Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Archive for 27/04/11|Daily archive page

Chávez entrega militante al estado terrorista colombiano, pierde la confianza de la izquierda y no ganará la de la derecha

In Actualidad, Comunicado, Represión on 27 abril, 2011 at 10:41

Comisión Política Nacional del
Partido Comunista Brasileño (PCB)

El Partido Comunista Brasileño (PCB) manifiesta su indignación con la reciente detención, en Caracas, del militante colombiano Joaquin Pérez Becerra, cuando llegaba de un vuelo procedente de Alemania, y su posterior extradición ilegal y abominable para Colombia.

Ex-concejal de la Unión Patriótica en el municipio de Corinto, Estado de Valle Cauca, y uno de los pocos supervivientes del exterminio de más de 5.000 militantes de esa organización, promovido en los años noventa por el estado terrorista colombiano, Pérez fue obligado a huir de las persecuciones en Colombia y a exilarse en Suecia. Su esposa fue secuestrada por los grupos paramilitares. Actualmente, Pérez es director del portal de noticias ANNCOL, especializado en informaciones alternativas sobre la lucha del pueblo colombiano.

El PCB se suma a la indignación generalizada de todas las fuerzas progresistas del mundo en relación a la detención y a la extradición arbitrarias, hechas de común acuerdo con el servicio de inteligencia colombiano (subordinado a la CIA), violando todos los principios democráticos, jurídicos y de respeto a los derechos humanos. Pérez tiene ciudadanía y una vida legal en Suecia, donde ejerce el periodismo.

La entrega a Colombia de un ciudadano buscado por los servicios de inteligencia de ese país es una verdadera sentencia de muerte, dada la violencia y brutalidad con que son tratados los prisioneros políticos del estado colombiano, que se transformó, como Israel en Oriente Medio, en una gran base militar del imperialismo norteamericano contra América Latina.

Es un error grave el de Chávez imaginar que, cediendo a las presiones, disminuirá la oposición que le hacen la burguesía venezolana y el imperialismo. Por el contrario, mientras más cede, más nuevas exigencias le harán. Sólo le va a agradar al capital si ponga fin a la revolución bolivariana. Y aún así no será perdonado, sino humillado. El ejemplo de Libia muestra que no basta con hacer concesiones.

Además de eso, hay una cuestión de principio. Más que un error, se trata de una traición. ¿Cómo un gobierno que se dice revolucionario puede entregar un militante de izquierda a las fuerzas más reaccionarias de América Latina, sabiendo que su destino será la tortura, o incluso la muerte, en las siniestras prisiones colombianas? ¿Cómo un gobernante que se dice revolucionario puede colaborar con los servicios secretos colombianos y norteamericanos?

Y esta no es la primera concesión de Chávez en esta cuestión de principios. Primero, extraditó para las cárceles españolas a militantes vascos refugiados en Venezuela. Después, repatrió para Colombia a militantes de las FARC y del ELN.

El PCB – con la autoridad de haber apoyado con independencia política, hasta ahora, el gobierno Chávez y, principalmente, el proceso de cambios en Venezuela – hace un llamado a todas las fuerzas progresistas, a las organizaciones sociales y de la juventud, a las organizaciones populares y a los defensores de los derechos humanos en nuestro continente, y al pueblo venezolano, en particular, en el sentido de expresar el firme repudio a la detención y extradición del compañero Joaquim Pérez Becerra.

A estas torpes decisiones de entregar militantes a sus verdugos, se suma ahora una oscura negociación en curso en Caracas, que envuelve a Chávez, a Manuel Zelaya, al dictador hondureño (Porfirio Lobo) y al presidente de Colombia (Santos), con el objetivo de legitimar el golpe de estado en Honduras, con el reconocimiento del gobierno de hecho por parte de la OEA, en pago de algunas concesiones en el campo de la democracia burguesa.

Se trata claramente de una inflexión del gobierno de Chávez a la derecha, rindiéndose a los sectores corruptos y anticomunistas y a los nuevos burgueses que lo cercan y, sobre todo, al capital y al imperialismo. El destino de la llamada revolución bolivariana está ahora en las manos del pueblo venezolano, sobre todo de los trabajadores y del proletariado en general.

Queda aquí nuestra solidaridad militante a los pueblos venezolano y colombiano, a sus organizaciones revolucionarias y, expresamente, al Movimiento Continental Bolivariano (MCB) y a la Agencia de Noticias ANNCOL, que continuarán contando con nuestro Partido en la lucha emancipadora de todos los oprimidos de América Latina.

¡Toda solidaridad a los que luchan!


Rio de Janeiro, 26 de abril de 2011




Por un 1º de Mayo que organice fuerzas obreras para luchar por la revolución socialista

In Actualidad, Comunicado, Laboral on 27 abril, 2011 at 2:20

Partido Comunista del Pueblo Canario (PCPC)


TODO EL CAPITALISMO ESTÁ EN CRISIS

La actual crisis del capitalismo ya ha mandado al paro a trescientos mil canarios y canarias, a casi cinco millones de personas en el Estado Español y a cerca de cincuenta millones en el mundo. Como en las grandes crisis anteriores, los capitalistas necesitan destruir fuerzas productivas para volver, años más tarde, a otro ciclo de crecimiento económico. Mediante los despidos, los trabajadores y las trabajadoras son la primera fuerza productiva que los capitalistas destruyen. El enorme capital creado por el trabajo de millones de obreros durante el ciclo económico expansivo no se pone al servicio de las necesidades de la sociedad en el momento de crisis, sino que queda apropiado por la burguesía. Con ese capital juegan los capitalistas para eliminar competencia, invertir en sectores y países beneficiosos y para concentrar y agrandar las fortunas.

Para hacer esta jugada necesitan que crezca el paro, que se debilite la organización de la clase obrera, que se endurezcan las leyes, se eliminen derechos democráticos y beneficios sociales y que se refuerce el aparato militar y policial. Es lo que están haciendo en todos los países de la Unión Europea, en Estados Unidos y en todo el mundo capitalista.

La crisis del capitalismo no necesita sólo mandar al paro a millones de obreros. La crisis eleva la disputa feroz entre los capitalistas, arrebatando los más fuertes las propiedades de los más débiles mediante la compra de empresas en crisis, la manipulación de la bolsa o, incluso, la guerra, que la utilizan para robar riquezas naturales de países enteros, controlar zonas geográficas estratégicas y destruir fuerzas productivas que ponen en riesgo el poder del capital.

LEYES DE REFORMA QUE ENDURECEN LA VIDA DE LA CLASE OBRERA

La ley de reforma laboral aprobada en 2010 es una ley hecha a la medida de las necesidades de los capitalistas. Con ella, el gobierno ha hecho legales todos los abusos que viene cometiendo la patronal desde hace años. Si el despido ya eslibre, la reforma laboral da un gran paso para que también sea gratuito. Los convenios laborales son cada vez más papel mojado y la negociación colectiva va camino de ser un puro paripé. Las modificaciones en los tipos de contratos elevan aún más la precariedad y dan más facilidades para que los trabajadores y las trabajadoras esténlas 24 horas del día al servicio de la patronal, destruyendo la vida social y familiar. Son atacados los derechos de los empleados públicos y están siendo eliminados miles de puestos de trabajo en la función pública, donde, además, aumenta la precariedad.

La reforma de las pensiones, pactada con los jerifaltes de UGT y CCOO, retrasa la edad de jubilación y aumenta el período de cotización para tener derecho a paga de retiro. Tendrá un impacto brutal sobre la actual juventud obrera y sobre otros sectores obreros sometidos al empleo intermitente, jornadas parciales e incorporación tardía al empleo. Esta reforma refuerza los planes privados de pensiones poniendo en manos de la banca privada muchos miles de millones de euros de nuestras cotizaciones, que, como indica la experiencia, invertirán en sus negocios especulativos e imperialistas, cuando ese dinero debiera estar en una banca nacionalizada gestionado por el Gobierno para crear empleo, dar protección social a las familias obreras afectadas por la crisis, mejorar educación y sanidad y facilitar crédito para apoyar la economía socialmente necesaria.

Estas reformas son un ataque en profundidad contra el Derecho del Trabajo, conquistado por la clase obrera y los sectores sociales progresistas en más cien años de lucha. Es preciso criticar la complicidad mostrada por los jerifaltes de CCOO y UGTcon estas agresiones parando la lucha obrera y firmando pactos contra el pueblo trabajador. Los pactos sociales son una traición a los trabajadores y las trabajadoras, que ha de recibir contundente crítica, rechazo y pasos prácticos para superar la división obrera mediante la organización de Comités para la Unidad Obrera como plataformas de encuentro, coordinación, impulso y fortalecimiento de la militancia sindical combativa sin distinción de siglas.

UN GOBIERNO QUE HAGA LO QUE EL PUEBLO NECESITA Y NO LO QUE MANDA EL CAPITAL

La política que necesitan los capitalistas para aumentar su tasa de ganancias y mantener el poder la realiza cualquier gobierno que no ataque a fondo los intereses de la patronal dando prioridad a los intereses del pueblo. No nos dejemos engañar: tanto el PSOE como el PP están al servicio de los capitalistas y hacen la misma política donde son gobierno, contando con el apoyo de sus partidos hermanos como Coalición Canaria o Nueva Canarias. La defensa de los derechos e intereses de la clase obrera y de los sectores populares exige un cambio radical de Gobierno.

El PCPC llama al pueblo a luchar por un Gobierno que lleve adelante un programa basado en las necesidades de la mayoría trabajadora. Ese Gobierno hay que imponerlo con la fuerza organizada de las clases populares. Sólo así se adoptarán medidas como: nacionalizar la banca, facilitar crédito socialmente necesario, decretar una moratoria en el pago de hipotecas por situación de desempleo o brusca reducción de ingresos, invertir para la creación de empleo, garantizar a las familias desempleadas subsidio básico indefinido, acabar con las intervenciones militares (Afganistán, Libia y otros países) y reducir notoriamente el gasto militar, eliminar el presupuesto de la Casa Real y asignar lo estrictamente necesario para el cargo de  Jefatura del Estado, suprimir las subvenciones a la Iglesia o salir de la OTAN y la Unión Europea.

El PCPC llama a la clase obrera y a sus sectores sindicales consecuentes y combativos a celebrar un 1º de Mayo de claro contenido anticapitalista, un 1º de Mayo que organice las fuerzas necesarias para conquistar un gobierno que haga lo que el pueblo necesita y no lo que manda el capital, para luchar por la revolución socialista.

PAN, TRABAJO Y DERECHOS

REPÚBLICA, AUTODETERMINACIÓN Y SOCIALISMO

A LUCHAR POR LA REVOLUCIÓN OBRERA Y POPULAR


29 de abril, MARCHA OBRERA – Salida del Centro Cívico La Ballena (Barrio Atlántico) a las 18 horas – Mitin en la Plaza de Las Ranas a las 20 horas




El atolladero libio

In Actualidad, África on 27 abril, 2011 at 0:01

Zhao Kejin


Después de semanas de intercambio de fuego entre las partes enfrentadas, el conflicto libio parece haber caído en un estancamiento. Los aliados occidentales dieron por sentado que podrían intervenir y expulsar al líder libio Muammar Gadafi con sus ataques aéreos. Pero ni siquiera al amparo de los bombardeos aliados han logrado las fuerzas rebeldes obtener una ventaja evidente sobre las tropas del gobierno.

De hecho, según aumentan las víctimas civiles y se aproxima un desastre humanitario cada vez mayor, las operaciones militares de Occidente han convencido a algunos de los rebeldes de que la oposición está traicionando los intereses nacionales y recurriendo a las potencias para resguardar sus propios intereses.

Además de acusar al régimen de Gadafi de corrupción y de ejercer la dictadura, la oposición no ha encontrado ninguna otra argumentación convincente para socavar su legitimidad.

La oposición se compone de muchas facciones en pugna por el poder, lo que ha vulnerado la unidad de los rebeldes, y hay preocupación entre los aliados occidentales de que una era pos-Gadafi sería incapaz de restaurar el orden.

Cuanto más se empantanen los aliados occidentales en el conflicto doméstico libio más fuerte serán los sentimientos anti-intervencionistas en Africa, lo que redundará en menos legitimidad política para la oposición del país árabe.

La creciente unidad de África sobre el tema libio contrasta con la fragmentación del mundo árabe, que en un principio intentó instigar a los países occidentales a intervenir en el conflicto libio, dispuestos a sacrificar a Gadafi en el altar de las revueltas regionales.

Pero cuando Gadafi demostró ser un hueso duro de roer, la Liga Arabe comenzó a distanciarse de Occidente, en busca de quitarse el cartelito de “traidor a los intereses árabes”. Tal como van las cosas, en algún momento el mundo árabe les pasará la cuenta a ciertos gobiernos de la región por su complicidad.

En gran medida, la crisis de Libia ha dividido al mundo árabe en tres partes, a saber: los que se ponen del lado de África, los que apoyan a Irán y los defensores de Occidente. Esto ha reducido aún más la influencia del mundo árabe en sus asuntos regionales.


(*) Zhao Kejin es profesor asociado en el Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad Tsinghua.


[Fuente: Diario del Pueblo]




Juntos de la mano

In Actualidad, Opinión on 27 abril, 2011 at 0:00

Editorial de
Archipiélago Noticias


Nuevamente, la cita a las urnas del próximo 22 de Mayo, trae a la palestra el debate sobre el sistema electoral canario, tema vidrioso y manipulable donde los haya. Queremos dejar claro, de entrada, nuestro total convencimiento del agotamiento del sistema vigente y de la necesidad de sustituirlo por otro más equitativo hacia el principio poblacional, y con garantías básicas para el principio territorial. Pero, sobre la base de este enunciado de intenciones, plasmarlo en una fórmula eficaz y aceptada es tarea mucho más difícil.

El sistema electoral fue un pecado original de nuestra autonomía, condicionado por la agonía de la UCD, los pactos de Medinaceli, el ostracismo histórico de las islas periféricas y la inexperiencia política del momento, tal como ha reconocido recientemente el resucitado Bravo de Laguna, actor importantísimo de la fórmula de la triple paridad. Con un amnesia, ignorante o maliciosa, PP y PSOE han venido utilizando el tema como elemento de confrontación, olvidando sus propias responsabilidades o la ocasión perdida de la reforma del Estatuto de Autonomía, torpedeada por la estrella fugaz y errática de López de Aguilar en el Congreso de los Diputados.

Pero en tanto llega la deseada reforma, algunos insignes detractores del sistema se han apresurado a utilizar todos sus recursos para lograr sus aspiraciones, como es el caso de Nueva Canarias (NC). Convertida en franquicia de un minifundio de fuerzas políticas que van desde el insularismo mas corrupto, como es el caso del PIL, a la deriva de la ultima Izquierda Unida (IU), pasando por los escindidos del PSOE en Tenerife, Roman Rodriguez , que fue Presidente de Canarias con la formula vigente que hoy critica, arremete contra unos porcentajes que se establecieron en su día justamente para evitar la atomización del Parlamento y para dificultar su condicionamiento por fuerzas insularistas primadas por el marco electoral.

La gran paradoja de todo esto es que el discurso, reformista en lo electoral , choca con los compañeros de viaje -dejemos de lado a los comparsa, el socio real es Dimas Martín- que, juntos de la mano, pretenden llegar al Parlamento y no tienen el mas remoto interés en cambiar un sistema que los potencia. Si a esto unimos el continuo merodeo a las discrepancias internas de cualquier otro partido, sea CC, PP o PSOE, que viene practicando Román Rodriguez y lo acreditan como el primer “destroyer” de la política canaria, el panorama puede ser de una total involución, y acercarnos a un nivel de transfuguismo político e ideológico sin precedentes. Si algún día fuera capaz de conciliar sus diferencias con Nardy Barrios, más situadas en el terreno de los “egos” que en el de las ideas que, para ambos, son puramente instrumentales, alcanzaríamos unas cotas de populismo político desconocidas en el resto del país.

Porque este es el resultado final de este pragmático viaje hacia la poltrona parlamentaria, que tanto tributo ha pagado al discurso insularista mas recalcitrante: el vacío ideológico, el aliento de la confrontación primaria, el creciente enfrentamiento entre las islas , la reunión de todos los garbanzos negros de las distintas familias de la política canaria, el oxigeno dado a sinverguenzas, delincuentes y personajes cuyo respaldo político son las mas sólidas tramas de la corrupción social en Canarias.

Siempre se ha dicho que la política puede dar lugar a extraños compañeros de cama, pero el paso dado por Nueva Canarias, al frente de este plural cortejo, es la expresión misma de una suma que resta, y deja en déficit la claridad política, la coherencia y la decencia. Posiblemente haya escaños pero, presumiblemente, inútiles en un coche conducido por tres pilotos a la vez, en el que cada uno solo piensa como quitarse de encima al momentáneo colega. Tal vez nuestra incredulidad nos lleva a la ceguera de no vislumbrar el edificio político que pueden construir entre Román Rodríguez, Santiago Pérez y Dimas Martin; a la espera de que Antonio Morales levante el veto hacia el “decente” Marqués de la Oliva, pero en nuestro descargo hemos de decir que cada vez distinguimos menos la raya que separa la realidad de la ciencia-ficción en la política canaria.