Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for 23/03/11|Daily archive page

Libia: otra vez el mismo cuento

In Actualidad, África on 23 marzo, 2011 at 15:21

Huang Xiangyang


La acción militar conjunta de las potencias occidentales contra las fuerzas del líder libio Moammar Gadafi equivale a una guerra no declarada contra una nación soberana. La misma va contra los principios de la Carta de la ONU y las normas internacionales, que exigen el respeto a la soberanía, la unidad y la integridad del territorio de una nación independiente. Es un ejemplo típico del fuerte que abusa del más débil.

No soy precisamente un admirador de Gadafi, que ha gobernado Libia por 41 años. Puede que él sea “un tirano inmisercorde” con su pueblo, según lo que afirman Estados Unidos y sus aliados. Puede haber causado víctimas civiles en sus ofensivas contra los rebeldes, como sucede en cualquier guerra civil en cualquier país. Pero esto no constituye una excusa válida para invadir y dividir una nación soberana.

Los ataques aéreos no provocados de la noche del 19 de marzo sólo servirán para que los problemas de Libia empeoren y se extiendan más allá de sus fronteras, a pesar de que Gadafi aceptó la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la zona de exclusión aérea y el subsiguiente alto al fuego.

Los recursos morales no justifican el uso de la fuerza contra naciones gobernadas por supuestos tiranos hoy día. Si las potencias occidentales se empeñan en lanzar esta “cruzada por la justicia”, la lista de naciones podría seguir aumentando indefinidamente y ningún país podría sentirse seguro.

Las “atrocidades indescriptibles” de las que se acusa a Gadafi suenan similares a las acusaciones contra Saddam Hussein, cuando se le imputó la posesión de armas de destrucción masiva hace algunos años. En aquel entonces se engañó al mundo y se perdieron decenas de miles de vidas civiles. Roguemos que no se repita la misma tragedia.

Anuncios

Zapatero ha gastado 4.239 millones de euros en misiones militares desde la salida de Irak

In Actualidad on 23 marzo, 2011 at 9:48

Desde que accedió a su cargo en 2004, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha convertido en el presidente más belicista de la democracia. Desde que en 2004 llegara al poder y ordenara la retirada de las tropas de Irak, el gobierno imperialista español ha gastado 4.239 millones de euros en misiones militares en el exterior, y en la actualidad mantiene a más de 3.000 efectivos desplegados en las operaciones de Afganistán, Líbano, Somalia y Libia.

Zapatero acudió ayer al Congreso para defender la participación de España en la agresión militar a Libia, arguyendo que se trata de un “paso de relevancia histórica” de la comunidad internacional para “proteger al pueblo libio de la amenaza que representan sus gobernantes”. Con sólo el voto en contra de IU (1 diputado) y el Bloque Nacionalista Galego (2 diputados), la cámara baja española ratificó el envío de seis aviones, de la fragata Méndez Núñez y del submarino Tramontana, lo que implica la movilización de 500 soldados.

A favor de la guerra votaron también ICV, socio de IU en Cataluña y miembro del Partido Verde Europeo (que apoya la agresión), y ERC.

El gobierno Zapatero no ha informado del coste previsto de la guerra contra Libia, limitándose a señalar que los gastos se financiarán a cargo de un crédito ampliable, previsto en la rúbrica presupuestaria del Ministerio de Defensa destinada a “operaciones de mantenimiento de la paz”. Esta inversión se sumará a los 4.239 millones de euros que el gobierno socialdemócrata ha gastado desde que llegó al poder en misiones en el exterior, que superan con creces los 2.433 millones invertidos entre 1990 y 2004.

Así, de acuerdo con los datos de su propio Ministerio de Defensa, España ha pasado de gastar 441,62 millones en 2004 a 787,9 millones en 2010. La razón es que solo el pasado año, el gobierno español desplegó 9.957 militares en operaciones imperialistas por todo el mundo.

La guerra más cara es la de Afganistán, donde, según reveló Zapatero el pasado septiembre, se han invertido más de 1.900 millones desde 2002. Pese a que heredó la guerra del gobierno Aznar, Zapatero respaldó la invasión desde la oposición, y ha ido aumentando paulatinamente la implicación de España para reconciliarse con EEUU tras a la retirada de Irak exigida por la abrumadora mayoría de los ciudadanos. Allí permanecen unos 1.500 efectivos.

La coalición imperialista pierde otro avión de combate en Libia

In Actualidad, África on 23 marzo, 2011 at 3:24

Tres días después del inicio de la operación militar internacional en Libia, la alianza imperialista perdió otro avión de combate: un F-15E Strike Eagle estadounidense. La inmediata versión del comando estadounidense para África (AFRICOM) fue que había caído por un “problema técnico”, aunque no especificó cual. Los dos pilotos pudieron salvar sus vidas al eyectarse. En el rescate de uno de ellos, los marines abrieron fuego contra ciudadanos libios desarmados.

El accidente o derribo tuvo lugar en la noche del lunes. El avión de combate despegó de la base aérea estadounidense de Aviano. Se trata de la primera pérdida reconocida oficialmente de un avión de la coalición en Libia. la noche del domingo, fuentes libias reportaron el derribo de dos aviones franceses cerca de Janzour y otro cerca de Anjile.

Al galope la inflación

In Actualidad, Economía on 23 marzo, 2011 at 0:00

Ernesto Montero Acuña


No se precisan augures, la inflación que amenaza al mundo, incrementada por los precios energéticos, acelerará las explosiones sociales y las operaciones militares en su contra.

Las advertencias no son nuevas. El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, expresó antes de las explosiones sociales en el Oriente Medio y el Norte de África que las desigualdades y la inflación son el germen de revueltas sociales.

Añadió también que estaban subiendo los precios de los alimentos, situación que ha empeorado, y auguró que ello tendría consecuencias devastadoras sobre la que él llama “baja renta per cápita“, algo que debiera calificarse como insolvencia crítica para grandes masas sociales.

Aunque los porcentajes en el ascenso de los precios, sobre todo de los alimentos, puedan parecer pequeños, realmente son elevadísimos, en términos absolutos, en la parte del mundo donde una gran proporción de sus casi seis mil millones de habitantes dedica a los víveres sus ingresos.

Antes de los grandes movimientos sociales en la región fuente de gran parte del petróleo que se comercia en el mundo, las consecuencias se tornaban ya impronosticables.

Michael T. Klare, profesor de estudios sobre la paz y la seguridad en Hampshire College, Massachusetts, EEUU, refleja que la British Petroleum informó que los proveedores de Oriente Medio y África del Norte habían producido conjuntamente 29 millones de barriles al día en el 2009, el 36 por ciento del total en el mundo.

Según su análisis Las revueltas en el mundo árabe y el fin del antiguo orden petrolero, los productores de Oriente Medio cobrarán más importancia en los próximos años, debido al estimado de que poseen dos tercios de las reservas aún inexploradas.

El Ministerio de Energía de Estados Unidos calcula que el Oriente Medio y África del Norte suministrarán conjuntamente, en el 2035, alrededor del 43 por ciento del crudo mundial, contra el 37 por ciento en el 2007, y producirán una porción mayor del petróleo exportable.

Hoy el impacto de la situación global se torna muy complejo, debido a que los países en desarrollo, que crecieron vigorosamente en 2010, enfrentan una incipiente inflación, en tanto que las naciones desarrolladas, estancadas económicamente, ven amenazada la recuperación que esperaban.

El FMI anhelaba, según su informe de enero, que el crecimiento del mundo en desarrollo se reflejara en la porción desarrollada del planeta y contribuyera a la reanimación económica global, sacando del aprieto actual a la Unión Europea y Estados Unidos.

De acuerdo con el organismo financiero, las economías llamadas emergentes crecerían el 6,5 por ciento este año, mientras que las del mundo desarrollado no pasarían del 1,5, sobre todo en los países de la eurozona y Japón.

Pero la situación se torna menos previsible, si se tiene en cuenta que en la producción mundial de petróleo Argelia representa el 2,5 por ciento, Libia el 2,1; Egipto el 0,8; Siria el 0,5; Irak el 2,8; Kuwait el 3,0; Irán el 4,9; Emiratos Árabes Unidos el 3,3 y Arabia Saudita el 11,6 por ciento, peligrosamente amenazada por los conflictos actuales.

En cuanto a las economías emergentes, se prevé que la inflación conduzca al encarecimiento del dinero, debido al aumento de las tasas de interés para obtener recursos financieros, con impacto negativo sobre el consumo, la producción y los mayores precios en general.

Analistas consideran que el mundo desarrollado, aún en crisis, sufrirá el peso de los déficits fiscales, debido al rescate de los bancos privados con dinero público y del efecto de los programas de ajuste del FMI sobre los consumidores.

Sería previsible una crisis de inflación con estancamiento (estanflación), lo que ha venido pronosticándose como posible desde el año 2008.

Las explosiones políticas en el Magreb y el Oriente Medio aún tienen “un impacto moderado” en la producción petrolera mundial, si bien ya se reflejan en los precios. Distinto sería si algo semejante ocurriera en Arabia Saudita, con elevado porcentaje de la producción y las máximas reservas mundiales.

Los costos del combustible se trasmiten inmediata e intensamente a la actividad económica mundial, debido a que se encarece todo, se desestabilizan las sociedades -cual reacción en cadena- y el efecto se extiende a todos los países, por su carácter global.

A mediados de febrero, la elevación en los precios de los alimentos, ya próximos a los niveles records de 2008, había situado bajo el umbral de pobreza a 44 millones de personas en los países más pobres.

Por entonces, el Banco Mundial calificaba la situación como peligrosa y urgía al Grupo de los 20 a que considerara, en una reunión próxima, la cuestión de los alimentos como tema fundamental.

Según su último informe, los precios mundiales de los alimentos habían subido el 15 por ciento entre octubre de 2010 y enero de 2011, lo que significa un aumento del 29 por ciento con respecto al año precedente.

Mientras la FAO reconocía, por un lado, que el precio de alimentos básicos había alcanzado en diciembre un nivel sin precedentes; la Agencia Internacional de Energía alertaba, por el otro, acerca del peligro de que se intensificara nuevamente la crisis financiera de 2008, debido a los costos petroleros.

Ante tal situación, la FAO admitía que los valores de los nutrientes habían alcanzado en el último mes de 2010 cotas superiores a los de la crisis de 2008, cuando una escalada del importe de los alimentos generó una ola de disturbios y saqueos en varias decenas de países.

En un comunicado consignaba entonces: “Con la presión que hay sobre los precios mundiales de la mayoría de los productos básicos, la cual no cede, la comunidad internacional debe permanecer en alerta ante nuevos vaivenes en la demanda en 2011 y estar preparada“.

Medios periodísticos reflejan que la especulación financiera se está volcando al mercado de las materias primas y presiona los precios al alza, como consecuencia de la especulación.

A veces se obvian las consecuencias negativas de dedicar alimentos vitales a la producción de agrocombustibles y las consecuencias del cambio climático sobre las cosechas en países decisivos.

Se inflama el planeta, con estallidos parciales hoy en la región energética del Norte de África y el Oriente Medio, y el importe de los principales productos experimenta una escalada hacia lo insostenible.

La inflación estimulará los estallidos debidos a la pobreza, deprimirá la producción, acentuará la crisis económica y conspirará contra el desarrollo, la estabilidad y las políticas mundiales

RIA Novosti reflejaba el 9 de marzo que “esta oleada de guerras, revoluciones, rebeliones, motines y guerras civiles puede durar mucho tiempo. Toda la zona desde Marruecos hasta Pakistán, desde las fronteras de Turquía, así como África, probablemente, será escenario de estas conmociones“.

Si el precio del barril de petróleo alcanzara los 200 dólares, algo hoy hipotético, pero mañana posible, estallaría una crisis económica generalizada, con daños políticos y sociales incalculables.

BofA Merrill Lynch Global Research considera que un incremento de 10 dólares por tonel en el precio del crudo, como regla, recorta entre 0,1 y 0,5 puntos porcentuales el crecimiento del producto interno bruto en países consumidores, según los modelos más recientes.

Por lo pronto, el precio de los alimentos evidencia un ascenso progresivo en la última década y así continuará hasta tanto se logren cambios hacia mejoras distributivas de los bienes y se evite que las sociedades estallen, sobre todo en países con población creciente e ingresos descendentes.

Detrás vendrían las intervenciones y la represión contra quienes no las impidan.

Estados Unidos desarrolla un programa para crear perfiles falsos en redes sociales

In Actualidad, Represión on 23 marzo, 2011 at 0:00

El diario The Guardian ha desvelado que el Pentágono está creando un software para manipular cuentas falsas de usuarios en redes sociales, como por ejemplo, Facebook y Twitter, en las que crea perfiles ficticios para “luchar contra ideología extremista y propaganda antiestadounidense“.

Estos perfiles crean un clima de opinión favorable a temas que convienen al gobierno de Estados Unidos, neutralizan comentarios contrarios a sus intereses y difunden informes favorables.

Las acciones se coordinan desde la base aérea MacDill en Florida, aunque los perfiles falsos están  situados en diferentes puntos del mundo para ganar credibilidad y dar sensación de ser una línea de pensamiento activa y real. Estas acciones incluyen artículos en blogs con mensajes coordinados.

El proyecto se enmarca dentro del premiado programa Operation Earnest Voice (Operación Voz Seria), desarrollado inicialmente en Irak como un arma de guerra psicológica. Desde entonces se estima que se han invertido más de 140 millones de euros con propaganda en redes sociales.

Se trata de un proyecto contrario a la libertad de expresión en Internet y destinada a controlar a la sociedad.