Partido Revolucionario de los Comunistas de Canarias

Manifiesto equívoco y clarificador

In Actualidad, Opinión on 24 octubre, 2011 at 0:00

Francisco Frutos


Un grupo de intelectuales, empotrados en la izquierda, acaba de publicar un manifiesto en defensa de las movilizaciones del 15 O. Las informaciones destacan a Noam Chomsky, a Naomí Klein y a Eduardo Galeano como firmantes. El manifiesto es curioso, exige un cambio en las instituciones internacionales: FMI, OMC, el comercio internacional, los bancos multinacionales, el F8/G20, y el Consejo de Seguridad de la ONU que son, según el manifiesto, el “Mubarak Global“, “nuestro Assad mundial“, “nuestro Gadaffi internacional“.

Qué delicados son los intelectuales refinados con su retórica banal de avecrem revolucionario, es decir, de revolución pulida y de salón. Se les ocurren nombres insignificantes en el funcionamiento de las instituciones que dicen denunciar y “combatir” y, sin embargo, no nombran a los verdaderos responsables de éstas, a los culpables principales del desastre económico y social y de las guerras que producen para mantener su industria bélica, su dominio y rapiña sobre los pueblos.

No nombran a Bush, Obama, Sarkozi, Cameron, Ban Ki-moon, los títeres tipo Aznar o Zapatero, y, como grandes impulsores, a los que detrás de esa cueva de Ali Baba llamada mercados saquean el mundo. No nombran a Netanyahu, ni los crímenes, ni la ocupación, ni el robo de tierras, ni la destrucción de humildes viviendas palestinas para asentamientos. No nombran a la OTAN, ni a su Secretario General Rasmussen, nombran a Gadafi, cuyo pueblo está siendo masacrado por la OTAN y mercenarios, a Assad, Presidente de un país en el que han infiltrado armas, dinero y mercenarios para que los problemas existentes se conviertan en guerra civil y pueda avanzar el control del imperialismo occidental-sionista sobre toda la zona.

Utilizan, en definitiva, el mismo lenguaje que la OTAN y que el imperialismo que dicen combatir, al referirse a Gadaffi o a Assad. No hay que ser pro Gadaffi, ni pro Assad para informar verazmente de la realidad, de los bombardeos, de las infiltraciones armadas para cambiar la realidad, del apoyo a, y de, grupos integristas, cómplices del terrorismo, de la negativa de la OTAN, ONU y comparsas, a una intervención política para avanzar en la solución pacífica de los problemas, tal como plantearon Venezuela, Brasil, La Unión Africana y otros para Libia, válido para cualquier situación cuando se busca el acuerdo, se respeta la soberanía de un país y se actúa como miembro bien nacido de una sociedad.

Los tres intelectuales citados defienden las movilizaciones del 15 M sin citar cosas elementales como la OTAN, cuando se acaba de aprobar un acuerdo para la instalación de aquel escudo antimisiles, que puso en marcha el No-Nobel de la Paz, George Bush, y ha firmado el Sí-Nobel de la Paz, Barak Obama. Algo que nos afecta directamente en España y que ha vuelto a poner de relieve la dependencia lacayuna de PSOE-PP-CiU…..al imperio. Ante esta actitud de la “intelectualidad revolucionaria”, ¿ les extraña que el 15 M no hable de guerra, de Libia, de paz, de imperialismo, de capitalismo, de OTAN? Y no sólo para denunciar la guerra y a los responsables principales de ella, por el sufrimiento que causa, sino también porque ésta destruye la riqueza y derrocha el dinero que debe dedicarse a producir bienes y servicios útiles y no a la industria del armamento.

Qué lástima, que los teóricos defensores del cambio social actúen desde el interior del movimiento de protesta con parecida información y métodos que el sistema. ¿No será que, a pesar de la retórica, forman parte del sistema como una especie de conciencia del mismo? Yo no sé otras personas, pero yo no necesito esa conciencia.


[http://franciscofrutos.blogspot.com/]






Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: