Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Razones de EEUU para vender armas a Taiwan

In Actualidad on 22 septiembre, 2011 at 0:00

Wang Xinjun

En medio de la alharaca para lograr que el Gobierno de Barack Obama autorice una nueva venta de armas a Taiwan, un grupo de funcionarios gubernamentales y congresistas estadounidenses revelaron al diario Washington Times, bajo condición de anonimato, que el presidente Obama ha decidido vender a Taiwan armas por valor de 4.200 millones de dólares, incluidos repuestos destinados a mejorar los aviones caza F-16A/B.

China expresó su firme oposición a la venta de armas estadounidenses a Taiwan, considerando que la transacción perjudicaría los intereses clave de China, e instó a EEUU a aherirse a los principios recogidos en los tres comunicados chino-estadounidenses, especialmente el publicado el 17 de agosto de 1982, y deponer la venta, que constituiría una nueva violación de los mencionados documentos y un grave daño a las relaciones bilaterales.

Por años, EEUU ha vendido armas a Taiwan en repetidas ocasiones, desatendiendo los sentimientos nacionales del pueblo chino y su deseo de reunificar la patria, y poniendo sus intereses hegemonistas por encima de las aspiraciones soberanas de China. En medio de su justa indignación, los chinos deben estar conscientes de que esta acción estadounidense constituye una demostración de la tendencia de su estrategía hacia China.

Primero, EEUU no ha cambiado su tentativa de tomar a Taiwan como punto de apoyo de su estrategia en el Este Asiático y como punto de equilibrio para mantener estable su estrategia hegemonista en dicha zona. Según revela un informe sobre los socios asiáticos de EEUU, hecho por un grupo de expertos de Washington, si Taiwan se reunificara con China, Asia se dividiría en dos, lo que amenazaría el comando de EEUU en Asia y el Pacífico, convertiría el mar de la China Meridional en un mar interior chino y despojaría a Japón de su barrera estratégica.

Segundo, EEUU tampoco ha cambiado su pensamiento de tomar a Taiwan como pieza de ajedrez para implementar su estrategia de contener a China. Hace algún tiempo, políticos estadounidenses propusieron un reajuste del enfoque hacia Taiwan. Sin embargo, la presidenta del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de EEUU, Ileana Ross-Lehtinen, presentó el 6 de septiembre un proyecto sobre acciones políticas de 2011 hacia Taiwan, instando a fortalecer el Acta de Relaciones con la isla, aumentado la ayuda militar y económica con ese destino. Esto demustra que hay políticos estadounidenses que persisten en el pensamiento de tomar a Taiwan como pieza de ajedrez para impulsar la estrategia de contener el desarrollo chino.

Tercero, EEUU tampoco ha cambiado su objeto estratégico de tomar a Taiwan como primer obstáculo para impedir la entrada de la Armada china al Pacífico.

Cuarto, EEUU tampoco ha cambiado su intento de manipular entre bastidores a los elementos de la “independencia de Taiwan” para escindir a China. A EEUU le desconcierta la distención en las relaciones entre ambos lados del estrecho de Taiwan, aunque la celebre de dientes para afuera. De ahí las ocasionales órdenes que dicta al Kuomintang y el PDP de Taiwan. El vicepresidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes Howard Berman dijo que de acuerdo con un informe sobre poderío militar china, publicado recientemente por el Departamento de Defensa de EEUU, existe un notable desequilibrio entre las fuerzas militares de ambos lados del estrecho de Taiwan, que se desarrolla a favor de China. Expresó su vehemente deseo de que EEUU continúe suministrando armas a Taiwan para fortalecer su capacidad defensiva.

Y quinto, EEUU tampoco ha cambiado su intento estratégico aprovechar el problema de Taiwan para sacar beneficios económicos. Si el Gobierno estadounidense aprueba la venta de armas a Taiwan, ayudará a EEUU a impulsar su estrategia hacia el Este Asiático y China, a la vez que consigue que los ingresos derivados de este negocio le permitan mantener la línea de producción de aviones F-16, hoy a punto de cerrarse, por no hablar de la recaudación de impuestos que producirá esta venta. Taiwan se ha convertido en una fuente disponible de dinero para EEUU.

El congresista estadounidense Berman califica de inconcebible que otros países impidan la venta de armas de EEUU a la isla, a pesar de tratarse de un asunto referente a la soberanía de un país. En consecuencia, resulta imperativo una vez más advertir a EEUU de que el problema de Taiwan es un asunto interno de China, vinculado a loas más caros intereses de ésta, que no permitirá que otro país intervenga en el asunto, por muy poderoso y hegemonista que éste sea.



(*) Wang Xinjun es investigador del Instituto de Teoría de Guerra y Estrategia subordinado a la Academia China de Ciencias Militares.

[Fuente: Diario del Pueblo]






Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: