Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for 2/02/11|Daily archive page

La revolución continuará hasta que se cumplan las demandas de las masas

In Actualidad, África, Comunicado on 2 febrero, 2011 at 11:11

Partido Comunista de Egipto (PCE)


El momento de la verdad se acerca. Este es el momento decisivo para las fuerzas populares para el cambio de Egipto, para derrocar al régimen de Mubarak. Parece que los imperialistas, y sus amos estadounidenses en particular, están levantando las manos de él después de la continuación de la revolución en todas partes de Egipto.

Hoy, millones emergen para exigir la demisión de Mubarak. Van a evitar y superar todas las conspiraciones del dictador y su banda de espías para frustrar la revolución.

La formación de un comité, que goza de la confianza del pueblo y los manifestantes, es crucial para alcanzar las demandas de la revolución política, económica y social, y hacemos énfasis en las demandas básicas presentadas por las fuerzas nacionales a los diputados del parlamento popular :

1. La dimisión de Mubarak y la formación de un consejo presidencial para un período transitorio de duración limitada

2. La formación de un gobierno de coalición para administrar el país durante el período transitorio

3. La convocatoria de elecciones a una asamblea constituyente para redactar una nueva constitución para el país basada en el principio de la soberanía naciónal y asegurar la devolución del poder en el marco de un estado civil democrático y justo.

4. El enjuiciamiento de los responsables de cientos de muertos y heridos de mártires revolucionarios y víctimas de la opresión, así como velar por el enjuiciamiento de los responsables del saqueo de las riquezas del pueblo egipcio.

¡Viva la revolución del pueblo egipcio!

Plaza de Tahir, El Cairo, 1 de febrero de 2011


Cuba cambia el modelo económico (IV y final)

In Actualidad, Economía on 2 febrero, 2011 at 0:01

Ángel Guerra Cabrera

La Revolución Cubana tiene la gran ventaja de ser la única de las revoluciones socialistas en que el principal liderazgo histórico, con todo su prestigio y autoridad, ha podido encabezar la rectificación después de décadas de experiencia y trazar el rumbo futuro. El presidente Raúl Castro ha afirmado: “El VI Congreso del Partido (2011) debe ser, por ley de la vida el último de la mayoría de los que integramos la Generación Histórica; el tiempo que nos queda es corto, la tarea gigantescatenemos el deber elemental de corregir los errores que hemos cometido en estas cinco décadas de construcción del socialismo en Cuba y en ese propósito emplearemos todas las energías que nos quedan…”

La Revolución, cuenta también -por razones históricas- con la posibilidad de hacer los cambios tomando en cuenta las experiencias, válidas o fallidas, de otros intentos, de construir el socialismo, incluyendo el derrumbe del socialismo europeo, y además en el momento en que las ideas de Marx y el objetivo socialista vuelven por sus fueros a la palestra internacional a consecuencia de la insondable crisis estructural capitalista. A la vez, realizarlo en una situación favorable de trasformaciones sociales y políticas en América Latina que ha propiciado la creación de la solidaria Alternativa Bolivariana para los pueblos de Nuestra América y de la Unión de Naciones del Sur, instituciones de independencia e integración sin precedente en la región. A ello es pertinente añadir el fantasma de la contagiosa y vital insurrección de jóvenes y descontentos que, por ahora, recorre desde Francia e Inglaterra a Grecia, Túnez y otros países árabes.

Los cambios que se proponen en Cuba, dada su enormidad, exigían su gestación o confrontación desde la base para crear un gran consenso nacional mediante la profundización y extensión del debate que ha tenido lugar en los dos últimos años, de modo que desde antes del VI Congreso ya se vislumbran las definiciones principales. No es objeto de este trabajo refutar las viles calumnias cocidas en el horno del imperialismo contra este proceso, aunque sí constatar que expresan su frustración ante la capacidad de la Revolución de reinventarse a sí misma para pervivir y radicalizarse aún en los momentos más difíciles.

Una mayor democratización de la sociedad debe ser uno de los saldos alentadores de los cambios pues además del clima de parlamento social que vive la isla desde julio de 2008, la proyectada descentralización concederá autonomía creciente a empresas, municipios y provincias en la medida que se creen y redistribuyan más riquezas y fragüen los experimentos que con ese fin se desarrollan en las nuevas provincias de Mayabeque y Artemisa. Ello creará condiciones mucho más propicias para el desarrollo de las decisiones colectivas y la lucha contra el “secretismo” a que ha llamado Raúl. El secretismo, según explicó, está ligado al deseo de la burocracia de esconder sus errores y deficiencias, argumentando que no se publiquen porque pueden “servir al enemigo”, actitud que censuró duramente. El presidente fue muy claro al referirse a que mayor será la unidad del pueblo si “se aplican métodos absolutamente democráticos en todo el desenvolvimiento político de la nación”, desde un núcleo del Partido hasta la Asamblea Nacional. Es evidente que los medios cubanos de difusión masiva están llamados a acompañar con novedosas y audaces iniciativas esta lucha crucial por dar la mayor transparencia a la gestión estatal y partidista.

En resumen, lo que se desarrolla en Cuba es una gran cruzada de rectificación general de errores, supresión de prohibiciones absurdas y erradicación de concepciones equivocadas o superadas por las circunstancias, que frenan el desarrollo de las fuerzas productivas. Se afinan los órganos de puntería para batir los obstáculos que impiden la aplicación del principio socialista de distribución, expresado principalmente en el salario, palanca sin la que es imposible conseguir aquel desarrollo. A la vez, existe la voluntad política de no dejar a nadie abandonado a su suerte, creando redes de asistencia social capaces de apoyar a todos los que lo necesiten en el difícil proceso en que cientos de miles de trabajadores deberán reubicarse en actividades distintas a las que hoy realizan.

Nadie dude a donde va Cuba, porque es un mandado del pueblo expresado mil veces: va resuelta a preservar el socialismo como “la única garantía para ser libres e independientes”.



Cuba cambia el modelo económico (III)

Cuba cambia el modelo económico (II)

Cuba cambia el modelo económico (I)

Planificación y socialismo de mercado

Tabaco, ¿salud y negocio?

In Actualidad, Opinión on 2 febrero, 2011 at 0:00

DESDE ESTA ORILLA DEL GUINIGUADA


Félix Martín Arencibia

Doramas Martín contempla desde su balcón en las medianías, con cierto deleite y a la vez con algo de melancolía, como la lluvia calma la ansiedad de la tierra reseca de nuestras islas. Entretanto le va viniendo a la mente las polémicas sobre la nueva ley antitabaco. En los medios de comunicación se expresa el malestar de los fumadores y sobre todo de los empresarios de hostelería y restauración, sobre las pérdidas que se presume va a ocasionar esta ley. Amenazan incluso con un cierre patronal, a Martín ello le resulta un puro dislate. Todo parece que se reduce al puro negocio y la salud de no fumadores y fumadores no cuenta para nada. Piensa Doramas que esto es algo serio. Las pequeñas y medianas empresas sí han sido afectadas por esta “crisis” provocada por la especulación financiera de las grandes multinacionales. Contra ellos quizás sí haga falta un cierre patronal y una huelga general, no con asuntos que afectan a nuestra salud, como es caso del tabaquismo.

El nivel de riesgo para un fumador pasivo es alto, de 20% a un 30% de contraer un cáncer de pulmón. De desarrollar enfermedades de corazón entre un 25% a 30%. Además el peligro de contraer cualquiera de las enfermedades relacionadas con el tabaco está en unos porcentajes entre el 50% y 60%. Aquí los empresarios han de poner el problema de sus negocios por debajo del derecho sagrado a la salud. Se ponen en peligro además a los niños y jóvenes que cada vez se incorporan antes a tan pernicioso hábito. Nos preocupamos por las otras drogas, pero no hay que olvidar las del tabaco y el alcohol. Aumenta con mucha aceleración la adquisición del hábito en las mujeres y sus posteriores consecuencias en forma de enfermedades graves. Este es otro asunto que también nos debería preocupar.

Es bastante trascendente todo esto, se repite Doramas Martín. El tabaquismo es la primera causa de invalidez y muerte prematura en el mundo. Las cifras son concluyentes: al año mueren en España a consecuencia del tabaquismo unas 50.000 personas, 1,2 millones en Europa y 4,9 millones en el planeta. Todos saben que esto no son simples números, cada vez conocemos a más familiares, amigos y vecinos afectados por esta plaga. ¡Qué más da, todos tenemos que morir alguna vez!, pensarán algunos. Cada uno debería elegir la enfermedad o la muerte que y cuando quisiéramos. En esto estamos muchos de acuerdo, pero no tenemos derecho a ser tan irresponsables como para que podamos afectar gravemente a la salud de nuestros semejantes. Algo parecido ocurre con los accidentes de tráfico, por ejemplo, el que pone en peligro la vida de los demás conduciendo bajo los efectos del alcohol y de forma riesgosa para la integridad física de los otros. De todas maneras la mayoría cree Martín que estará de acuerdo en que se prohíban drogas como la cocaína, la heroína… Podríamos alegar el derecho de cada uno a intoxicarse, enfermarse o destruirse con lo que quiera, pero en este aspecto no se oye tanta contestación.

Por otro lado están los gobiernos y otras administraciones que permiten que se cultive, distribuya y se negocie con el tabaco. Ello le obliga a velar por la salud de los ciudadanos, a evitar la proliferación del tabaquismo y proteger sobre todo a los niños y jóvenes. También ayudar a los que quieran dejar el cigarro con programas de deshabituación, existen bastantes personas que quieren dejarlo pero necesitan un apoyo externo. Realizar campañas intensas en los medios de comunicación para informar a los ciudadanos, esto es básico, hacerlo de una forma veraz e insistente. Además y sobre todo debería intentar controlar a esos grandes intereses de las tabaqueras poniéndole límites a sus formas de introducirse entre jóvenes y adultos por los medios más diversos, entre ellos las competiciones deportivas.

Sigue lloviendo mansamente sobre la piel verde de nuestro Archipiélago. Ello relaja y da paz interior al maduro Doramas Martín. Nos deja con estos versos del libro Verdades verdes desde el palmeral del Satautey: “La mañana despierta / despacito, ligera, / dejándose envolver / por la luz / que se agiganta…”.


http://doramas1924.blogspot.com