Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

El Comandante Supremo de la OTAN confirma presencia de Al-Qaeda entre los rebeldes libios

In Actualidad, África on 1 abril, 2011 at 1:35

LA OTAN CONTRADICE LAS INTENCIONES ANGLO-NORTEAMERICANAS DE SUMINISTRAR ARMAS A LOS REBELDES

El Comandante Supremo de la OTAN, el almirante James G. Stavridis, [en la foto] presentó al Senado estadounidense un informe de inteligencia que confirma la presencia de Al Qaeda entre las fuerzas rebeldes contra Muamar El Gadafi. Ante esa eventualidad, según The Washington Post, la Casa Blanca, el Departamento de Estado y el Pentágono analizan la conveniencia de suministrarles armas a los opositores.

El almirante Stavridis confesó que examinan con rigor el contenido, la composición y las personalidades, de los líderes de las fuerzas contrarias al líder libio. Antes la Secretaria de Estado Hillary Clinton aseguró en una conferencia de prensa, que, como grupo, los rebeldes fueron en gran parte un misterio. “No sabemos tanto como nos gustaría conocer y tanto como esperamos que lo sabremos”, dijo.

Hemos visto señales de la presencia potencial de al-Qaeda” y los combatientes de Hezbolá entre las fuerzas de la oposición, dijo Stavridis.

Por su parte, la OTAN, a través de su Secretario General Anders Fogh Rasmussen, ha rechazado armar a los rebeldes libios como han planteado EEUU y Gran Bretaña para intentar reequilibrar las fuerzas sobre el terreno y ha asegurado que hará respetar por vía marítima el embargo de venta de armas al país decretado por la ONU, incluso si van destinadas a los rebeldes.

Evidentemente, las presiones diplomáticas de Rusia y China empiezan a hacer mella en la alianza militar imperialista, así como la presencia de Alemania y Turquía en la toma de decisiones sobre las operaciones a llevar a cabo, tras el traspaso del mando del AFRICOM y los estados mayores de Francia y Reino Unido a la OTAN.

Vamos a hacer respetar el embargo de armas a Libia, incluso si van destinadas a los rebeldes“, ha asegurado el presidente del comité militar de la Alianza Atlántica, el almirante Paolo Di Paola. “Si hay un buque que transporta armas o mercenarios, lo interceptaremos“, ha advertido Di Paola. “Confío que ningún país intente hacerlo”, ha añadido el jefe del estado mayor aliado.

Libia ha sido durante años un terreno fértil de reclutamiento para Al Qaeda. Libios han servido en las filas superiores de la red terrorista y han estado a Irak en número desproporcionadamente grande para llevar a cabo ataques contra las fuerzas de EEUU. El Grupo Islámico Combatiente Libio, enemigo de Gadafi, se unió formalmente a al-Qaeda en 2007.

Desde el inicio de esta contienda El Gadafi responsabilizó a Al Qaeda de la insurrección violenta en su país, pero sus advertencias sobre la presencia de grupos extremistas fueron desoídas.

Pese a ello, la posibilidad de entregar armas a los opositores libios está latente con el argumento de proteger a los civiles y contrario a lo dispuesto por el Consejo de Seguridad de la ONU.

La víspera el presidente Barack Obama, frente a la emisora de televisión NBC News, no descartó tal suministro, lo cual llevaría incluso el envío de entrenadores para el buen uso de la técnica.

El Post mencionó los esfuerzos anteriores de Estados Unidos para apoyar a rebeldes “en Angola, Nicaragua, Afganistán y otros lugares, muchos de los cuales les salió por la culata”. Y acotó, que este país tiene “una historia profunda, a menudo sin éxito, de armar a grupos insurgentes”.

Entre los miembros de la coalición imperialista también se baraja la posibilidad de ayudar a los rebeldes con la entrega de parte de los 30.000 millones de dólares en fondos congelados a Libia.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: