Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Sobre la “Alta instancia para la realización de los objetivos de la revolución, de la reforma política y de la transición democrática”

In Actualidad, África, Comunicado on 20 marzo, 2011 at 0:02

Partido Comunista de Los Obreros de Túnez (PCOT)


El Partido Comunista de los Obreros de Túnez (PCOT) ha conocido, por los medios de comunicación, la lista de los miembros de la «Alta instancia para la realización de los objetivos de la revolución, la reforma política y la transición democrática». La lista se compone de 12 representantes de partidos políticos, 17 de organizaciones y asociaciones de la sociedad civil y 42 «personalidades nacionales».

El orden del día para la primera reunión, fijada para el 17 de marzo, consta de cuatro puntos, entre ellos el de la presentación y distribución a los miembros del texto relativo a la elección de la Asamblea Nacional Constituyente.

El PCOT quiere precisar:

1. El gobierno ha contactado a nuestro partido para que designemos un representante en la Alta Instancia. Hemos solicitado un plazo para discutir la propuesta en el seno del partido, con nuestros aliados del Frente del 14 de Enero y con los compañeros del «Consejo Nacional de Protección de la Revolución». Hemos hecho saber que no tenemos ninguna postura preconcebida hacia esa Instancia, y que la decisión que tomemos lo será con arreglo a la capacidad de la Alta Instancia para satisfacer las necesidades que impone la revolución, su desarrollo y la realización de sus objetivos.

La lista de los componentes ha sido hecha pública antes que diéramos nuestra respuesta al gobierno.

2. El presidente interino, y el gobierno de transición de Beji Caid Sebssi, utilizan los métodos burocráticos provenientes de la época de Burguiba y de Ben Alí, para imponer su voluntad a las fuerzas políticas y al pueblo con hechos consumados.

Representantes de algunos partidos y asociaciones han sido excluidos de la lista de miembros, así como los representantes de las regiones, de la juventud y sus organizaciones. Las 42 personas designadas bajo el calificativo de «independientes» lo han sido sin acuerdo previo sobre su número ni sobre su identidad, cuando sabemos que algunas de ellas ni han participado en la revolución, ni la han apoyado siquiera.

3. El orden del día de la primera reunión de la Instancia demuestra su carácter meramente formal. El proyecto de ley electoral relativo a la Asamblea Nacional Constituyente ha sido ya preparado, y sólo se dará a conocer para su discusión y consulta.

4. Todo esto confirma lo que ya habíamos declarado anteriormente. El fin de esta Instancia es torpedear al «Consejo Nacional de protección de la revolución» y liquidarlo para que el gobierno actúe sin ningún control. Tal ha sido el caso del nombramiento de los prefectos por el anterior gobierno provisional de Ghanuchi antes, y ahora con el de Beji Caid Sebssi en el nombramiento de los jefes de delegaciones, de los responsables de la seguridad y del cuerpo diplomático, en la aprobación de los partidos y en la falta de transparencia que rodea la disolución de la policía política.

5. A la vista de estos elementos, el PCOT:

Afirma su compromiso con el «Consejo Nacional de protección de la revolución» para conducir el período de transición, y controlar a la presidencia interina y al gobierno de transición en sus decisiones y orientaciones.

Rechaza el método adoptado para la formación de la «Alta Instancia para la realización de los objetivos de la revolución, de la reforma política y de la transición democrática», y para definir su papel y su misión.

Llama a las fuerzas revolucionarias y populares a permanecer vigilantes y movilizados, para impedir las tentativas y maniobras para abortar la revolución y sabotearla, y para:

– Retrasar la fecha fijada para la elección de la Asamblea Constituyente, para que las fuerzas políticas, civiles y populares tengan el tiempo necesario para preparar bien el trabajo y concretar sus objetivos.

– Designar nuevos responsables al frente de los gobiernos regionales, de las delegaciones e instituciones económicas, de la administración pública y semipública, del cuerpo diplomático, en base a la capacidad y competencia, y en ruptura total con el anterior régimen y la lógica regionalista y tribal que se ha aplicado para la formación del actual gobierno y el nombramiento de diferentes responsables.

– Aplicar a fondo la disolución de la policía política, juzgar a los miembros implicados en asesinatos, torturas, saqueos, etc. Y dar a conocer sus archivos, y en caso de que hayan sido destruidos, juzgar a los responsables.

– La legalización de todos los partidos y asociaciones, y la derogación de la ley de partidos y del conjunto de leyes represivas decretadas por Ben Alí.

– La disolución de los consejos municipales ligados a Ben Alí y el nombramiento provisional, de forma consensuada, de nuevos cuadros hasta las nuevas elecciones municipales.

Túnez, 15 de marzo de 2011

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: