Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

El gobierno español hunde la Seguridad Social: debe 4.644 millones de euros de cuotas de los parados

In Actualidad, Economía, Laboral on 29 septiembre, 2011 at 0:02

El Estado español adeuda a la Seguridad Social 4.644 millones de euros. La deuda está contraída con el Servicio Público de Empleo, cuyas cuentas consolidan en la Seguridad Social, y tiene su origen en las cuotas de desempleo que está obligado a pagar el Estado mientras un trabajador en paro cobre alguna prestación económica a cargo del antiguo Inem. El montante de la deuda representa las dos terceras partes de una nómina mensual de la Seguridad Social.

Esto agrava el deterioro continuado de la tesorería de la Seguridad Social. A a 31 de agosto de 2011, el superávit de caja -la diferencia entre lo que ingresa y paga el sistema- asciende a 887 millones de euros, lo que representa un desplome del 84% respecto del mismo periodo del año anterior. Aún más: mientras que la recaudación no financiera está cayendo a un ritmo anual del 1,96%, los gastos presentan un aumento del 4,82%. En términos presupuestarios, es decir incorporando no sólo los flujos de caja sino también los derechos y obligaciones exigibles, el superávit es de 2.509 millones, pero hay que tener en cuenta que en esta contabilidad se incluyen partidas que nunca se cobrarán.

De hecho, y según los datos publicados el pasado martes, los derechos reconocidos por cotizaciones sociales ascienden hasta agosto a 69.711 millones de euros, pero la recaudación efectiva baja hasta los 68.401 millones. Y sin caja, la Seguridad Social no puede pagar las pensiones.

La tesorería se ha visto aliviada, al menos, por las aportaciones del Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) y de las Mutuas, que aparecen como acreedores de la Seguridad Social. En algo más de 425 millones en el primer caso y en 756 millones en el segundo.

No pagando a la Seguridad Social, el Estado se financia a tipo cero, ya que el sistema público de protección social no cobra intereses; pero esto deteriora al mismo tiempo la tesorería del sistema, que coloca los excedentes (al menos hasta hace tres años) en el Fondo de Reserva. Y este año el Gobierno prevé que la rentabilidad del fondo ascienda a 3.107 millones de euros, que servirán, como el año pasado, para cubrir el desequilibrio entre lo que ingresa el sistema por cotizaciones sociales y lo que paga en pensiones.

Evidentemente, las cuentas de la Seguridad Social están afectadas por el paro, y hay que tener en cuenta que la recaudación por cotizaciones sociales asciende a 69.711 millones de euros, lo que representa una disminución del 1,12% respecto del mismo periodo del año anterior. Buena parte del descenso tiene que ver con el agotamiento de las prestaciones por desempleo para un creciente número de trabajadores. La cotización de desempleados desciende un 7,7%, mientras que la cotización de ocupados registra una bajada del 0,35%, fruto del descenso de los salarios.






Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: