Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Barbarie disfrazada de talento

In Actualidad on 16 mayo, 2011 at 0:00

Randy Alonso Falcón


Inteligentes les nombran sus fabricantes. Los aviones sin piloto son las estrellas de las nuevas guerras del Pentágono. Sobrevuelan Afganistán, Irak, Pakistán, Libia y hasta la frontera mexicana. Son símbolos de tecnología y poder para el imperio.

Pero los cerebros de quienes los controlan están faltos de sapiencia o colmados de maldad. Un estimado de 2283 personas han sido asesinadas por los “drones” norteamericanos en Pakistán desde el año 2004. Casi una muerte por día en estos más de 6 años, como víctimas de la llamada “guerra contra el terrorismo”. Sólo 33 de los muertos han sido identificados como supuestos “objetivos de alto valor”.

La CIA se encarga de identificar los posibles blancos a atacar: bodas, ómnibus y casas de familia han estado en el visor de los “aviones inteligentes”.

El jefe de la estación CIA en Pakistán, Jonathan Banks tuvo que abandonar ese país en diciembre de 2010 por la demanda judicial por crímenes que le presentó el periodista Kareem Khan, acusándolo del asesinato de su hijo y su hermano desde un artefacto sin piloto.

Otros han corrido la “suerte” del joven Sadaullah Wazir, cuya casa fue atacada y destruida; nueve personas murieron. El tenía entonces 15 años y perdió las dos piernas y un ojo.

Lo trágico es que estos vuelos de la muerte son conocidos y aceptados por los gobiernos de estas naciones. En una entrevista del Canal 4 de la TV británica con el abogado Mirza Shahzah, representante legal de 25 familias que perdieron más de 50 personas por este tipo de ataques, declaró: “¿Cómo puede un país autorizar la muerte de su propio pueblo? Los ataques de los “drones”no están autorizados por ningún instrumento de guerra. No existe tal instrumento legal internacional, ni autoridad de Estados Unidos para hacerlo”.

La más reciente secuela de los vuelos no tripulados en Pakistán fue la del pasado 6 de mayo en la región de Waziristán del Norte, donde un avión robot lanzó una andanada de misiles contra un vehículo que circulaba frente a un restaurante y asesinó al menos a 15 personas.

Las noches de Libia andan también ahora controladas por los aviones teledirigidos del Pentágono. No faltarán historias trágicas de su “inteligencia”.



[Fuente: CubaDebate]



Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: