Mundo y de los países emergentes.

Sequías, inundaciones, incendios son algunos de los fenómenos que han afectado a las actuales cosechas de cereales en Argentina, Ucrania, Australia y Rusia.

Este último país, tercer exportador mundial de trigo, perdió una cuarta parte de sus cosechas por la ola de calor y de incendios en el pasado verano, lo que indujo a sus autoridades a cancelar grandes volúmenes de venta al mercado internacional.

A la nefasta campaña de los cereales se le han sumado grandes movimientos financieros especulativos.

Varios expertos opinan que la presión en los mercados por las malas cosechas, ha puesto en alerta negativa a los especuladores, quienes hacen disparar los precios, mientras compran y acaparan.

Otros análisis aducen que la actual estampida también resulta el reflejo del crecimiento de la demanda por una mejor perspectiva económica en países emergentes, sobre todo en la India y China, donde se concentra casi un tercio de los habitantes del planeta.

Y como último componente añaden las distorsiones monetarias en los tipos de cambio, provocada por la debilidad del dólar y su guerra contra el yuan y el euro.

Pero lo interesante de este panorama es que el mundo no tiene una situación real de escasez, ya que cuenta con los alimentos suficientes para cubrir la demanda global.

Las reservas de granos se reconstituyeron en 2008-2009. Los depósitos de trigo en ese período pasaron de 166 millones 190 mil toneladas, a 196 millones 68 mil toneladas un año más tarde, refieren las estadísticas globales del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

Incluso, en la campaña 2010-2011 se prevé llegar a 176 millones 720 mil toneladas, a pesar de las actuales adversidades climáticas.

Frederic Mousseau, director de políticas del Instituto Oakland, en la ciudad norteamericana de San Francisco, es otro de los convencidos de que esta alza en los precios no es un problema de escasez.

A su entender no hay carencia, si se considera que más de un tercio de los cereales producidos hoy en el mundo se emplean en alimento animal, y otra gran parte, cada vez mayor, en agrocombustibles.

Esta realidad, opina, además de provocar mayor nivel de pobreza y llevar más gente hacia la penuria, dificultará la recuperación de los países que afrontan una mayor inflación y en donde también caerá el poder adquisitivo de los consumidores en general.

Ya algunos bancos centrales, especifica Mousseau, están endureciendo sus políticas monetarias, y varios gobiernos ajustan su cinturón fiscal.

Igual se están viviendo revueltas, como en Argelia y Túnez, por el incremento de la harina, la leche y el azúcar. Las luchas por el pan estallan en Asia, África y hasta se anuncian en la bien alimentada Europa.

La ONU estudia la posibilidad de que se constituyan reservas de granos -parecido al banco central de arroz en el sur de Asia-, que podrían ser administradas a escala regional o entre varios países, para que se aseguren mutuamente contra los riesgos de las malas cosechas.

Los recursos para el desarrollo agrícola están llegando al punto más bajo de su historia, refiere la FAO. Los gastos gubernamentales en la agricultura de los países en desarrollo resultan muy pobres, apenas el cuatro por ciento de su producto interno bruto.

Olivier de Schutter, relator especial de Naciones Unidas, cree que la nueva crisis podría evitarse si los países del G-8 invirtieran los 20 mil millones de dólares comprometidos para reactivar la agricultura global con nuevas inversiones.

De esa cifra solo se ha materializado el 20 por ciento, porcentaje decepcionante, opina, por los imperativos de un mundo, por día con más bocas para comer.

Para el 2050, el planeta tendrá más de nueve mil millones de habitantes, y para satisfacer sus necesidades de comestibles habrá que incrementar en el 70 por ciento la actual producción agrícola global.

Más porque el cambio climático está impactando en múltiples formas la productividad agrícola y los ingresos rurales, en regiones donde ya se experimentan elevados niveles de hambrunas, y hasta en las que no.

Jacques Diouf, director general de la FAO, asegura que sin inversiones sólidas en la adaptación al cambio climático y la reducción de los desastres naturales en el sector rural, será imposible alcanzar la seguridad alimentaria del planeta.

El Banco Mundial ha estimado que sólo en los países en desarrollo, entre el 2010 y el 2050, habrá que invertir unos dos mil 600 millones de dólares por año.

Cuentas claras e inalcanzables aún, a pesar de los nuevos y mayores presagios de más hambre para un mundo cada día más caro, caliente y poblado.


(*) Katia Monteagudo es redactora de Temas Globales de Prensa Latina.


China desarrolla la “agricultura creativa”

In Actualidad, Economía, Medio ambiente on 1 febrero, 2011 at 0:00

Editorial de
Diario del Pueblo


La agricultura creativa es una síntesis orgánica de elementos culturales y artísticos, a los que se suman tecnologías aplicadas y derivados agrícolas para hacer un máximo uso de la tierra y obtener más y mejores cultivos, según la demanda del mercado.

En fecha reciente, Beijing acogió un foro de alto nivel sobre la agricultura en China. El vicepresidente de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh), Li Wuwei, señaló que hoy, cuando el mundo ha entrado en la era de la economía creativa, a China le toca desarrollar una agricultura original, transformando su desarrollo, creando un nuevo sistema de salud y de producción a largo plazo en las zonas rurales, lo que contribuirá a la meta nacional de construir un nuevo campo socialista.

LA AGRICULTURA CREATIVA ES UN “ARMA MÁGICA” PARA LAS BUENAS COSECHAS

En la actualidad, la capital china dispone de más de 30 variantes de producción agrícola original, cuyo rendimiento anual asciende a 10 millones 130 mil yuanes. Además, el país cuenta con 113 parques agrarios creativos, los cuales reciben unos 5 millones 56 mil turistas cada año, con ingresos por 616 millones de yuanes.

Por otra parte, China ha ubicado por todo su territorio cerca de tres mil parques científicos y tecnológicos agrícolas, 36 de ellos con categoría estatal. En sus instalaciones se han desarrollado 9.544 nuevos tipos de productos agrícolas. Hay asimismo 2.707 oficinas empresariales en los parques, las cuales ofrecen prestaciones sociales apoyándose en un prespuesto de más de cinco millones de yuanes.

IMPORTANCIA DE LA AGRICULTURA CREATIVA PARA MEJORAR LA ESTRUCTURA PRODUCTIVA

Uno de los beneficios consustanciales a la agricultura creativa es su destacado aporte al desarrollo de la producción, pues pone en ejecución métodos científicos y técnicos, sobre los cuales se hace posible erigir un sistema industrial y desarrollar el sector de servicios, incluidas las industrias de turismo y la alimentaria. Con su concurso es posible además generar variantes aplicables a una multiplicidad de sectores, cuyos resultados quedan de este modo concatenados, según Li Wuwei.

En la meridional isla china de Hainan se aplica la agricultura moderna, combinando las labores del agro con la actividad turística, como forma de garantizar nuevas variantes de desarrollo. Ante los visitantes a la ínsula se depliega un sinnúmero de hortalizas, como parte del entorno rural que les acoge durante su estancia. En la actualidad, Hainan tiene más de 100 parques agrícolas. El porcentaje de su sector de servicios se elevó a 48%, cifra que refleja el nivel de desarrollo alcanzado por su agricultura creativa en los últimos años.

LA CULTURA COMO PARTE DEL PROCESO CREATIVO

En opinión de algunos expertos, Gran Bretaña, Alemania y otros países europeos marchan a la cabeza del orbe en la aplicación exitosa de la agricultura creativa, ya que en sus territorios la agricultura rebasa el marco de la producción, para insertarse en la cotidianidad e influir en la conformación de una cultura asociada. China, por su parte, aún está a la zaga en este sentido, aunque ya descuellan en su geografía zonas donde se complementan contenidos culturales y productos innovadores.

En el proceso de desarrollo de la creatividad agrícola, sus promotores se vuelcan cada día más hacia la imbricación entre cultura tradicional y actividad del agro. Muestra de ello es la presencia del tradicional arte chino del papel recortado en la producción de manzanas, sobre las cuales se colocan estos patrones de papel, hasta que el diseño queda marcado sobre la fruta por la acción constante de la luz solar. De ahí que sea común encontrar frutos adornados con los caracteres de “felicidad”, y “longevidad”, entre otros. Los aldeanos del distrinto beijinés de Mentougou utilizan otros métodos para la decoración de frutas, además de la pintura tradicional, como son la paja quemada y el blanqueado. Sus productos así decorados se exportan a más de 10 países.