Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Los imperialistas bombardean hospitales civiles y las defensas antiaéreas libias derriban tres aviones franceses

In Actualidad, África on 21 marzo, 2011 at 11:59

CONDENAS INTERNACIONALES A LA AGRESIÓN

Los bombardeos de las fuerzas imperialistas han alcanzado dos hospitales y una clínica sanitaria. Resultaron alcanzados el Hospital Al-Tajura y el Hospital Saladin, en Ain Zara. La clínica bombardeaba estaba también situada en las proximidades de Trípoli, la capital libia. No sólo eran estructuras civiles sino que también estaban lejos de la zona de los combates. Los agresores han atacado también instalaciones aéreas civiles. Fuentes libias han declarado también que han destruido todas las academias militares libias para impedir que Libia pueda entrenar oficiales para su defensa.

Los imperialistas han atacado también todas las bases militares libias, tanto navales como terrestres, incluso las que no tienen nada que ver con la imposición de una zona de exclusión aérea. Además, EEUU y sus aliados han impuesto un inmenso bloqueo naval alrededor de Libia. Por su parte, el ejército libio derribó dos aviones franceses cerca de Janzour. Además los libios derribaron otro avión militar francés cerca de Anjile.

Trípoli ha sido machacada a bombazos. Un edificio de cuatro plantas perteneciente al complejo residencial Bab al Aziziya, ubicado en las afueras de Trípoli, en el que vive el mandatario libio, Muamar Gadafi, ha sido también bombardeado. El pueblo de Bengasi está también huyendo de la ciudad a causa de la guerra. Francia, EEUU, Gran Bretaña y sus aliados de la coalición han atacado también Surt (Sidra) y Misratah. Los imperialistas están creando un verdadero desastre humano.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China lamentó el día 20 domingo la ofensiva lanzada por una fuerza multinacional contra Libia, e insistió en que no está de acuerdo en recurrir a la fuerza en el marco de las relaciones internacionales.

El primer ministro de Rusia, Vladímir Putin, se ha mostrado muy crítico con la intervención de la ONU en Libia y ha comparado la resolución 1.973 del Consejo de Seguridad con un llamamiento medieval a una «cruzada«.

«Me recuerda un llamamiento medieval a una cruzada, cuando alguien llamaba a alguien a ir a determinado lugar a liberar algo«, ha dicho el jefe del Gobierno ruso, quién añadió que si se lee el contenido de la resolución, «queda absolutamente claro que permite a todos adoptar cualquier acción contra un Estado soberano«. «Es deficiente y dañina«.

Venezuela, Cuba, Nicaragua, Ecuador, Paraguay y Uruguay condenaron rotundamente el bombardeo que EEUU y sus aliados realizan contra Libia y exigieron el cese de las incursiones aéreas.

Cuba condenó de manera enérgica la intervención militar extranjera en la situación interna que sufre Libia. En un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores señala que «las potencias occidentales que protagonizan la agresión a la nación norafricana ocasionan muertes,heridas y sufrimientos a personas inocentes, algunos de esos países son los responsables de la muerte de más de un millón de civiles en Iraq y más de 70 mil en Afganistán, a los que llaman daños colaterales«.

«También -añade la declaración- son cómplices de los crímenes contra el pueblo palestino. Cuba respalda el derecho inalienable del pueblo libio a ejercer su autodeterminación sin ninguna interferencia extranjera, repudia la muerte de civiles allí y en cualquier lugar, y apoya la integridad territorial y la soberanía de los recursos de esa nación«.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, calificó de “locura imperialista” el bombardeo que EEUU, Inglaterra y Francia llevan a cabo contra el país árabe. “¡Qué locura, una locura, es la locura imperial!”, exclamó el presidente venezolano.

Por su parte el mandatario paraguayo, Fernando Lugo, en un acto de celebración del primer aniversario del Frente Guasu expresó: “Ningún tipo de violencia es justificada. Lo hemos dicho siempre”.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, también condenó la intervención militar contra el país norafricano y denunció que el objetivo de esa intervención, iniciada por Estados Unidos y sus aliados, es adueñarse del petróleo de ese país. “Ahora viene una guerra externa (contra Libia) de las potencias buscando cómo arrebatar el petróleo, porque el interés de ellos es el petróleo. Lo de democracia es puro cuento”, señaló el mandatario nicaragüense, según el portal oficial del país centroamericano. El líder sandinista considera necesario buscar el diálogo y la negociación a fin de lograr la paz en Libia y criticó a las Naciones Unidas por convertirse en “un instrumento de esas potencias, al servicio de la guerra, de la muerte”.

Ecuador, y Uruguay también se sumaron al rechazo del bombardeo contra Libia calificándolo de inaceptable y de un retroceso en el orden internacional vigente. Según el mandatario uruguayo, José Mujica: “Es mucho peor el remedio que la enfermedad. Eso de salvar vidas a los bombazos es un contrasentido inexplicable”.

En sentido contrario, la agencia oficial de noticias saudí informó este domingo que el rey de España, cuyo gobierno ha dado permiso a sus aviones para bombardear, había llamado a los monarcas de Bahréin y Arabia Saudí, “con los que ha hablado de los últimos acontecimientos en la región y ha abordado diversos asuntos de las relaciones bilaterales”.

A %d blogueros les gusta esto: