Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

“El Gran Dictador” y neonazismo actual en Europa y Estados Unidos (1)

In Actualidad on 22 agosto, 2011 at 0:01

Manuel Trujillo Artiles
[Pollo de la Barranquera 1º]


El último parlamento de “El Gran Dictador”, el extraordinario filme de Charles Chaplin, parece dicho hoy para los perros de la guerra (OTAN, EE. UU). Contra los genocidios que se comenten en Libia, Irak, Afganistán, Siria, Palestina, Somalia, Sudan, Marruecos y contra todos los trabajadores del mundo. Bien vale la pena levantar un monumento a estas palabras, pronunciadas nada menos que en los inicios de la II Guerra Mundial y contra el fascismo, tendencia que sin duda vuelve a cabalgar en este inicio del siglo XXI. Sobre todo sobre la vieja Europa que está filtrada por todos los lados por los fascistas.

Decía Charles Chaplin:

Lo lamento, pero no quiero ser emperador: ese no es mi negocio: No quiero gobernar ni conquistar a nadie. Me gustaría ayudar a todos si fuera posible: judíos y gentiles, blancos y negros.

Todos deberíamos querer ayudarnos: así son los seres humanos. Queremos vivir con la felicidad del otro, no con su angustia. No queremos odiarnos y despreciarnos. En este mundo hay sitio para todos, y la tierra es rica y puede proveer para todos. El Camino de la vida podría ser libre y hermoso. Pero hemos perdido el camino. La codicia ha envenenado el alma de los hombres y ha construido barricadas de odio en el mundo. Nos ha hecho marchar a paso de ganso hasta la angustia y la sangre derrama. Hemos dominado la velocidad pero estamos encerrados. La maquinaria que da abundancia nos ha dejado en la privación. Nuestra sabiduría nos ha hecho cínicos. Nuestro ingenio, duros y faltos de bondad. Pensamos demasiado, sentimos muy poco. Más que maquinaria necesitamos humanidad. Más que ingenio necesitamos bondad y amabilidad. Sin estas cualidades la vida sería violenta y todo estaría perdido.

La aviación y la radio nos han acercado entre nosotros. La misma naturaleza de estas invenciones clama por la bondad del hombre, grita por la hermandad universal, por la unidad de todos. Incluso ahora, mi voz está llegando a millones de personas en el mundo: millones de hombres, mujeres y criaturas, desesperados, victimas del sistema que provoca que los hombres torturen y aprisiones a gentes inocentes.

A aquellos que puedan escucharme, les digo: no desesperéis. La angustia que os cubre no es sino el paso de la codicia, la amargura de hombres que temen el camino del progreso humano.

El odio de los hombres pasará y los gendarmes morirán, y el poder que arrebataron al pueblo, volverá al pueblo. Y mientras haya hombres que mueren por la libertad, la libertad no perecerá.

Soldados, no os entreguéis a los brutos, a hombres que os desprecian y esclavizan, que regimentan vuestras vidas, os dicen qué debéis hacer, pensar y sentir, os reglamentan, os hambrean, os tratan como ganado, os usan como carne de cañón.

No os entreguéis a estos hombres artificiales: hombres máquinas con mentes mecanizadas y corazones mecanizados. Vosotros no sois máquinas. Vosotros no sois ganados. Sois hombres. Tenéis el amor el amor de la humanidad de vuestros corazones, no odiáis. Sólo quienes no son amados odian; los no amados y los no naturales.

Soldados, no luchéis por la esclavitud, sino por la libertad. En el capítulo 17 del Evangelio de San Lucas está escrito: “El reino de Dios está en el hombre”; no en un hombre, no en un grupo de hombres, sino en todos los hombres. Vosotros, que sois el pueblo, tenéis el poder, el poder de crear máquinas, el poder de crear la felicidad. El pueblo tiene el poder de hacer que esta vida sea libre y bella, y de convertir esta vida en una magnifica aventura.

Entonces, en nombre de la democracia, usemos ese poder. Unámonos. Luchemos por un nuevo mundo, un mundo decente que dará a los hombres una oportunidad de trabajar, que dará a la juventud un futuro y a la ancianidad una seguridad.

Por la promesa de tales cosas los brutos han llegado al poder. Pero han mentido. No cumplen esa promesa; nunca lo harán. Los gendarmes se liberan a sí mismos, pero esclavizan al pueblo.

Ahora, luchemos para cumplir esa promesa. Luchemos para liberar al mundo, para terminar con las barreras nacionales, con la codicia, con el odio y con la intolerancia. Luchemos por un mundo de la razón, un mundo donde la ciencia y el progreso conduzcan a la felicidad de todos los hombres. Soldados, en nombre de la verdadera democracia, unámonos.

Hannah, ¿puedes escucharme? Dondequiera que estés, ¡¡mira hacia arriba; Hannah!! ¡Las nubes se están yendo! ¡El sol aparece! ¡Salimos de la oscuridad hacia la luz! Estamos llegando a un nuevo mundo, a un mundo más amable, donde los hombres superaran su codicia, su odio y su brutalidad. ¡Mira hacia arriba, Hannah! El alma del hombre ha obtenido alas y al fin comienza a volar. Vuela hacia el arcoíris, hacia la luz de la esperanza. ¡Mira hacia arriba, Hannah! ¡Mira hacia arriba!

Este fue el discurso de Chales Chaplin al final de la película “El Gran Dictador” que fue prohibida en todas las pantallas de cines de los Estados Unidos donde se le acusó de ser comunista e incluso en los países fascistas como también en los países neutrales. No era para menos. Por entonces corrían los años 1940.

Quiere decir que todavía no habían lanzado los terroristas, asesino, genocidas de la humanidad, los yanquis, la bomba atómica sobre la población civil de Hiroshima y Nagasaki donde se liquidaron instantáneamente a unos 200.000 criaturas civiles y todavía hoy, y lo que queda, se sigue sufriendo las secuelas de tal crimen de lesa humanidad. Sin contar los daños materiales y ecológicas que sufrimos el resto de la humanidad.


NOTA: Compañeros y Camaradas: Gracias por el interés de mi enfermedad y el deseo de la pronta recuperación. Un millón de gracias. Ya estamos entrando en el camino normal.

No termina aquí… vamos a continuar…

¡¡¡LIBERTAD PARA LOS CINCO HEROES CUBANOS PRESOS EN LAS CARCELES DE LOS ESTADOS UNIDOS POR LUCHAR CONTRA EL TERRORISMO!!!

Saludos Republicanos

La Habana, 19-08-11






Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: