Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Las cosas de ser canarios: Yahel

In Actualidad, Cultura, Opinión on 13 octubre, 2011 at 0:01

Manuel Trujillo Artiles
[Pollo de la Barranquera 1º]


Leyendo un artículo de Juan García Luján del periódico digital Canarias Ahora de fecha 04-10-11 titulado “Los canarios no sabéis hablar”, luego el periódico digital Independencia y Socialismo de fecha 07-10-11, me viene un recuerdo que me parece a mí, claro, interesante por la forma de cómo se nos trata allende de los mares (la España monárquica-fascista), aunque  lo que tratamos sucedió durante el fascismo que tanto monta, monta tanto. Es decir,  en “cristiano criollo  canarion”, es igual al día de hoy, salvo el cambio de chaqueta de los que nos gobernaban antes y nos gobiernan hoy. Que son los mismos pero traicionando a Franco. Ellos no creían en la democracia y hoy la prostituyen robando al pueblo llenándose el bolsillo de las arcas del Estado.

El caso es el siguiente:

Por el año 1961 asistí al campeonato nacional de boxeo representando a nuestra provincia de Las Palmas en la categoría de los pesos máximos. Su celebración en Málaga. A la entrada del estadio de futbol “La Rosaleda” hay, o había, una estación eléctrica (torreón) custodiado por  unos vecinos. Estos tenían una hija jorobadita. Con esta hice buena amistad y todas las tardes cuando terminaba los entrenamientos me sentaba hablar con ellos.

Estábamos albergados (la selección de boxeo) por el mismo lugar. A ella como a sus padres le gustaba la forma de hablar los canarios. Nos decía que nos parecíamos a los mexicanos. Es más, se reían por nuestra fonética. Muchas eran las palabras que se nos hacia repetir. Por ejemplo “guaguas”, “mi niño”, “mi niña”, “chacho”, “chacha”, “oíste cristiano” “vete p´al carajo”, “Etá bobo muchacho” etc., etc. Es más nos confundía con sudamericanos (para los fascistas sudaca), para mi particularmente era un honor.

Nos preguntaban cómo eran Las Islas Canarias, como éramos las gentas de por aquí, casi nos preguntaba  si todavía teníamos tapa rabo. Ella, la “jorobadita” era muy simpática y muy cariñosa. No así su padre. Este un día a una pregunta sobre un gran ventilador que había, no recuerdo porque estaba allí, me contestó de la siguiente manera:

.-Ese ventilador es para traer los rayos solares y convertirlos en corriente y luego lo almacenamos en grandes depósitos de donde se extrae para servirle al pueblo.

Téngase en cuenta que estamos hablando de los años 60. Él se queda mirando para los demás como queriendo decir “de dónde viene este, todavía los perros se amarran con longaniza”.

Ni corto ni perezoso le contesto:

– Nosotros en Canarias tenemos una maquina que usted mete un tronco de árbol por un lado y por el otro le sale una puerta, una ventana o bastidor. Si no ha quedado contento con la puerta, la ventana o el bastidor vuelve a meter la puerta, etc., y le sale el tronco del árbol enterito.

Se me queda mirando como quien dice: este se cree que soy bobo.

Ante su silencio redundo en otro caso:

-Tenemos también otra máquina que usted mete un cochino (cerdo en español) por un lado y según usted quiera le puede salir: chorizos, jamón, una pata asada (cocida en español) o cualquier cosa y si usted no está de acuerdo con lo que ha salido vuelve a meter todo y por el otro lado le sale el cochino (cerdo en España) enterito y caminando.

El hombre no salía de su asombro. Le digo:

– Si usted rectifica no le quepa la menor duda que su servidor hará lo mismo.

Su risa lo dice todo. Nos saludamos y le comento:

– Nosotros aún siendo una colonia nos hemos esforzado en superarnos a pesar del peso de la metrópoli.

Además de los lacayos al servicio del imperio llamados “nacionalistas” de poca monta para continuar engañando al pueblo canario -ahí los tienen rindiendo pleitesía a esa monarquía venida del fascismo- nos sentimos muy orgullosos de que nos confundan con todo el continente americano, Río Bravo abajo, hasta la Patagonia. Y nos duele y nos ofende cuando se nos dice que somos españoles. No nos interprete mal. No somos racistas. Racista son los que nos quieren confundir y nos prohíbe saber nuestra historia y por ende nuestro pasado aborigen. Nos guste o no, es nuestra historia. Y la mía, más que gustarme, me enloquece.

Cuando le decíamos que nosotros pertenecemos al Continente africano casi le era un insulto para ellos ¿¡¡¡africanos!!!!? Le contestaba yo: ¡¡¡Sí, africanos por nacimiento pero con mucha honra!!! Pero  españoles y europeos por obligación.

Cuando los españoles nos conquistaron y mataron a nuestros aborígenes cuando también los esclavizaron y los utilizaban como trofeos o como diversión tipo clon. No es de extrañar que hoy en día se nos continúe equiparando como tales. Ya se han en encargado todos los que han venido de afuera, y los de dentro, de que nuestra cultura no exista ni en los colegios. Se nos enseñan donde nace el río de Guadalquivir pero no se nos dice la matanza de los  españoles contra nuestros antepasados.

¡¡¡LIBERTAD PARA LOS CINCO HEROES CUBANOS PRESOS EN LAS CÁRCELES DE LOS ESTADOS UNIDOS POR LUCHAR CONTRA EL TERRORISMO!!!

Saludos Republicanos

La Habana, 08-10-11






Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: