Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

El Partido Comunista de Egipto exige la convocatoria de una Asamblea Constituyente

In Actualidad, África on 14 febrero, 2011 at 0:01

Tras la caída del dictador Hosni Mubarak, quien dimitió este viernes luego de 18 días de intensas protestas populares. El Partido Comunista de Egipto (PCE) retoma las demandas básicas que deben aplicarse en el proceso de transición, destacando en ellas, la convocatoria a una Asamblea Constituyente para redactar una nueva Constitución.

El PCE expresa en una breve nota colgada en su página web en lengua árabe sus felicitaciones al pueblo egipcio por la gran victoria histórica sobre la dictadura, tiranía y corrupción. Señala que se ha cumplido la primera demanda que era la caída del dictador y de su entorno y que es una victoria para los pueblos árabes y del Mundo.

Hemos pagado el tributo de cientos de miles de mártires y heridos“. Rinden homenaje a la solidaridad que han recibido de los pueblos árabes y de todos los países del Mundo y se comprometen a continuar la Revolución hasta alcanzar todas las demandas.

El pueblo fue capaz de abortar todas las conspiraciones orquestadas por la contrarrevolución de un sistema fuerte. El país abre una nueva etapa para vivir con dignidad en un país libre“, señalan.

Para el cumplimiento de las aspiraciones del pueblo que no es otra que la construcción de una República Democrática antiimperialista, los comunistas egipcios demandan la formación de un comité, que goce de la confianza del pueblo y los manifestantes, es crucial para alcanzar las demandas de la revolución política, económica y social, y hacen énfasis en las demandas básicas presentadas por las fuerzas nacionales previo a la caída de la dictadura:

1.- Formación de un Consejo Presidencial para un período transitorio de duración limitada.

2.- La formación de un gobierno de coalición para administrar el país durante el período transitorio.

3.- Convocatoria de elecciones a una Asamblea Constituyente para redactar una nueva constitución para el país, basada en el principio de la soberanía nacional y asegurar la devolución del poder en el marco de un estado civil democrático y justo.

4.- Enjuiciar a los responsables de cientos de muertos y heridos de mártires revolucionarios y víctimas de la opresión, así como velar por el enjuiciamiento de los responsables del saqueo de las riquezas del pueblo egipcio.

NINGUNA CORRIENTE POLÍTICA HA SIDO TAN REPRIMIDA Y CASTIGADA COMO LOS COMUNISTAS EN EGIPTO

El primer Partido Comunista fue aplastado por el gobierno egipcio en 1921. Los diversos grupos comunistas creados en los años 40 estuvieron al frente de la lucha antibritánica en las grandes huelgas de 1946 y 1947. Los comunistas criticaron la revolución de 1952 y Nasser los encarceló.

Sin embargo, los comunistas apoyan la nacionalización del Canal de Suez y se reconcilian con Nasser. Tras la visita de Jruschev a Egipto en 1964 los comunistas disuelven su partido y se integran en la nasserista Unión Socialista Árabe (USA).

El régimen pro imperialista instaurado por Sadat y continuado por Mubarak ha encarcelado y torturado a miles de luchadores comunistas. Toda esta persecución ha debilitado al Partido Comunista de Egipto que, sin embargo, desarrolla una digna tarea de vanguardia en las actuales grandes luchas antiimperialistas: uno de los comunistas más conocidos, el eminente escritor Sonalla Ibrahim, es uno de los fundadores del movimiento Kifaya, formado por intelectuales e impulsor de las protestas.

En los años anteriores han intervenido políticamente en el interior del partido legal Tagammu, antigua fracción de izquierda de la USA, lo que no quiere decir que hayan compartido la línea moderada y claudicante de este partido antiguamente nasserista y marxista con la tiranía. Era simplemente un espacio para que los comunistas diesen a conocer sus propuestas de lucha contra la dictadura y el imperialismo.

No se han aliado a los Hermanos Musulmanes pero han coordinado con ellos aspectos relativos a la lucha por la democracia y elecciones libres y fin de la tortura.

Los comunistas están a la cabeza de las luchas de los obreros textileros de Mahalla al Kubra. El PCE impulsa la unidad de la izquierda y de toda la oposición y las declaraciones de su portavoz Salah Adly son ampliamente consideradas.

Sus jóvenes de la Unión de la Juventud Democrática están activos en las movilizaciones de masas contra el régimen proimperialista.

Al calor de la lucha se acrecienta el prestigio de los comunistas entre las masas y estamos seguros que las filas comunistas se están reforzando con el ingreso de muchos nuevos militantes.


A %d blogueros les gusta esto: