Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

La muerte de Bin Laden sólo traerá beneficios económicos a corto plazo

In Actualidad, Economía on 8 mayo, 2011 at 0:01

Mei Xinyu

Un análisis integral de las posibles consecuencias de la muerte del líder de la red Al Qaeda, Osama Bin Laden, permite concluir que resulta improbable que la situación total de la economía internacional se vea afectada en demasía por el suceso. La región donde prevalecía su accionar implica apenas una parte pequeña de la economía global y una parte incluso más pequeña en el aporte productivo a la economía real. La influencia de al-Qaida se concentró principalmente en países del Oriente Medio y África del Norte, y según la revista Perspectiva económica mundial, publicada por el Fondo Monetario Internacional en abril de 2011, estas áreas sólo abarcan cerca del 5 por ciento del PIB global real.

Los efectos de la muerte de Bin Laden se notarán principalmente en el sector financiero y la economía virtual, no en la economía real, pero si su muerte afectara los fundamentos de la economía global real, entonces Washington debe aprovechar la oportunidad para declarar que la guerra contra el terror ha llegado a un final exitoso y reducir su intervención militar excesiva en ultramar, con vistas a evitar el agotamiento de su poderío nacional.

De esta manera, las economías de EEUU y el resto del mundo pueden librarse de desequilibrios. El problema es que el imperativo moral que ha acompañado a EEUU como única superpotencia del mundo, tras años de abuso de su poder militar, ha propiciado la consolidación de un grupo de interés de gran alcance, que está intentando mantener al país en el mismo sendero bélico, sin importar si sus aventuras militares en ultramar se constituyen en excesivo gravamen para el poderío del país.

Si se toman en cuenta las fuerzas de línea dura en EEUU que abogan por la intervención militar en ultramar, así como los numerosos grupos que en otras tierras colocan sus esperanzas en la intervención estadounidense para alcanzar el poder en sus tierras, es fácil entender hasta dónde llega el dominio de estos grupos de interés sobre la política de Washington.

Libia es un buen ejemplo en ese sentido. Aunque el Gobierno de EEUU insistió inicialmente en la no-injerencia, al final cedió. A pesar de no tenerlas todas consigo respecto a la oposición libia, EEUU les proveyó más adelante de millonaria asistencia militar.

Y aun cuando no causará graves trastornos en los mercados financieros y la economía virtual, la muerte de bin Laden sí podría tener serias consecuencias, de producirse una revocación fundamental de las políticas monetarias y fiscales de EEUU.

Así, si la Reserva Federal de EEUU anunciara un inmediata conclusión de su política monetaria flexible y comenzara a elevar los tipos de interés, podrían esperarse ganancias en el mercado de artículos y un alza en el valor del dólar.


(*) Mei Xinyu es investigador de la Academia de Comercio Internacional y Cooperación Económica, afiliada al Ministerio de Comercio de la República Popular China.




Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: